La Confederación de Organizaciones Empresariales. 
 Contra el "Pacto de la Moncloa"  :   
 No se puede apoyar un programa que no recoge ninguna de nuestras propuestas concretas; Es incongruente, pues dice que asume un sistema de economía de mercado y no permite la libertad de contratación y despido. 
 Pueblo.    13/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

La Confederación de Organizaciones Empresariales

CONTRA EL "PACTO DE LA MONCLOA"

No se puede apoyar un programa que no recoge ninguna de nuestra* propuestas concretas

Es incongruente, pues dice que asume un sistema de economía de mercado y no permite la libertad de

contratación y despido

El programa económico del pacto de la Moncloa» no puede contar con el apoyo de los empresarios

españo 1 e s, pues se ha elaborado sin su participación y no recoge ninguno de sus planteamientos y

propuestas concretas. En estos términos se expresa un comunicado de la Confederación Española de

Organizaciones Empresariales, la mayor «patronal» del país, cuya Junta directiva se reunió ayer con

carácter de urgencia para estudiar el contenido del llamado «pacto de la Moncloa>.

Tras la reunión, la CEOE ha emitido un comunicado con los siguientes puntos:

• "Declarar públicamente que las organizaciones empresariales no han participado en la

elaboración del mencionado programa. En este sentido la CEOE recuerda una vez más que el

epresariado español, como fuerza social independiente, no se siente representada por ningún partido

político concreto.

• Señalar la incongruencia que representa hablar >i,e que se asume el sistema de economía de

mercado cuando no fe recogen en el programa los aspectos más fundamentales de éste, como,

por ejemplo, la libertad de contratación y despido, libertad sin la que no podrán crearse los nuevos

puestos de trabajo necesarios, remediarse el creciente nivel de paro ni superarse la posición, actual del

desánimo total de las inversiones.

• Extrañarse de que en un documento de contenido económico de esta importancia no se

haga ninguna referencia al deterioro del nivel de productividad, sin cuya recuperación —o través de

las medidas adecuadas— no podrá salirse de la gravísima situación de crisis económica que el

nropio documento reconoce.

• Manífestar que, siendo consciente de la necesidad de una reforma fiscal en profundidad,

consideramos Que ésta,, para ser eficaz, debe hacerse en paralelo con la reforma del régimen de

financiación de la Seguridad Social y sobre unas bases suficientemente realistas, tanto en

cuanto al niazo de su implantacion como a su desarrollo, sin dejarse llevar de planteamientos

demagógicos, sino tendiendo a permitir la competitividad de las empresas y el logro tie una mayor justicia

social.

• Anunciar a todo el país que un programa elaborado sin la participación del empresariado y que no

recoge ninguno de los planteamientos y propuestas concretos hechos en su nombre por la CEOE

reiteradas vepes al Gobierno, como acciones imprescindibles para salir de la situación en que nos

encontramos, no puede contar con el apoyo del mismo.

• Plantear, una vez mas, que la CEOE está dispuesta, y exige participar, junto a las restantes fuerzas

sociales y políticas del país, en la elaboración de un programa de emergencia que proporcione la

esperanza de superación de la crisis que está pidiendo insistentemente todo el pueblo español,*

APOYO A LA REFORMA FISCAL

El 72 por 100 de los empresarios y economistas españoles consideran positiva la reforma fiscal,

mientras que sólo el 14 por 100 la considera perjudicial y el 12 estima que es indiferente. Estos son los

resultados de una encuesta realizada el pasado mes de septiembre en distintas capitales españolas por el

Centro de Estudios y de Comunicación Económica.

Sobre los distintos temas económicos, la mayoría piensa que e) control de precios es una medida positiva

(46 por 100), igual que el control de salarios (52 por 100); sobre la expansión del gasío público la

mayoría (41 por 100) lo estima perjudicial, lo mismo que sucede con la restricción de créditos, medida

considerada la más perjudicial de todas (un 74 por 100 están en contra). La liberalización de los tipos de

interés es considerada oosltlva por un 68 ñor 100 de los encuestadós.

Aunque la mayoría estima que es positivo el control de salarios, el 73 por 100 se inclina por la

negociación directa patronales-centrales. sin la intervención tíeí Gobierno. El 74 por 100 de los

encuestados manifiesta que la política, de salarios fio es un instrumento adecuado para conseguir una

mejora en la distribución de la renta, y un 75 por 100 opina que la forma de combatir el paro es

restablecer la tasa de beneficios de la economía

 

< Volver