Tras la segunda "Cumbre de la Moncloa". 
 Parece que habrá también pacto sobre programa político     
 
 Informaciones.    14/10/1977.  Página: 3-4. Páginas: 2. Párrafos: 20. 

TRAS LA SEGUNDA CUMBRE DE LA MONCLOA PARECE QUE HABRÁ TAMBIÉN PACTO

SOBRE PROGRAMA POLÍTICO

• LA DEFENSA DE LA DEMOCRACIA FRENTE AL TERRORISMO, TEMA PRIORITARIO Y

CONFLICTIVO

• ALIANZA POPULAR, RETICENTE

• EL MARTES, NUEVA SESIÓN DE TRABAJO

• UNA COMISIÓN Y SIETE SUBCOMISIONES COC4CRETARAN LAS MEDIDAS

ECONÓMICAS

MADRID, 14 (INFORMACIONES).

CERCA de las dos y media de la tarde concluyó ayer la reunión mantenida por los representantes de

partidos políticos con representación parlamentaria y miembros del Gobierno, con el fin de estudiar

diversas cuestiones de índole ´política. Según las declaraciones de los asistentes a la misma, existe, tras

estos primeros contactos, un clima de «moderado optimismo», ya que, según se acordó, las

conversaciones proseguirán el próximo martes.

Sobre la una y media de la tarde finalizó la reunión que, paralelamente, se celebró en la Moncloa, y en la

que representantes de los partidos y del Gobierno continuaron el estudio del «Programa de Saneamiento y

Reforma Económica», que ya fue discutido en sus criterios básicos durante el pasado fin de semana.

A la primera de las reuniones asistieron, por parte del Gobierno, el presidente, don Adolfo Suárez; el

vicepresidente tercero para Asuntos Políticos, señor Abril Martorell; el ministro de Justicia, don

Landelino Lavilla, y el del Interior, señor Martín Villa; mientras que, en representación de los grupos

parlamentarlos acudieron, entre otros, los señores Pérez Llorca y Calvo Sotelo (U. C.D.), Felipe González

(P.S.O.E.), Reyentes y Triniger (Socialistas de Cataluña), Carrillo y Solé Tura (P.C.E.), Tierno Galván

(grupo mixto), Praga (A.P.) y Roca y Verde Aldea (minoría vasco-catalana).

Si bien el acuerdo sustancial, después de este primer contacto netamente político, ha sido la continuación

en el estudio de los temas, parece que, en principio, el aspecto que ha suscitado diferencias más

apreciables ha sido el referente a las precauciones y cautelas respecto a las medidas excepcionales que

debería contener una ley de defensa de la democracia contra el terrorismo, que será, posiblemente, la

primera de las cuestiones que se abordarán el próximo martes, aunque, por otra parte, será el Gobierno

mismo quien elabore el orden del día concreto para la citada reunión.

También han existido algunas discrepancias en otros temas, como el referente a la reforma del Código

Penal y a la mayoría de edad, aunque, según las declaraciones de los asistentes, la reunión misma debe ser

considerada como una primera toma de contacto y, en realidad, será a partir del martes y, quizá, en

futuros contactos donde queden realmente definidas las distintas posturas.

En principio, parece que serán cuatro o cinco los aspectos concretos que serán abordados el próximo día

18, entre los que, además de la ley de defensa de la democracia, podrían estar incluidos el de

orden público, control parlamentario de Radiotelevisión, de los medios de Comunicación Social del

Estado y una ley de Policía.

FRAGA: RESTRICCIÓN DE TEMAS

El primero en abandonar el palacio de la Moncloa fue el secretario general de Alianza Popular (A. P.),

don Manuel Fraga Iribarne, quien señaló que la reunión había sido «distinta a la del pasado fin de

semana». Asimismo, el señor Fraga manifestó que «si bien era fácil ponerse de acuerdo sobre la solución

a temas económicos, no lo era asi en cuestiones políticas». «Cada grupo ha acudido con grandes listas de

temas —dijo—, lo que ha dificultado el ponerse de acuerdo sobre alguno de los mismos.»

Por otro lado, el representante de A. P. anunció que sólo aceptaría el diálogo sobre algunos temas, como

serían los de la ley contra el terrorismo o la regulación del régimen de los medios de Comunicación

Social en manos del Estado. El número uno de A.P. señaló asimismo que él, en nombre de su partido,

había ratificado el criterio de que una democracia fuerte es la única susceptible de ser consolidada, «lo

que supone, por tanto —añadió—, que no es el momento de desarmar aún más el Estado cuando hace

falta reforzarlo en este momento».

CARRILLO: «BASTANTE CONSENSO»

Por su parte, el secretario general del Partido Comunista de España (P. C.E.), don Santiago Carrillo,

manifestó a los informadores que habían existido diferencias sobre todo en lo que se refiere a las

precauciones a tomar en relación c"n posibles medidas excepcionales, pero que la reunión tan sólo se

había tratado de «un primer repaso», añadiendo a continuación que, excepto en el tema señalado y

algunos otros, «ha habido bastante consenso». En este sentido, dijo que los reunidos habían estado de

acuerdo en la necesidad de defender la democracia, «aunque —agregó— las diferencias van a plantearse

cuando venga el "cómo"». Finalmente, el líder comunista declaró que aún no se habían designado los

expertos del partido que continuarán estudiando los temas políticos.

TIERNO GALVAN: LA ANTICORRUPCION, TEMA A TRATAR

El profesor Tierno Galván. presidente del Partido Socialista Popular (P.S.P.), minutos después de

concluida la reunión, manifestó que «se habían estado peinando los conceptos con mucho cuidado para

que no hubiese ninguna fórmula represiva que pudiera salir de un control judicial estricto.» «Es decir —

dijo—, que los procedimientos democráticos se llevasen con mucho rigor.»

Más adelante, tras manifestarse partidario de que el tema de la defensa de la democracia esté incluido en

la ´ ley "de Orden Público, señaló que el tema de la anticorrupción «se pasó por encima, y en su día habrá

que tratarlo, pero el planteamiento es bueno —agregó»—, ya que se entiende la anticorrupción como una

depuración real de la convivencia nacional pública, sobre todo en las formas administrativas».

Al referirse a las reuniones, el presidente del P.S.P. manifestó que «están haciendo que el poder ejecutivo

vaya más seguro y se eviten los monopolios en el ejecutivo en circunstancias en que hace falta la opinión

de todos», y concluyó señalando que, además, estas reuniones suponen evitar conflictos en el Parlamento.

ROCA JUNYENT: DISCREPANCIA CON FRAGA

Don Miguel Roca Junyent, que acudió a la Moncloa en representación de la minoría vasco-catalana,

señaló su discrepancia con los juicios expresados por don Manuel Fraga, que, según dijo, «solamente ha

expresado un criterio suyo», manifestando a continuación que, en su opinión, «la reunión ha ido bien y ha

habido consenso sobre los temas prioritarios». En este sentido, añadió que el mencionado «acuerdo» se

había centrado en la institucionalización legal de las libertades públicas, una nueva ley de orden público

que incorpore aspectos de defensa de la democracia frente al terrorismo, modificación del Código Penal y

control de los medios de comunicación social en poder del Estado. Por último, el señor Roca subrayó su

acuerdo con una frase expresada a lo largo de la reunión sobre la conveniencia de «desdramatizar el

debate parlamentario en algunos puntos».

FELIPE GONZÁLEZ: (.RESTABLECER LA CONFIANZA EN EL PAÍS»

Por su parte, don Felipe González, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (P.S.O.E.),

manifestó en principio a los informadores su honda preocupación con respecto al tema de los medios de

comunicación, «por lo que puede suponer —dijo— o bien una tentación de privatizacion, que perjudicaría

a quien no fuera capaz de comprar, o bien una desaparición pura y simple, con lo que podría suponer de

perjuicio para la cantidad de personas que prestan servicio dentro de estos medios». Seguidamente, el

líder socialista apunto como urgentes y fundamentales un número de seis temas para la próxima reunión

del martes.

Con respecto a las negociaciones, el señor González dijo: «Yo no soy pesimista, lo que ocurre es que

también se puede tener la tentación de sustituir el mecanismo parlamentario por una especie de

democracia de consensúa.»

Por último, tras señalar que la situación actual es atipica y anormal y justificar por ello los comportara

lentos anormales, «la democracia no está establecida y entonces —dijo— el juego democrático normal o

habitual de cualquier país es muy difícil de establecer». El secretario general del P.S.O.E. declaró que «se

va a llegar a acuerdos en muchas cosas» y que le había expresado al presidente que «tenía que convocar

urgentemente a los empresarios y a las centrales sindicales».

LEOPOLDO CALVO mSOTELO: EN BUSCA DE LA CREDIBILIDAD

El representante del grupo parlamentario de U.C.D don Leopoldo Calvo Sotelo, momentos después de

concluir la reunión, manifestó que consideraba que el país «está pidiendo claramente acciones enérgicas,

rápidas y eficaces 5n materia económica y r!e orden público fundamentalmente». En este sentido, e1

señor Calvo Sotelo dijo que, por tanto, en esos aspectos es donde debían adoptarse soluciones concretas.

«Si para ellas hay consenso de todos os grupos —añadió"- indudablemente habremos dado un ´aso

grande en eso que se lama credibilidad.» Por otro lado, el represenante parlamentario de la U.C.D.

señaló que pensaba ue el próximo martes se tratarán tres o cuatro temas de carácter urgente y prioritario,

para, posteriormente, proceder a un trabajo concreto sobre ellos, como el que se realizara a partir del

lunes en las comisiones que se han creado en torno al tratamieny del tema económico.

A REUNIÓN ECONÓMICA

Los representantes economícos de los grupos parlamentarios y del Gobierno acordaron, en la reunión

paralela, instituir una comisión general y siete subcomisiones para estudiar con detalle los ternas

económicos propuestos el pasado fin de semana. Estas subcomisiones, que estarán compuestas, como

máximo, por dos representantes de cada grupo parlamentario, se reunirán el próximo lunes para comenzar

sus trabajos, mientras que la general lo hará el martes.

A la reunión de ayer asistieron, por parte del Gobierno, el vicepresidente segundo y ministro de

Economía, señor Fuentes Quintana, asi como los ministros de Hacienda, señor Fernández Ordóñez, y de

Industria y Energía, señor Oliart. Por los partidos políticos con representación parlamentaria estuvieron

presentes los señores López Rodó y Antonio del Valle (A.P.); Joaquín Leguina (P.S.O.E.), Ernesto Lluc

(Socialistas de Cataluña), Fernando Moran y Sánchez Ayuso (grupo mixto), Sánchez Terán (U.C.D.),

Solé Tura y Tamames (P.C.E.), y Trias Fargas, Ajuriaguerra y Jordi Pujol (minoría vasco-catalana).

Los trabajos que llevarán a cabo las subcomisiones creadas, así como la comisión general, tienen como

fin establecer unas medidas concretas de cara al plazo de diez días, máximo acordado, tras los contactos

que tuvieron lugar el pasado fin de semana.

Las subcomisiones son: las >3e Política Monetaria, Exterior y Presupuestaria; Salarios y Precios,

Reforma Fiscal, Sistema Financiero.y Control del gasto público, de Seguridad Social, Suelo y Vivienda;

de Agricultura, Pesca y Comercialización; Energía, industria y Empresa Pública.

Al término de la sesión, que estuvo enteramente dedicada a la creación de las subcomisiones y comisión

general, el señor Tamames manifestó que era lógico que los empresarios y las centrales sindicales

expusieran su opinión sobre el temario, pero que constituía una obligación de las fuerzas políticas el

presentar un programa de lo que iba a ser la situación económica en los próximos meses, debido a la

critica situación por la que atraviesa el país. A continuación, el representante del Partido Comunista

Español agregó que la posición del Gobierno ha variado mucho con relación al pasado julio y a la

congelación salarial, ´puesto que ahora se fijan los topes de incremento salarial del 22 por 100, mientras

que antes el porcentaje era inferior.

 

< Volver