El P.S.O.E. Explica su participación en las negociaciones. 
 El "pacto de la Moncloa" supone el desmantelamiento del franquismo     
 
 Informaciones.    25/10/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL P.S.O.E. EXPLICA SU PARTICIPACIÓN EN LAS NEGOCIACIONES

El «pacto de la Moncloa» supone el desmantelamiento del franquismo

MADRID, 25 (INFORMACIONES).

EL Partido Socialista Obrero Español considera que uno de los hechos más trascendentes del «pacto

económico de la Moncloa" lo constituye el hecho de que las negociaciones en pro del mismo hayan

enfrentado a la Unión de Centro Democrático y al Gobierno al plantearse él desmantelamiento del

franquismo, según manifestaron varios parlamentarios del P.S.O.E. en el transcurso de una rueda de

Prensa celebrada ayer en su sede de Madrid.

Durante Ja citada rueda de Prensa, a la que asistieron un total de trece parlamentarios, todos ellos

participantes en la elaboración del documento económico, don Joaquín Leguina expuso en primer lugar

diversos aspectos de la estrategia del P.S.O.E. durante las conversaciones. En esté sentido señaló que su

partido pensó que el acuerdo tenia que ser de consenso, diferenciando un «acuerdo general» qué recogiese

las medidas a corto plazo, y otro de «contrapartidas», que tendría un carácter más preciso.

«El balance, de manera general —según los parlamentarios—, puede calificarse de aceptable, destacando

que el acuerdo tiene que suponer un trabajo de cumplimiento de lo pactado y del desmantelamiento de la

estructura autocrática.» Asimismo, las mismas fuentes manifestaron que durante las negociaciones sé

habla pretendido evitar, por su parte, los planteamientos ambiguos, presentando reivindicaciones

concretas, que en ocasiones fueron criticadas por los otros partidos de «detallistas».

«No hemos tirado la toalla —señalaron los representantes del P.S.O.E.—. Esto es un principio de acuerdo

que habrá que discutir», añadiendo a continuación que la negociación tiene que llegar de manos de la

colaboración de las centrales democráticas y patronales solventes.

«SI acuerdo socialista es de una actitud vigilante —dijeron—, que emplaza al Gobierno a cumplir el pacto

para dar un paso adelante en el proceso democratizador.»

Por otra parte, al ser preguntados sobre la capacidad del actual Gobierno para llevar adelante el «pacto»

firmado hoy, los parlamentarios socialistas manifestaron que técnicamente no existía duda, pero que

tendría que demostrar su capacidad política al tratar con las centrales sindicales y los empresarios.

Al referirse a los puntos más importantes conseguidos de cara a las reivindicaciones que planteaba el

P.S.O.E., se dijo que lo más´ destacado podría ser las medidas referentes al crédito oficial, asi como una

determinada territorialización del control de las Cajas de Ahorro, que, por otra parte, no pasarán al

régimen del Derecho Público, fin perseguido por el P.S.O.E. en la presentación de las «contrapartidas» y

qué constituye —según sus parlamentarios— lo más importante de entre lo «no conseguido».

Por último, los distintos participantes en las subcomisiones que elaboraron el documento parcialmente,

señalaron las cuestiones que, a su entender, constituían los logros más importantes «frente al documento

del Gobierno», recalcando el hecho de que las medidas referentes a la subcomisión de Vivienda y

Urbanismo que constan en el documento sean literalmente las contrapartidas presentadas en seis folios

por el P.S.O.E., quedando desplazados los cuatro folios presentados por ,el Gobierno para la negociación.

25 de octubre de 1977

 

< Volver