El documento económico de la Moncloa. 
 Un programa urgente de equilibrio y otro de reformas profundas     
 
 Informaciones.    22/10/1977.  Página: 15-18. Páginas: 4. Párrafos: 159. 

INFORMACIONES

22 de octubre de 1977

EL DOCUMENTO ECONÓMICO DE LA MONCLOA

UN PROGRAMA URGENTE DE EQUILIBRIO Y OTRO DE REFORMAS PROFUNDAS

POLÍTICA FISCAL

• EL IMPUESTO SOBRE LA RENTA TENDRÁ CARÁCTER GLOBAL, PERSONAL Y

PROGRESIVO, SUSTITUYENDO A LOS ACTUALES IMPUESTOS.

• LA REFORMA DEL IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES EVITARA LAS EXENCIONES Y

TRATAMIENTOS DE PRIVILEGIO.

• LA IMPOSICIÓN INDIRECTA GRAVARA EL CONSUMO Y LA TRANSMISIÓN DE

BIENES, Y SE CREARA OTRO IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO.

POLÍTICA ECONÓMICA

• REVISIÓN DE GASTOS ESTATALES NO JUSTIFICADOS.

0 EL DÉFICIT TOTAL DEL ESTADO NO PODRA SUPERAR LOS 73.000 MILLONES

DE PESETAS EN 1978.

• LAS CUOTAS DE LA SEGURIDAD SOCIAL NO PODRAN AUMENTAR MAS DEL 18

POR 100

EN 1978. LA FINANCIACIÓN DE1, ESTADO ALCANZARA EL 8,2 POR 100.

• SE ESTABLECERÁN MECANISMOS PARA LA ADECUADA DISTRIBUCIÓN DEL

CRÉDITO BANCARIO EN LAS EMPRESAS GRANDES Y MEDIANAS.

PRECIOS Y SALARIOS

• PODRA HABER REDUCCIONES DE PLANTILLAS HASTA EL 5 POB 100 PARA LAS

EMPRESAS CON MAYOR AUMENTO SALARIAL, SE-GUN LAS DEMANDAS

SINDICALES.

A LOS INCREMENTOS SALARIALES DEBERÁN SER EN UN 50 POR 100 LINEALES.

• SE AYUDARA A LOS EMPRESARIOS QUE CREEN NUEVOS PUESTOS DE TRABAJO PARA

PERSONAS QUE ACCEDEN A SU PRIMER EMPLEO.

SEGURIDAD SOCIAL

0 SE PRESENTARA M, CONGRESO UN PROYECTO DE LEY PARA REESTRUCTURAR LAS AC-

TUALES ENTIDADES GESTORAS DE LA SEGURIDAD SOCIAL.

• EL CONTROL Y VIGILANCIA DE LAS ENTIDADES GESTORAS DE LA SEGURIDAD

SOCIAL SE EFECTUARA DESDE EL ÁMBITO LOCAL AL ESTATAL POR ÓRGANOS EN LOS

QUI! FIGURARAN REPRESENTANTES DE LOS TRABAJADORES, EMPRESARIOS Y LA

ADMINSTRACION.

• LA COTIZACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL SE HARÁ SEGÚN LOS NIVELES DE RENTA Y

SALARIO REAL DEL COTIZANTE.

• SE DEVISARA LA PARTICIPACIÓN DE LOS BENEFICIARIOS EN EL COSTE DE LAS!

PRESTACIONES FARMACÉUTICAS PARA RJEDUCIR JSL CONSUMO INNECESARIO.

EL DOCUMENTO ECONÓMICO DE LA MONCLOA

SUELO Y URBANISMO

• SE INSTRUMENTARAN MEDIDAS PARA PONER EN USO EL SUELO

URBANIZADO O URBANIZABLE.

• AÍ4TES DEL 31 BE MARZO DE 1978 SE HARÁ UN REGLAMENTO DE EXPROPIACIONES

Y SE SENTABAN LAS BASES PARA LA POLÍTICA DEL SUELO.

• INMEDIATAMENTE SE PONDRÁ EN MARCHA EL IMPUESTO SOBRE SOLARES

PARA PENALIZAR LA RETENCIÓN ESPECULATIVA.

• ADOPCIÓN DE MEDIDAS PARA UTILIZAR LAS VIVIENDAS DESOCUPADAS

MADRID, 22 (INFORMACIONES).

EL programa económico aprobado ayer por el Gobierno y los representantes de los partidos políticos se

sintetiza en dos grupos de acciones, según se manifiesta en el preámbulo del mismo: las dirigidas a

equilibrar la economía con actuaciones a corto plazo y las encaminadas a la realización de importantes

reformas que encaucen la economía y la sociedad española hacia un futuro de libertad y progreso.

El documento ocupa 40 folios y está dividido en nueve apartados, que a su vez abarcan una serie de

actuaciones en cada uno de ellos. Estos apartados se refieren a la política de saneamiento económico, la

reforma fiscal, el perfeccionamiento del control del gasto público, la política educativa, la política de

urbanismo, suelo y vivienda, la reforma de la Seguridad Social, la reforma del sistema financiero, la

política agraria, pesquera y de comercialización y la política energética y estatuto de la empresa pública.

El texto íntegro del documento es el siguiente:

La economía española atraviesa en estos momentos por una grave situación, caracterizada por tres

desequilibrios fundamentales:

1 Una persistente y aguda tasa de inflación.

2 Un desarrollo insatisfactorio de la producción, con una caída importante de las inversiones, lo que ha

generado unas cifras de paro elevadas, con repartos geográficos, por edades, por sexos y por ramas de

actividad muy desiguales y ha agudizado los problemas que la misma plantea.

3 Un fuerte desequilibrio en los intercambios con el extranjero.

Estos desequilibrios de la economía española se producen en un contexto económico internacional en el

que todavía no han aparecido signas

Los representantes del Gobierno y de los diversos partidos políticos con representación parlamentaria

manifiestan su unánime preocupación ante esta situación y su deseo de afrontar y resolver

constructivamente esos problemas, en un clima ide cooperación responsable que contribuya a la

consolidación de la democracia. Para ello, convienen en la necesidad de llevar a cabo dos grupos de

acciones: las dirigidas a equilibrar la economía con actuaciones a corto plazo, y las encaminadas a la

realización de importantes reformas que encaucen la economía y la sociedad española hacia, un futuro de

libertad y progreso. Estas medidas y acciones se concretan en los siguientes ámbitos y contenidos:

I. POLÍTICA DE SANEAMIENTO ECONÓMICO

Las medidas de saneamiento económico se articulan en el ámbito de la política presupuestaria, en el de la

política monetaria, en el de la política de precios y rentas y, finalmente, en el de la política de empleo. En

cada uno de estos campos, la actuación del Gobierno responderá a los siguientes principios y directrices:

A) PRESUPUESTOS DEL ESTADO Y DE LA SEGURIDAD SOCIAL

La política presupuestaria del Estado y de la Seguridad Social´ durante el período de vigencia del

programa económico obedecerá a las siguientes directrices fundamentales:

1 Limitación y ejemplaridad de los gastos consuntivos del Estado y de lo Seguridad Social. Durante 1978

tales gastos consuntivos no podrán crecer en más de un 21,4 por 100, tasa de crecimiento previsto del

producto interior bruto en términos monetarios. Por otra parte, se revisarán todos aquellos gastos estatales

cuya existencia no se justifique de modo estricto en línea con el esfuerzo general que se solicita de la

comunidad,

2 Durante 1978 se orientarán preferentemente los gastos públicos hacia el mantenimiento de la ocupación.

A este respecto se incrementaran los gastos estatales de inversión en un 30 por 100. Además, el Estado

contribuiré con 60.000 millones de pesetas al Seguro de Desempleo y transferirá otaros 40.000 millones

& la Seguridad Social para compensar la reducción que se proyecta de sus cuotas.

3 La emisión de Deuda Pública durante 1978 —que se efectuará en condiciones de mercado y por un

importe de 40.000 millones de pesetas— se destinará específicamente a la financiación de un plan de

construcciones escolares públicas.

Tí será, como máximo, de 73.000 millones de pesetas en 1978, Iq que permitirá evitar una caída excesiva

de la demanda interna.

5 Los ingresos impositivos aumentarán su progresividad en 1978 debido a la aplicación de la ley de

Medidas Urgentes de Reforma Fiscal

6 Se moderarán los incrementos de los costes de trabajo mediante un menor crecimiento de las cuotas de

la Seguridad Social, las cuales no podrán aumentar durante 1978 en más de un 18 por 100 respecto a

1977. La revisión del sistema de cotizaciones se efectuará con arreglo a criterios de progresividad y

procurando que la participación del Estado en la financiación de la Seguridad Social pase de menos de un

3,5 por 100 en 1977 a un 8,2 en 1978, y tienda hacia un 20 por 100 del total de la misma en 1983.

7 Contando con las transferencias recibidas del Estado, las cuentas de la Seguridad Social habrán de equi-

librarse en 1978 sin recurrir a otros medio» extraordinarios de financiación.

8 El incremento de las pensiones de la Seguridad Social se realizará atendiendo a criterios de

progresividad en su distribución y, en consecuencia, los aumentos previstos en las mismas se destinarán

preferentemente a la elevación de las pensiones más reducidas.

9 Se extenderá progresivamente la cobertura del seguro de desempleo a todos los parados, agilizándose el

reconocimiento y pago de sus prestaciones.

B) POLÍTICA MONETARIA

La política monetaria contenida en el programa económico obedecerá a los siguientes principios:

1 Se moderarán los ritmos de avance de las magnitudes monetarias para concionista. Con este

propósito se mantendrá durante 1978 una senda de crecimiento monetario cuyo punto medio se

aproximará al 17 por 100 de aumento anual.

2 El recurso del Tesoro al Banco de España en 1978 no podrá exceder de 14.000 millones de

pesetas.

3 Se limitará el nivel de las nuevas dotaciones al crédito oficial a 190.000 millones de pesetas durante

1978, de los cuales el Tesoro aportará 40.000 millones de pesetas, además del producto de la emisión de

cédulas para inversiones. Esta financiación del crédito oficial atenderá preferentemente a la expansión de

las actividades de la exportación, la agricultura, la construcción de viviendas y la pesca. El crédito oficial

reforzará, asimismo, la atención a la pequeña y mediana empresa

4 La actuación de las Cajas de Ahorro pondrá una especial atención a la financiación de la pequeña y

mediana empresa a través de créditos comerciales. Los coeficientes de inversión de estas entidades

atenderán también a la financiación de las Corporaciones locales der su ámbito geográfico.

5 Se establecerán mecanismos transitorios que garanticen una adecuada distribución del crédito bancario

privado entre empresas grandes y empresas medianas y pequeñas, al objeto de que el coste de la política

de saneamiento en este ámbito se distribuya con equidad.

6 Se propondrá la creación de una sección de la Comisión Parlamentaria de Economía para el control de

la política monetaria y de las instituciones financieras públicas y privadas.

C) POLÍTICA DE PRECIOS

Las actuaciones del programa económico se orientarán en el campo de los precios hacia los siguientes

ámbitos:

1 rio de un sistema de precios controlados que afectará a productos estratégicos respecto del coste de la

vida o a los precios que se formen bajo condiciones monopolísticas.

2 Con independencia del mantenimiento del actual índice de precios de consumo podrá establecerse un

indicador que recoja la evolución de los precios de determinados productos de consumo más frecuentes

por las clases de renta más baja. En la elaboración de] mismo participarán las distintas organizaciones

empresariales y de consumidores, así como los trabajadores, fundamentalmente a través de los sindicatos.

3 Se revisará la estructura de los organismos de control de precios v en sus actuaciones participarán con

su asesoramíento las organizaciones empresariales y de consumidores, así como los trabadores,

fundamentalmente a través de los sindicatos.

D) POLÍTICA DE RENTAS

Por lo que respecta a la política de rentas, el programa obedecerá a los siguientes criterios :

1 Crecimiento de la masa salarial bruta en cada empresa pública o privada —incluidas las cargas fiscales

y de Seguridad Social que procedan— hasta un 20 por 100 durante 1978, de forma que, computando los

aumentos por antigüedad y ascensos, se ¡legue a un incremento total del 22 por 100, con un tratamiento

favorable de los salarios más bajos. Cuando proceda —y por el período que reste hasta finales de 1977—

esta norma se aplicará, asimismo, de modo que el incremento de la masa salarial no exceda a la

equivalente al 25 por 100 en promedio respecto a la del año anterior y siempre que el crecimiento del

índice de precios al consumo —también en promedio respecto al año anterior— no exceda tampoco del

equivalente al 25 por 100. Si el crecimiento del índice de precios en promedio excediese en más de un

punto de la referida tasa, se realizará el oportuno ajuste con objeto de mantener el poder adquisitivo de los

salarios.

2 Para garantizar el cumplimiento de esta norma se retirarán las ayudas crediticias y fiscales de toda

índole a las empresas que no la respeten. Por otra parte, se autorizará, en su caso, la reducción de la

plantilla hasta en un 5 por loo de sus efectivos en aquellas empresas en que se superen los niveles

salariales antes indicados y siempre que ello sea consecuencia de las demandas sindicales. El Gobierno

podrá establecer controles semestrales al respecto y, en todo caso, se evitará una aplicación

discriminatoria de esta medida por razones políticas o sindicales.

O La norma salarial indicada podrá revisarse a partir del 30 dé junio de 1978 si el crecimiento de los

precios al consumo en junio del referido año supera —respecto a diciembre de 1971— el 11,5 por 100,

descontados los posibles aumentos por variaciones en el tipo de cambio, alteraciones en los precios

internacionales de la energía y efectos de circunstancias excepcionales agrícolas y siempre que la tasa de

inflación en 1977 sea aproximadamente del 30 por 100 (calculado sobre el bre del año anterior >. SI esta

tasa de Aumento anual prevista para 1977 fuese distinta de la indicada, se revisará el tope de crecimiento

de precios establecido como límite en el primer semestre de 1978.

4 Se recomienda que la distribución del incremento indicado de la masa salarial en cada empresa se

efectúe de modo que la mitad, al menos, del referido incremento se distribuya linealmente entre los

trabajadores de la misma.

5 Se adoptarán criterios de mejora de la información periódica sobre resultados de la empresa y su

difusión responsable a las fuerzas sociales que en la misma participan.

E) EMPLEO

1 Se adoptarán las medidas paralelas que aseguren una prestación eficaz y rigurosa del seguro de

desempleo y un tratamiento prioritario de las modalidades de creación de puestos de trabajo, atendiendo

especialmente al empleo juvenil, contratación temporal de los acogidos al subsidio de paro, sin» pérdida

de sus derechos y fe las áreas geográficas de mayor índice de desempleo. Para los casos de contratación

temporal de acogidos al subsidio de desempleo a partir del día 1 de noviembre de 1977, el Estado —con

cargo a los recursos de la Seguridad Social— satisfará el 50 por 100 de las cotizaciones que se devenguen

2 Al objeto de fomentar el empleo juvenil se autoriza, dentro de un programa experimental que se

concretará, la contratación temporal por un plazo máximo de dos años para los empleos derivados de los

nuevos puestos de trabajo que se creen a partir del día 1 de noviembre de 1977, siempre que los mismos

se cubran con personas que desempeñen por vez primera un trabajo. Para estos empleos, el Estado —con

cargo a los recursos de la Seguridad Social— satisfará el 50 por 100 de las cotizaciones que se

devenguen.

II. REFORMA FISCAL

Las medidas de reforma fiscal se remitirán a las Cortes dentro de los plazos anunciados por el Gobierno, y

tanto eri lo que se refiere a la imposición sobre personas tísicas como en lo relativo a los restantes

impuestos y en lo que concierne a la ¡estructura recaudatoria de los ingresos tributarios responderán a las

siguientes directrices:

A) IMPOSICIÓN SOBRE PERSONAS FÍSICAS

1E1 impuesto sobre la renta de las personas físicas tendrá carácter global, personal y progresivo, susti-

tuyendo a los actuales impuestos reales o de producto, que serán absorbidos por el mismo.

La tarifa del impuesto sobre Ja renta tendrá carácter progresivo y los tipos «festivos que recaigan sobre

las rentas modestas serán inferiores a los actualmente vigentes. Para alcanzar na» aplicación general y del

impuesto, los tipos efectivos de gravamen serán, en todo caso, moderados, como respuesta paralela a la

amplitud de la base y a la inexorable exigencia del cumplimiento del tributo.

2 El impuesto definitivo so-i-t bre el patrimonio se armonizará en su estructura al nuevo impuesto sobre la

renta, se aplicará sobre bases reales y se ajustará, en lo relativo a tipos de gravamen, a las líneas generales

del texto del impuesto extraordinario aprobado en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso.

3 El impuesto sobre sucesiones y donaciones se estructurará en un texto más simple y quedará coordinado

con el impuesto sobre el patrimonio, remitiéndose al texto regulador del mismo en lo referente a las

valoraciones.

B) RESTANTES IMPUESTOS

Se presentarán a las Cortes un proyecto de ley de impuesto sobre las sociedades y un proyecto de reforma

de la imposición indirecta, conforme a los siguientes principios:

1 La reforma del impuesto sobre sociedades modernizará la vigente imposición solare los beneficios de

las entidades jurídicas en un texto que evitará todo tipo de exenciones y tratamientos de privilegio que no

sean necesarios para incentivar la inversión creadora de puestos de trabajo.

2 La reforma de imposición indirecta llevará consigo una racionalización de la estructura tributaria que

grava el consumo y las transmisiones de bienes, al objeto de alinear el sistema fiscal español a los

vigentes en los paises europeos que forman parte de las Comunidades, conteniendo además un impuesto

sobre el valor añadido, cuya efectividad quedará condicionada a una situación económica favorable para

la misma, procurándose que no genere sensibles elevaciones en los precios.

O ESTRUCTURA RECAUDATORIA

En cuanto a la estructura recaudatoria que se derive de la reforma fiscal, los criterios orientadores de la

misma serán los siguientes:

ILas recaudaciones por imposición directa y por imposición indirecta, en el presupuesto del Estado para

1978, resultarán paritarias.

2 Asimismo, el avance de la importancia relativa de la imposición progresiva en la financiación del gasto

público se mantendrá como tendencia para los ejercicios futuros. El Ministerio de Hacienda comunicará

la nueva estructura tributaria cuantificada una vez que sea aprobada la reforma en su totalidad por las

Cortes.

3 Para el ejercicio de 1978 la relación de ingresos tributarios respecto al producto Interior bruto será de,

aproximadamente, un punto de porcentaje superior a la de 1977.

III, PERFECCIONAMIENTO DEL CONTROL DEL GASTO PUBLICO

El perfeccionamiento del control del gasto público responderá a los siguientes principios y directrices:

ILa Administra clon se compromete a establecer el control de la asignación de recursos a través de

presupuestos de programas a par-ür de los presupuestos para 1979, comenzando por los gastos de

Sanidad y Seguridad Social, obras públicas y, en cuanto técnicamente sea posible, educación.

2 Del mismo modo se aplicarán las normas de la ley General Presupuestaria, en relación con la

especificación territorial de la asignación de recursos.

3 La Administración se compromete a desarrollar, en el plazo de seis meses, las normas establecidas en la

ley General Presupuestaria en cuanto a control de legalidad, control de auditoría y control de eficacia.

4 Sin perjuicio de la futura estructuración constitucional del Tribunal de Cuentas, el ámbito de su

competencia y el sistema de designación de sus miembros se regulará de tal manera que quede asegurada

la independencia en el desempeño de sus señanza y la homogeneización técnica de la misma entre los

funciones y la eficacia del control a su cargo.

5 Se considera conveniente la creación de subcomisiones, dentro de las correspondientes comisiones

parlamentarlas, que garanticen un más adecuado control parlamentario del gasto público. Especialmente

se considera conveniente la creación de subcomisiones sobre «subvenciones y transferencias a empresas y

organismos públicos», «gastos fiscales» y «retribuciones de personal del sector público».

IV. POLÍTICA EDUCATIVA

La política educativa se orientará conforme a los siguientes principios y criterios:

1 Democratización del sistema educativo, buscando la participación de todos los sectores y definiendo un

Estatuto de los centros educativos y del profesorado. Deberán constituir objetivo s prioritarios de esta

política la mejora de la calidad en la encentres estatales y no estatales.

2Gratuidad progresiva de la enseñanza. Para ello se adoptarán las siguientes medidas:

a) En el ámbito de los centros estatales.

• Se acometerá la expansión efectiva de la gratuidad de la enseñanza mediante la construcción,

equipamiento v atención a los gastos de funcionamiento y de profesorado de los puestos escolares que se

incluyan en el plan extraordinario de escolarización de 40.000 millones de pesetas. A tales efectos se

ere aran 400.000 plazas de Educación General Básica, 200.000 nuevas plazas en educación preescolar y

100.000 nuevas plazas de bachillerato unificado polivalente durante 1978.

El Ministerio de Educación y Ciencia informará trimestralmente a la Comisión Parlamentaria de

Educación sobre los niveles de cumplimiento alcanzados en este plan.

• Se estudiarán, de cara al presupuesto de 1979, las medidas que tiendan a la adecuada retribución del

profesorado: se considerará la gratuidad total de servicios de comedores y transporte, en los niveles de

enseñanza obligatoria, cuando se impongan como necesarios para los alumnos de concentraciones

escolares y Nse examinará el posible abaratamiento de los libros de texto en niveles educativos

obligatorios.

• Se implantará la participación de los padres de alumnos y del profesorado en el control del

funcionamiento y condiciones cíe estos centros.

b) Respecto a los centros no estatales se procederá a una revisión profunda del sistema de financiación

con la definición, si se considera conveniente, de un Estatuto dé los centros subvencionados en que se

prevea la participación de padres de alumnos y profesorado por !a que se atienda a la función,

necesidades y condiciones de tales centros y en el que se asegure el control de la aolicación de fondos

públicos a los mismos.

3 La política, educativa se conrnletará, además, con las siguientes actuaciones:

a) Se incorporarán las distintas lenguas y contenidos culturales en sus respectivos ámbitos

territoriales, para todos los niveles educativos obligatorios. Fn cohere n c i a con estas medidas, se

facilitará al profesorado, en su caso, el oportuno reciclaje.

b) En la medida en que se vayan instaurando los diferentes regímenes y Estatutos autonómicos, se

establecerá la pertinente colaboración entre el Gobierno y las instituciones autonómicas para la

realización de estos planes.

O La política de inversiones habrá de complementarse con una eficaz acción en materia de obtención de

suelo, para lo que se precisa una especialisima colaboración de los organismos de Obras Públicas y

Urbanismo, asi como de las Corporaciones Locales, y las medidas legislativas necesarias que permitan la

urgente disponibilidad del suelo.

d) Asimismo se considera necesario adoptar las medidas para reducir los actuales plazos en las

construcciones y agilizar al máximo la actuación administrativa.

V. POLÍTICA DE URBANISMO, SUELO Y VIVIENDA

Los criterios y directrices a los que habrá de responder la política de urbanismo, suelo y vivienda, serán

los siguientes:

A) URBANISMO Y SUELO

La política de suelo y urbanismo propuesta se basa en tres principios: Primero, en que la actuación

política debe reflejar el deseo social de ocupación y uso del suelo urbano; segundo, en que el plusvalor

sobre el suelo urbano es fundamentalmente de la colectividad, y, finalmente, que el sector público debe

asumir un papel principal en lo referente a garantizar la entrada en uso del suelo urbano.

Conforme a tales principios generales se proponen las siguientes medidas concretas a corto plazo en lo

referente a urbanismo y suelo:

1 Se intrumentarán medidas para poner urgentemente en uso suelo ya calificado urbanizado o

urbanizable.

Se formará antes del 30 de junio de 1978 un inventario de suelo en tales condiciones. Se agilizarán, inme-

diatamente, las tramitaciones administrativas del suelo en esa situación, sin que tales medidas afecten en

ningún caso al patrimonio histórico-artistico o monumental.

2 Se promoverán en suelo público, actual o adquirido, operaciones de construcción directa o en régimen

de concesión a iniciativa privada, favoreciendo el régimen de cooperativas y concertando las condiciones

finales y los plazos de ejecución. Asimismo se promoverán conciertos con el sector privado para la

promoción urgente de viviendas y equipamientos en las mismas condiciones.

3 En todos los casos, las condiciones de contratación de las actuaciones urbanísticas se formularán de

modo que queden garantizadas las posibilidades de acceso y !as condiciones de competencia, sin

discriminación, de todas las empresas. Se dará prioridad a actuaciones que contribuyan a resolver los

problemas de barrios o núcleos actuales, especial mente de chabolismo.

4 Para agilizar el proceso de descentralización se resolvería, en su caso, los problemas derivados de

las capacidades técnicas de control urbanístico eficaz y de aplicación de instrucciones de las Comisiones

Provineia1es de Urbanismo.

5 Se establecerán medidas cautelares especiales par ra limitar al máximo la reconversión a usos privados

del suelo actualmente destinado a usos públicos o instalaciones oficiales y paraestatales.

6 Se presentarán, antes del día 31 de marzo de 1978, un reglamento de expropiaciones y unas bases para

la reforma estructural de la política del suelo, con especial énfasis en apropiación pública del plusvalor y

la introducción de los derechos de tanteo y retracto o figuras de efectos equivalentes.

7 Se establecerá la normativa para tramitar o incluir en los planes generales limitaciones de suelo para vi-

vienda de construcción directa y área de uso preferente de vivienda social.

8 Se agilizará la recalificación del suelo urbano, poniendo en práctica, de forma inmediata, el impuesto

sobre solares (R. D. 3250/1876, de 30 de diciembre), con objeto de penalizar su reterCiOn especulativa.

9 Se apurará > te forma urgente el imn uesto de incremento del valor de ios terrenos (R. D. 3.29 3/1976,

de 30 de diciembre)-, para recuperar parte de las plusvalías.

B) VIVIENDA

En lo referente a vivienda, la actuación del (Gobierno se orientará en una doble vertiente: de una parte,

hacia el establecimiento >Me mecanismos que garanticesi la financiación de la vivienda dentro de plazos

adecuados, y, de otra, hacia el aimnento de la construcción de viviendas para los sectores msás

necesitados de la población!.

En consecuencia,, la política de vivienda se ajustará a los siguientes principióos:

1 Promoción de las adquisiciones de suelo urbano o urbanizable por leas corporaciones locales y ot:;ras

instituciones públicas parra su cesión temporal, con destino a la construcción de viviendas destinadas a

las clases de rentas más bajas. A taléis efectos, se facilitará la creación de empresas mixtas coai participa-

ción mayoritaria ¡municipal.

2 Prioridad abscoluta a la construcción die viviendas con destino a la pooblación de menor renta durante

1978 y 1979, elevando el i número de las programadas em 1977 y favoreciendo el disfruute de parte de

las mismas en i régimen de alquiler.

3 Instrumentación de los mecanismos democráticos pertinentes para adjudicación de viviendas de

promoción directa y el control general -de éstos y de las viviendas sociales, así como de sos acotaciones y

equipamientos urbanísticos.

4 Adopción de medidas *fi-caces para la atüteMatáu

5 Investigación urgente sobre la ocupación actual de las viviendas proauwíttes directamente por el Estado

con el fin de «catear cotí tai distorsiones ejlílelfíes ea teste sector.

6 iniciación de las «*stío-nes pata descentralizar de inmediato la aplicación «e la política de vivienda y,

muy especialmente, de viviendas sociales y de construcción directa.

7 Realización de los estudios pertinentes para conocer el mercado de la vivienda de alquiler en España, ée

tal forma que, a partir de Jtos resultados obtenidos, se posibilite una actualización €e la ley cíe

Arrendamientos Urbanos u otras medidas pertinentes.

8 Instrumentación fle apoyo financiero a través del crédito oficial —y dentro fie sus posibilidades— para

la creación de empresas mixtas con participación raayorftarta municipal destinadas a la adquisición de

suelo y promoción de viviendas sociales. Se establecerá, además, un marco institucional que promueva la

formación y desarrollo de entes promotores colectivos de viviendas, tales como Patronatos Municipales,

Cooperativas de usuarios y otros similares.

9 Remoción de los obstáculos jurídicos y administrativos que se oponen a la creación de un mercado

amplio de hipotecas, revisajido para ello el impuesto que grava las transmisiones patrimoniales en el

ámbito de los bienes inmuebles y proponleaao la regulación de fondos de inversión inmobiliaria qne

temen como activo las hipotecas sobre inmuebles.

VI. REFORMA OE LA SEGURIDAD SOCIAL

Como principio general, la actuación en el terreno de la Seguridad Social se ordenará con arreglo a

criterios de creciente participación de la sociedad en las decisiones y en el funcionamiento de la misma. A

tales efectos se adoptarán las siguientes medidas:

A) GESTIÓN DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Se presentará al Congreso un proyecto de ley que contemple la reestructuración de las actuales entidades

gestoras de la Seguridad Social de acuerdo con principios de simplificación, racionalización, ahorro de

costes, eficacia social y descentralización. Asimismo, se pasarán a la Administración del Estado el

servicio de empleo y acción formativa, promoción profesional obrera, Instituto Español de Emigración y

servicio de Universidades Laborales, así como el Servicio de Seguridad e Higiene, excepto en las

funciones que éste realice de medicina preventiva laboral.

B) CONTROL Y VIGILANCIA DE LA GESTIÓN DE LA SEGURIDAD SOCIAL.

1 Los presupuestos, los gastos y la gestión de la Seguridad Social se someterán al control parlamentario.

2 El control y vigilancia de la gestión de la Seguridad Social corresponderá a la Intervención General del

Estado, sin perjuicio de que se adopten las medidas necesarias para garantizar a los asegurados y

beneficiarios la calidad y eficacia de los servicios y prestaciones.

3 El control y vigilancia de la gestión de las entidades gestoras de la Seguridad Social se efectuará desde

él nivel local al estatal por órganos en los que figuren, por partes iguales, representantes de los

trabajadores, de los empresarios y de la Administración Pública. La cartáclnaojón oíannos áe

instruineivoaTa´ fundamentalmente a través de los distintos sindicatos y en fundón de los resultados

obíentttos en tas elaciones sindicales; esua participación será regulada con /carácter urgente mediante una

norma que entrará en vigor en el plazo máximo de cuatro meses a contar desde la fecha de celebración de

dichas elecciones. La mencionada norma deberá, asimismo, contemplar la representación de los

empresarios a través, principalmente, de las organizaciones empresariales.

4 En los servicios sociales se establecerá una representación democrática en los distintos niveles

territoriales, con participación de los beneficiarios y de la Administración Pública.

C) INSPECCIÓN.

Se establecerán las medidas necesarias para imprimir la mayor eficacia a la recaudación y control de la

Seguridad Social, actualizándose los cometidos de inspección financiera y de gestión.

D) FINANCIACIÓN.

ISe establecerá un sistema de cotización con arreglo & criterios de progresividad, de eficacia social y de

redistribución. A tales efectos las cotizaciones se establecerán en función de los niveles de renta de los

cotizantes y se referirán a los salarios reales; asimismo, se Introducirán fórmulas de estratificación o

normalización de las cotizaciones por módulos retributivos en los que se agruparán los distintos niveles

de Ingresos reales a efectos de cotización.

2 La aportación del Estado a la Seguridad Social aumentará a I ritmo que permita la marcha general de los

ingresos del Estado, pasando de un 3,5 por 100 en 1977 a un 8,2 por 100 en 1978 y hasta alcanzar un 20

por 100 de la financiación para el ejercicio de 1983.

E) PRESTACIONES.

1 En lo que se refiere a las prestaciones farmacéuticas, se adoptarán medidas que garanticen la utilidad de

las nuevas especialidades y se controlarán los precios de importación de materias fundamentales.

Asimismo, se elaborarán normas específicas sobre conciertos de la Seguridad Social con laboratorios y

farmacias y sobre autorización administrativa previa de la publicidad que no se limite a niveles

científicos. Se realizará un estudio soljre la racionalización de la industria nacional farmacéutica,

especia1mente de la productora de primeras materias, precediéndose si fuera conveniente, a la creación de

una empresa nacional de productos Intermedios químico -farmacéuticos.

2 Con objeto de frenar el consumo innecesario de productos farmacéuticos, ce revisará la participación de

los beneficiarios en el coste de estás prestaciones, excepto en lo que se refiere a medicamentos básicos y

con exclusión, en todo caso, de los colectivos menos protegidos.

3 Se autoriza el despachó directo de productos farmacéuticos básicos en el recinto de las instituciones

sanitarias de la Seguridad Social a los beneficiarios de la misma.

F) AYUDA FAMILIAR.

Se realizará un estudio sobre el actual sistema de Ayuda Familiar, que contemple su actual

reestructuración con vistas a obtener una mayor eficacia redistributiva.

G) SEGURO DE DESEMPLEO.

1E1 Estado deberá hacerse cargo progresivamente de la financiación del Seguro de Desempleo y, en la

medida en que eiu> sácete, deberán tras-ministerial responsable de la política de empleo.

2 En materia de desempleo se controlará!! los censos, la marcha de las oficinas de colocación y, en

general, los distintos aspectos de esta prestación en orden a su eficacia en todos los ámbitos,

particularmente en el local, a través de órganos de vigilancia y control, con la misma composición de

fuerzas sociales ya especificada, los cuales podrán establecer subcomisiones especializadas al efecto;

asimismo, las oficinas de colocación harán públicas las listas de parados con objeto de facilitar su

reincorporación al trabajo.

3 Se ampliarán los plazos de prestación del subsidio de desempleo para ciertas categorías de trabajadores

sometidos a circunstancias excepcionalmente difíciles.

4 En la medida que lo permitan las posibilidades económicas y financieras de la Seguridad Social y de las

aportaciones del Estado, se revisará la cuantía de las prestaciones por desempleo, de forma que —unidas

las de la Seguridad Social a las del Fondo Nacional de Protección al Trabajo— no sean inferiores al

salario. mínimo interprofesional; asimismo, se incrementarán las subvenciones para mitigar el paro de las

personas encuadradas en el Régimen Especial Agrario y de los Trabajadores del Mar. Además, se

establecerá un tope máximo a la prestación por desempleo, al objeto de conseguir "una mayor

progresividad del sistema.

H) PENSIONES.

Para el año 1978, y con efectos a partir del 1 de enero, se Incrementará la masa global de las pensiones en

un 30 por 100 y se distribuirá su cuantía de forma que incida progresivamente en las más reducidas.

I) SEGURIDAD SOCIAL AGRARIA

El Régimen de la Seguridad Social Agraria será equiparado al Régimen General, de acuerdo con el ritmo

que permita la política económica, revisándose los sistemas de cotización, los criterios de prestaciones y

los de fijación de la cuantía de las cuotas, tanto de empresarios como de trabajadores.

J) SALUD Y ASISTENCIA SANITARIA

Se elaborará un catálogo de enfermedades profesionales y se actualizarán las normas de medicina

preventiva. Asimismo, se recomienda la creación de un Servicio de Orientación Familiar y la inclusión de

la psiquiatría dentro de las prestaciones de la Seguridad Social, todo ello dentro de las posibilidades

actuales del marco financiero general de la misma.

Vil. REFORMA DEL SISTEMA FINANCIERO

La reforma del sistema financiero responderá a los siguientes principios:

1 Antes del 31 de marzo de 1978, el Gobierno remitirá a las Cortes un proyecto de ley para la nueva

regulación de los órganos rectores del Banco de España y del crédito oficial.

2 Se adecuarán las normas reguladoras del crédito oficial, de forma que las entidades oficiales de crédito

se financien, al menos en su tercera parte, con fondos captados en el mercado; sus operaciones activas

puedan ser similares a las de la Banca privada y tengan posibilidad de acceso a los créditos de regulación

monetaria.

3 Las Cajas de Ahorro prestarán atención prioritaria a la financiación de la peoueña y mediana empresa

fWHifuáfaiiqüiBuui pungía adquisición de la vivienda propia, a la de los sectores agrícolas y pesquero y

a la de cuantas actividades estimulan la creación de empleo en el ámbito territorial en el que operen. El

Gobierno propondrá, en el plazo de un mes, las medidas oportunas en orden al cumplimiento de tales

objetivos. Las autoridades financieras y la sección de Política Monetaria de la Comisión de Economía del

Congreso vigilarán, en sus respectivos ámbitos de competencia, el funcionamiento de estas entidades y

garantizarán la representa-ción efectiva en sus órganos de gobierno de los impositores y, cuando proceda,

de las entidades y corporaciones y de los propios gobiernos auto n o m ir eos de su ámbito territorial.

4 Las Cajas Rurales pasarán a depender del Ministerio de Economía y serán controladas por el Banco áz

España en análogos términos que las Cajas de Ahorro y la Banca privada.

5 Se revisarán las actuales normas sobre incompatibilidades bancarias y se limitará la posibilidad de

concesión de créditos por las entidades bancarias a sociedades anónimas en cuyo capital posea una

especial participación alguno de los altos cargos de tales entidades bancarias.

>

6 Dentro del mercado de capítales, se potenciarán las emisiones de títulos de renta fija, adecuándose sus

tipos a los del mercado.

7 Respecto al mercado de hipotecas, se eliminan las trabas legales y administrativas que actualmente

obstaculizan el desarrollo del mismo.

8 Se revisará la función de los agentes mediadores en el mercado de capitales, en el sentido de liberalizar

y ampilar la función mediadora.

9 Se revisará la legislación vigente en materia de inversión colectiva.

VIII. POLÍTICA AGRÍCOLA, PESQUERA Y DE COMERCIALIZACIÓN POLÍTICA AGRARIA

Las actuaciones en el terreno de la política agrícola se ordenarán con arreglo a los siguientes criterios:

A) ORDENACIÓN DE CULTIVOS

1 Se definirán los criterios de ordenación de cultivos antes del mes de julio de 1978. Tales criterios

deberán tener en cuenta las diferentes agriculturas existentes en el país y, dentro de unos principios

generales de coordinación, deberán tender hacia la eliminación de los desequilibrios agroalimentarios. El

carácter de estos criterios será indicativo y contendrán una específica política ganadera y una política de

grasas.

2 En la elaboración de los criterios de ordenación de cultivos participarán las organizaciones y sindicatos

profesionales agrarios, así como, en su caso, las instituciones de los regímenes autonómicos.

3 En la elaboración de los criterios de ordenación de cultivos se tendrán en cuenta la demanda, tanto

actual como potencial, del mercado interior y exterior y el aprovechamiento integral de los recursos

naturales. Asimismo se fijará como objetivo en esa elaboración el reducir el desequilibrio de la balanza

comercial agraria en ¡os próximos años.

B) LEY DE ARRENDAMIENTOS RÚSTICOS

Antes del 30 de junio de 1978 se presentará un proyecto de ley de Arrendamientos Rústicos que

incorporará a te actual normativa los siguientes criterios:

1 Regulación del acceso a la propiedad de la tierra para los arrendatarios.

2 Supresión progresiva de £ la posibilidad de fijar cánones arrendatarios en función de los frutos

obtenidos. Se favorecerá asimismo la permanencia y continuidad en la relación arrendataria,

estableciendo criterios equitativos para la revisión periódica de la renta.

3 Examen profundo del régimen de aparcería, a fin de darle la solución más adecuada de acuerdo con las

características de las distintas zonas geográficas o regionales.

4 Reembolso de las mejoras realizadas por el arrendatario en los casos de venta o extinción forzosa del

arrendamiento.

5 Actuación fiscal sobre las tierras insuficientemén t e aprovechadas.

6 Revisión de las normas legales sobre derecho de los arrendatarios en caso de expropiación forzosa o

enajenación.

C) POLÍTICA DE PRECIOS

El Gobierno regulará conjuntamente los precios agrícolas, con antelación suficiente para orientar la

campaña; para ello se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

1La política de precios agrarios y la fijación conjunta de precios para la próxima campaña se elaborará

con la participación de las distintas organizaciones y sindicatos agrarios, representativos de los intereses

del sector.

í) Se analizarán los niveles fíi comparativos de renta del sector agrícola y de los demás sectores mediante

la correspondiente investigación estadística y se procurará que Jas diferencias entre tales niveles HC se

incrementen en ios sucesivo. Ademas, &e arbitrarán las medidas necesarias para que él agricultor sea e!

beneficiario directo de las subvenciones a los productos agrarios.

D) LEY DE COOPERATIVAS Y ENTIDADES ASOCIATIVAS AGRARIAS

Antes del 30 de junio de 1978 se presentará a las Cortes un proyecto de ley sobre Entidades Asociativas,

Cooperativas Agrícolas y Ganaderas y Sociedades de Transformación, que favorezca la creación de

aquellas que cubran todo el proceso productivo, adquisición colectiva de productos necesarios para, la

explotación, industrialización >ie sus propios productos y la comercialización de los mismos, incluso

hasta el nivel del consumo. La regulación, en su caso, deberá ajustarse al principio fundamental

cooperativo conforme al cual cada cooperativista dispone de un voto.

E) LEY DE REFORMA V DESARROLLO AGRARIO

En el menor plazo posible s& presentará a las Cortes, una nueva ley de Reforma y Desarrollo Agrario,

que establezca los criterios generales a los que deberá adecuarse Ja nueva política estructural dé la

empresa agraria, de la explotación agraria familiar, así como de las formas asociativas de explotación.

Tales criterios podrán ser desarrollados por las instituciones autonómicas. Asimismo, se elaborará un

estatuto de la explotación familiar agraria y se agilizarán los procedimientos expropiatotios por razones

de interés social, modificando Jos sistemas de indemnización y estableciendo nuevos mecanismos de

valoración. Se actualizará la presente regulación de fincas manifiestamente mejo-rables, con el fin de

conseguir su eficaz aplicación,

F) SEGUROS AGRARIOS

Se presentará ante el Congreso una ley de Seguros Agrarios que proteja al agricultor de las consecuencias

derivadas de acaecimientos catastróficos.

G) CÁMARAS AGRARIAS

En relación con el decreto de Cámaras Agrarias, se recomienda un decreto adicional, en consulta con las

distintas fuerzas sindicales, que perfeccione el anterior y que regule las elecciones a estos órganos y en el

que se contemplen las necesarias garantías electorales, de modo que se asegure la plena democratización

de estos órganos de consulta y colaboración. Esta regulación se efectuará teniendo en cuenta el

reconocimiento del principio de libertad de asociación sindical en el terreno agrario.

H) CAJAS RURALES

El funcionamiento de las Cajas Rurales se regirá especialmente por los principios cooperativos

adaptándose a criterios de democratización en sus órganos y de transparencia en sus operaciones,

dedicando las mismas de forma preferente al sector agrario y al- medio rural.

POLÍTICA PESQUERA

I)La política pesquera se estructurará en tomo a las siguientes acciones:

a) Extensión fie las aguas jurisdiccionales del país a 200 millas.

b) Reforma de la estructura administrativa de la pesca, dotándola del rango necesario para el tratamiento

coherente y unitario del sector

c) Elaboración, antes del 30 de junio de 1978, de un amplio plan de reestructuración del sector pesquero,

que contemple tanto las acciones de carácter interno referentes a las actividades pesqueras que se realicen

dentro de las aguas jurisdiccionales como la defensa y potenciación de la pesca de altura y gran altura

sometida a la jurisdicción de terceros países.

2 En lo que se refiere a la política pesquera interna, los principales criterios de actuación serán los

siguientes:

a) Estructuración adecuada de los centros de investigación pesquera.

b) Ordenación en función de los resultados de estos estudios de la pesca de litoral.

c) Regionalización de la actividad pesquera y marisquera con adecuada representación de las fuerzas

sociales en los órganos que se creen.

d) Establecimiento de una política comercial coherente con las peculiaridades de la producción

pesquera.

e) Consideración especia1 de los problemas sociales del sector.

3 En relación con la politica exterior pesquera, los criterios de actuación serán los siguientes;

a) Defensa del derecho cíe acceso a los caladeros tradicionales y apertura de nuevas posibilidades para

la flota.

b) Potenciación de empresas pesqueras conjuntas.

POLÍTICA DE COMERCIALIZACIÓN

ISe elaborará, antes del 30 de junio de 1978, un programa de reforma y modernización de las estructuras

comerciales, cuyas principales lineas de actuación serán las siguientes:

a) Mejora de Ip. comercialízación en origen, eon objeto de que los productores asuman una parte

creciente del proceso de distribución. Para ello se fomentarán las cooperativas de comercialización

agraria, se mejorará el funcionamiento de los mercados de origen y se facilitará la presencia de

los productores en los mercados centrales, asi como su relación directa con el escalón detallista y las

cooperativas de consumo.

b) Transparencia del escalón mayorista, buscando la desaparición de intermediarios innecesarios y

aumentando el grado de competencia entre los que deban subsistir. Para ello se desarrollará una política

de mercados centrales, en el doble sentido de mejora de su infraestructura v de revisión de las normas a

que está sometido el funcionamiento y el acceso a los mismos. Al "mismo tiempo se dará prioridad al

desarrollo de canales alternativos, mediante centrales de distribución, de origen y de destino, qiw

eviten el paso forzoso por los mercados centrales de todos aquellos productos que reúnan las

condiciones sanitarias adecuadas.

c) Modernización del escalón detallista mediante una serie de acciones que faciliten tanto el

asentamiento y la financiación de la pequeña y mediana empresa comercia] como los movimientos de

asociación e integración entre comerciantes y detallistas. Asimismo se regulará la creación de grandes

superficies comerciales.

2 En el ámbito de la regulación y ordenación de mercados se potenciarán los servicios de vigilancia y

disciplina de los mismos, a fin de asegurar la competencia en precios, la luclia contra el fraude y el

fomento de Ja calidad, a 3a vez que se avanzara en la normalización técnico-comercial de los productos

en el mercado interior, como medio de conseguir una mayor fluidez y de 3a actuación comercial y una

mayor

información de la administración y defensa de los derechos de los propios consumidores

3 Se revisará, antes del 31 de marzo de 1978, la normativa que rige el Instituto Nacional del Consumo,

con el fin de dotarle de un mayor grado de tecniíicación y eficacia en sus funciones. Se reorganizarán ¡os

servicios de la Administración que se re-laci&ncn directamente con los intereses de los consumidores,

potenciando la participación de éstos en aquellos organismos cuyas decisiones puedan afectarles

directamente y preparando la promulgación de un Estatuto del Consumidor,

4 Por ultimo, se procederá a la transformación de ¡a Comisaría General de Abastecimientos y

Transportes, con objeto de lograr una mayor libertad de mercado y reducir la intervención directa del

Estado en los mismos.

IX. POLÍTICA ENERGÉTICA Y ESTATUTO DE LA EMPRESA PUBLICA

Respecto a la política energética y al Estatuto de la empresa pública, la actuación del Gobierno se

orientará conforme a los siguientes criterios:

A) POLÍTICA ENERGÉTICA.

La crisis energética que eíecta a todos los países industrializados reviste especiales caracteres de gravedad

en el caso de España, debido a Ja confluencia de tres factores: en primer término, debido ai consumo

excesivo de energía en relación con el producto nacional bruto y la utilización poco racional de la energía

primaria; en segundo lugar, por la gran escasez de recursos energéticos propios, lo gue origina una

dependencia, desproporcionada del exterior, y, finalmente, por la incidencia de las importaciones

energéticas en la balanza de pagos. Ee, pues, uno de los problemas básicos y más graves con los que se

enfrenta la economía española, al igual que los demás países industriales y que, por consiguiente, requiere

qoie se inicie una urgente y firme política de acuerdo con los siguientes principios:

1.° Supeditación de la política energética al logro de los objetivos prioritarios que el Gobierno se ha fijado

en materia de política económica y muy especialmente de balanza de pagos.

2.° Remisión a las Cortes, antes de fin de año, de un nuevo plan energético, compatible con ja necesaria

conservación del medto ambiente, que apunte a contener y -—si ello fuera posible— a. disminuir la

intensidad y elasticidad del consumo energético mediante las siguientes : medidas:

a) Una política coítiereoite de conservación y ahorro i energético basada, en primer término, en la

utilización de un sistema de precios realistas oue íppMa «1 continuado abaratamiento de la energía en

términos r-eales y en reía, ción al resto de los bienes y servicios disponibles, y, en seiiado lugar, en la

instrumentación de distintas medidas de ahorro energético, recurriendo incluso —si ello fuera necesario—

a la contingentación de los consumos energéticos.

b) Una política de diversificación de fuentes energéticas y de países de procedencia de las mismas.

c) Una política de desarrollo acelerado de los recursos propios, dentro de criterios de racionalidad

económica 7 social de las producciones nacionales de petróleo, de combustibles nuclea.res, de la energía

hidroeléctrica y del carbón.

3) Una política cíe potenciación de las investigaciones y «1 desarrollo de las fuentes alternativas de

energía, con especial referencia a la energía solar, estimulando la creación de una tecnología propia.

3° Para racimar y consolidar las medidas previstas se procederá a. una reordenación de los distintos

sectores, energéticos, potenciando al máximo el ejercicio de las potestades administrativas —y, en su

caso, de los derechos derivados de la posición de accionista de la Administración Pública en las empresas

de todos los subsectores— para conseguir la racionalización y coordinación del sector energético en aras

a la más perfecta y completa satisfacción de los interese* públicos. Por lo que respecta a cada «ao de los

sectores energéticos, se procederá, además, a la adopción >íe las siguientes medidas:

a) En el subsector de hidrocarburos se .proouraará la coordinación de las competencias administrativas y,

en lo posible, la existencia de un organismo que agrupe todas las participaciones públicas en el subsector.

b) En el subsector eléctrico se procurará la optimización del sistema de explotación con las consiguientes

compensaciones que el mismo conlleva, la planificación de las inversiones futuras y la optimización del

sistema de transporte y distribución, garantizándola dirección de todo el proceso por los órganos

competentes de la Administración Pública. Asimismo, se procederá a la adopción de medidas que

estimulen la concentración de empresas eléctricas y se presentará la necesaria atención a la electrificación

rural.

c) En el subsector nuclear se garantizará que el procedimiento de legalización de instalaciones nucleares

—donde tendrán intervención las autoridades locales— persiga la ubicación más idónea tíe las mismas,

estableciéndose un adecuado sistema de compensaciones. Por otra "parte, se garantizarán los máximas

seguridades en la explotación de las instalaciones nucleares, así como de los almacenes de residuos

radiactivas. Por ultimo, se potenciará la, Máxima utilización posible de tecnología nacional en el campo

nuclear, controlando y coordinando la Administración, tanto las importaciones de equipos nucleares como

las transferencias de tecnología.

B) ESTATUTO DE 1A EMPRESA PUBLICA.

Antes del, 30 de junio de 1978, el Gobierno remitirá un proyecto d« ley a las Cortes relativo al Estatuto

de la empresa pública, sobre la base de los siguientes criterios:

1 Control parlament ario. Dada la problemática de las empresas publicas. s& considera conveniente que el

control parlamentarlo ¿e las mismas se realice por una subcomisión específica dentro de la Comisión de

Economía.

2 Control por la Administración. El Estatuto de la empresa pública regulará los siguientes extremos:

a) Su coordinación y racionalización de con junto por un órgano de la Administración.

b) Su control financiero externo, de acuerdo con lo establecido en la ley Presupuestaria, y

c) Su control interno, que se efectuará por los distintos Departamentos ministerial e s competentes.

Regíonalización de inversiones. La inversión realizada a través de la empresa pública deberá coadyuvar al

desarrollo de las regiones menos desarrolladas. En los planes de inversión de las empresas públicas se

determinará con claridad suficiente el porcentaje di las mismas que se destinen a las distintas áreas

regionales.

4 Descentralización de actividades. Eii espera de lo que en este sentido pueda derivarse de la nueva

Constitución y del eventual establecimiento de Gobiernos autónomos, se procurará conseguir desde ahora

en este ámbito el máximo grado de descentralización, compatible en todo caso con las directrices que

adopte la empresa pública a nivel general.

5 Participación de las fuerzas sociales. Rece n o o í-miento de la participación de los trabajadores en los

órganos de Gobierno de- las empresas públicas, fundamentalmente a través de sus sindicatos y

establecimiento de cauces de consulta a los consumidores o usuarios para la elaboración de las políticas

de éstas cuando les afecten y para el control de la eficacia de sus actividades.

6 Régimen de incompatibilidades. Establecimiento cte Tin régimen de incompatibilidades para los

miembros de los Consejos de Administración de las enroresas públicas.

7 Adquisiciones y enajenaciones. La adquisición y enajenación de empresas o de activos por parte del

sector público se someterá a rigurosas formas de valoración que garanticen, en todo casó, su realización

por el valor justo que corresponda,

8 Condiciones de actuación. Las condiciones de actuación de las empresas públicas y privadas se

equipararán de forma que en la gestión de ambos tipos de empresa no se den situaciones discriminatorias.

Los representantes del Gobierno y de loa diversos partidos político* con. •representación parlamentaria

entienden -que, si las acciones expuestas se cumplen, señalarán el punto de partida para la superación de

la actual crisis económica,.

 

< Volver