I Asamblea Nacional de Nuevas Generaciones  :   
 Los votos centristas y extremistas serán votos desperdiciados para frenar al comunismo, según Fernández de la Mora. 
 Ya.    19/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

I ASAMBLEA NACIONAL DE NUEVAS GENERACIONES

Los votos centristas y extremistas serán votos desperdiciados para frenar al comunismo, según

Fernández de la Mora

Con la lectura de una "carta a las nuevas generaciones" concluyó la I Asamblea Nacional de Nuevas Generaciones de Alianza Popular, a la que asistieron más de cuatrocientos delegados. Fueron aprobadas las ponencias política, económica, social, cultural y de organización.

La carta propone en seis puntos el programa mínimo de objetivos, que figura en otro lugar de este número.

DEMOCRACIA EN LIBERTAD

En su comunicación inaugural, don Jorge Vestrynge, vicesecretario general de Reforma Democrática, dijo que la finalidad de las Nuevas Generaciones de AP es ofrecer una opción real a los jóvenes de España: "Democracia en libertad", denunciando el peligro que acecha a nuestra sociedad: el totalitarismo marxista, y como reacción, el autoritarismo extremista de la derecha. La solución está

en el reformismo, la moderación y el realismo, añadió que para una nueva España posible, mejor para todos, debemos apoyarnos en el triple lema de libertad, responsabilidad y democracia, es decir, humanismo.

Antes y después del almuerzo, don Cruz Martínez Esteruelas, presidente de UDPE, mantuvo un coloquio con los asambleístas. Respecto a los jóvenes, manifestó: "Yo creo que los sentimientos que difunde Alianza Popular están muy arraigados en grandes sectores de la juventud española. Lo que faltaba era hacer el llamamiento y buscar el principio de organización que necesitan todas las actividades humanas. Creo que de aquí sale cuajada una importante organización, una importante esperanza y una red de voces capaces de agrupar a muchos jóvenes de España que piensan como los que están aquí, pero que no han sido todavía llamados. Por eso el futuro de Alianza Popular está asegurado con esta juventud."

El discurso de clausura lo pronunció don Gonzalo Fernández de la Mora, presidente de UNE, quien hizo un análisis crítico del marxismo y comunismo, inclinándose por el humanismo Señaló que la legalización del "Partido Comunista de España se había hecho violando el articulo 172 del Código Penal, Sobre las elecciones manifestó que "lo que vamos a decidir el próximo 15 de junio no va a ser un problema accidenta! de renovación de las instituciones; lo que se va a decidir serán las dos concepciones del mundo y de la vida: el humanismo o el marxismo". Llamó la atención sobre lo que denominó el "voto resultante", es decir, el que resulte de los que voten al centrismo y a los extremismos y que no irán a Alianza Popular, por lo que serán votos desperdiciados para frenar al comunismo.

PROGRAMA MÍNIMO DE ALIANZA POPULAR PARA LA JUVENTUD

Grandes problemas que afectan a todas las nuevas generaciones

Recibimos, con ruego de publicación, la "Carta de Alianza Popular a la juventud de España", documento en el que son analizadas la historia, las ideologías, juventud y misión, y termina por un llamamiento a la juventud, con un programa mínimo de objetivos. Publicamos hoy éstos, y en días sucesivos nos ocuparemos de los restantes puntos:

NUESTRO LLAMAMIENTO

"Proclamamos el principio de unidad para las juventudes, que no puede ser conculcada por los particularismos territoriales, sociales o ideológicos ni desbaratada por ambiciones personales interesadas o mezquinas. No se os pide, en modo alguno, que seáis coro de aduladores para los nuevos líderes ni fuerza de choque para el núcleo adulto del partido, pero sí que seáis un colectivo de vanguardia y, aunque para todos hay un puesto en nuestra acción, no caben en ella los que prefieren la mera contemplación y el descompromiso a la vocación de servicio y entrega generosa.

Por todo ello, y de cara a afrontar los grandes problemas que afectan a todas las nuevas generaciones españolas de hoy, manifestamos nuestro firme propósito de luchar por el siguiente programa mínimo de objetivos:

1. Defendemos reducir la mayoría de edad, a todos los efectos, como reconocimiento oficial del nivel de responsabilidad de los jóvenes españoles y del valor que se debe dar a la voz juvenil como representativa de la voluntad popular.

2. Exigimos la creación de órganos y cauces de representación de la juventud ante los órganos territoriales, los órganos del Estado con competencia en la juventud, las universidades, los institutos y demás centros educativos, así como en las comisiones del Gobierno y otros órganos deliberantes que intervengan en decisiones que afecten a los jóvenes y que no sean arbitrariamente dirigidos o monopolizados por grupos o comandos de acción que se impongan por la violencia.

3. Queremos una administración educativa que sea auténtico órgano de culturización del pueblo, al alcance de todos y al servicio de los altos intereses de la nación.

4. Exigimos un puesto de trabajo digno para todo joven que haya terminado su formación y esté preparado para el ejercicio de su profesión y pedimos unos sistemas de orientación profesional y empleo específicos para la juventud y autogestionados por ella.

5. Emplazamos al Estado a una política de juventud que sea eficaz y abierta a todos los jóvenes, y dotada de los medios suficientes para ofrecer a éstos las instalaciones y los servicios imprescindibles para la ocupación formativa de su tiempo libre.

6. Aceptamos el servicio militar como un servicio ineludible a los más altos intereses de. La nación, pero exigimos que la estancia en filas, lejos de ser un obstáculo para la formación y el empleo de la juventud, se adapte totalmente, en tiempo y forma, a éstos y se complemente con servicio civil a la comunidad para acercar así el pueblo y el Ejército.

7. Exigimos del Estado una respuesta comprometida y eficaz hacia la juventud del campo, para facilitar su asentamiento y para dotarla de los medios necesarios para su formación y para el desarrollo de su actividad productiva. 8. Desafiamos al Estado a que facilite la apertura de cauces para que los jóvenes españoles nos proyectemos hacia el mundo europeo y a la hispanidad, para realizar así nuestra vocación universal.

 

< Volver