La carta de Suárez     
 
 Pueblo.    06/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LA CARTA DE SUAREZ

El texto de la carta remitida por el presidente Suárez a los portavoces de los grupos parlamentarios dice

textualmente lo siguiente:

«Estimado amigo:

La especial delicadeza del momento que atraviesa nuestro país aconseja, a mi juicio, una mejor

comunicación entre los partidos políticos con representación parlamentaria, a efectos de realizar la

consideración de un posible acuerdo, que, sj, bien de características parciales y con horizonte parcial

limitado, pudiera resolver una serie de aspectos básicos por parte de todas las fuerzas políticas, que se nos

permita avanzar en el proceso de consolidación de la democracia.

La coexistencia de problemas políticos, económicos, sociales, estructurales y de comportamiento y

hábitos humanos hace aconsejable intentar lograr este acuerdo, de modo que, aunando los esfuerzos de

aquellos partidos que lo consideren oportuno, permitan superar la actual situación.

Creo sinceramente en la posibilidad que existe de ofrecer una respuesta política responsable y solidaria a

las graves dificultades que hoy deben afrontarse, sin que los partidos políticos pierdan por ello su

personalidad e identidad, aunque respeten lealmente el acuerdo, que, ajustado con realismo a la capacidad

objetiva de solución de los problemas, eventualmente pudiera suscribirse.

Este acuerdo podría comprender un plan de excepción, de saneamiento y reforma económica; la

adecuación a ¡a realidad sociopolítica de nuestro país de una serie de disposiciones legales modificadoras

de determinados aspectos (Código Penal, orden público, medios de comunicación social del Estado, etc.),

claramente incompatibles con el camino democrático emprendido, y que permitan unas mínimas reglas de

comportamiento, para que los distintos poderes del Estado ejerzan sus funciones en plenitud.

Con esta finalidad, le agradecería asistiese con los colaboradores que juzgue oportunos a una reunión de

trabajo en la sede de la Presidencia del Gobierno, durante los días 8 y 9 del corriente mes de octubre, que

comenzaría a las once horas del día 8.

Al hacer esta convocatoria, me parece interpretar el sentimiento manifestado en diferentes ocasiones por

todos los líderes políticos, en el sentido de dar un impulso decisivo a la normalidad democrática. Un

acuerdo del tipo que se propugna podría contribuir a la solución de los más graves problemas planteados

por la realidad de la España actual, y crearía, indudablemente, un clima, por otra parte indispensable, de

cooperación, responsabilidad y seguridad, que aumentaría el prestigio y la eficacia de nuestras

instituciones democráticas y el entendimiento entre los partídos políticos presentes en el Parlamento.

Con todo respecto, reciba un cordial saludo de su buen amigo y compañero en el Parlamento, Adolfo

Suárez.*

 

< Volver