Encuesta de "Ya". 
 Las cátedras y los empresarios, en desacuerdo     
 
 Ya.    23/10/1977.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ENCUESTA DE "YA"

LAS CÁTEDRAS Y LOS EMPRESARIOS, EN DESACUERDO

• «Los autores del plan, poco ambiciosos» (Jesús Prados Arrarte)

• «¿Dónde han encontrado las cifras?» (Juan Velarde Fuertes)

• «Se debía haber congelado los salarios durante un año» (Emilio Figueroa)

• «Creará agudos problemas» (Luis Otarra)

JESÚS PRADOS ARRARTE: «BIEN PROGRAMADO"

El catedrático don Jesús Prados Arrarte nos dijo: "En general, creo que el plan está bien programado,

puesto que prevé transformaciones de coyuntura y de algunos aspectos de la muy deficiente estructura

económica española. Es un tanto prematuro efectuar un análisis del plan, pero considerarla que sus

autores han sido poco ambicioso». La macroecono-mía considera a los sujetos económicos con dos caras,

cual si fueran el dios Jano: los perceptores de salarios son al mismo tiempo los consumidores. Entonces,

¿por qué no haber sido más ambiciosos y no haber reducido el aumento, tanto de salarios como de

precios, en mayor medida?

Encuentro, además, que hay algunas medidas que no se han utilizado. Entre ellas, considero esencial el

"depósito previo de los importadores", es decir, que por una importación de —digamos— un millón de

dólares, se obligue a depositar, por ejemplo, un 40 por 100 durante seis meses, en pesetas, en el Banco de

España, sin intereses. Esta, medida se aplicó en España en los años 1959 y 1969 con gran éxito.

Objeto también en el plan que se limita el aumento de salarios, pero no los beneficios de los empresarios.

Podrían haberse establecido cláusulas para limitar la distribución de estos beneficios a los accionistas.

Imponiendo su reinversión,"

JUAN VELARDE FUERTES: "HAN PREFERIDO EL PARO"

El catedrático don Juan Velardé Fuertes manifestó: "No creo que ningún economista solvente pueda

seriamente decir nada, puesto que se ignora todo sobre cómo se han encontrado las magnitudes,

porcentajes, cifras y datos que se nos acaban de ofrecer. Si no existe coherencia entre ellas, todo es un

desatino; si existe, serta un acierto. Pero, obviamente, sin conocer a fondo este tema, por lo que se publicó

en la prensa ayer, no se puede decir más que, entre paro e inflación, parece haberse seguido el sendero del

paro."

EMILIO FIGUEROA: "EXPECTATIVAS INFLACIONISTAS"

El catedrático don Emilio de Figueroa nos dijo: "La cuestión más grave, a mi modo de ver, es la inflación.

Si no se congelan los salarios, no va a poder ser detenida. La inflación tiene como causas la baja

productividad de nuestro sistema económico y el elevado coste de la mano de obra. Mientras no se

detenga el proceso de aumento de salarios y precios encadenados, no se evita la inflación. Aunque se

marque el tope de aumento salaria] en "sólo" un 22 por 100, con ello se orean expectativas inflacionistas

que no permiten detener el alza de precios. Siempre he opinado que el mecanismo de propagación

inflacionista está aquí. Debiera haberse hecho lo mismo que en Inglaterra, es decir, que empresarios,

trabajadores y Gobierno llegaran a un «cuerdo para congelar los salarios durante un año. Es la única

forma de evitar las expectativas inflacionistas."

LUIS OLARRA: "LAS MEDIDAS, HACE UN ASO"

El empresario don Luis Otarra respondió:

"En principio debo hacer una objeción al procedimiento seguido para la preparación de los acuerdos: ni

empresarios ni trabajadores han sido informados del paquete de medidas sino a "posteriori". Por otra

parte, creo que estas medidas provocarán agudos problemas que contribuirán a complejizar la situación

sociopolítica del país. España no está preparada para tolerar el cierre de empresas, particularmente en

aquellas zonas donde tradicional-mente la oferta de trabajo ha sido muy superior a la demanda, ni tata

poco el creciente descenso del poder adquisitivo,

En resumen, creo que las medidas para mejorar la situación económica tenían que haberse tomado

hace un año, y entonces hubieran sido eficaces."

 

< Volver