El área de la clandestinidad se reduce. 
 La legalización de los partidos continúa     
 
 Diario 16.    11/07/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 36. 

6 / NACIONAL

Lunes 11-julio 77/DIARIO16

EL AREA DE LA CLANDESTINIDAD SE REDUCE

La legalización de los partidos continúa

MADRID, 11 (D16). - El sábado último, el champán, aunque predominaba el vino y los panchitos, fue la

primera bebida de los militantes de los partidos Carlista ORT y del Trabajo para celebrar que a partir de

las 15,30 horas de la tarde dejaron de ser ilegales. Estos tres partidos son los primeros legalizados tras las

elecciones de un total de más de veinte grupos que continúan reducidos a la clandestinidad todavía.

Los primeros en saber la buena noticia fueron Amancio Cabrero y Manuel Guedán, dirigentes de la

Organización Revolucionaria de Trabajadores (ORT), que a la una del mediodía se entrevistaron con el

ministro del Interior. Después de que Martín Villa les comunicara que en el plazo más breve posible

recibirían la comunicación oficial de legalización, se "interesó en contratar" dicen, a los pegacarteles de la

ORT (Candidatura de los Trabajadores) por el trabajo que habían desarrollado durante la campaña

electoral. La noticia llegó a la sede de la ORT con "medio partido en Navarra celebrando el 7 de julio".

Los carlistas se enteraron de la legalización por el "telediario" de la tarde. A buena parte de los dirigentes

del Partido Carlista (PC) su nueva situación jurídica en lo político les ha cogido de vacaciones. José

María Zabala, secretario general, se encontraba el sábado en Austria después de haber acompañado a

Carlos Hugo de Borbón de viaje por algunos países.

Los militantes del Partido del Trabajo de España (PTE) fueron los que más hicieron notar su presión, ya

legal, en la calle. Sobre las siete de la tarde del sábado varios centenares de militantes del Partido del

Trabajo recorrieron el centro de Madrid portando banderas rojas y alguna republicana. Alrededor de las

nueve de la noche unas quinientas personas se congregaron en la calle Augusto Figueroa para oír desde

allí las palabras que pronunciaron desde el balcón de la sede del PTE su secretario general, Eladio García

Castro, y Nazario Aguado.

Sanroma (ORT)

El PCE ya no es comunista

Han pasado ocho años desde el nacimiento, a partir de Acción Sindical de Trabajadores, de la Orga-

nización Revolucionaria de Trabajadores (ORT), partido marxista-leninista de pensamiento Mao Tsetung.

De base fundamentalmente obrera, la ORT ha estado estrechamente ligada al nacimiento de CC OO y del

movimiento ciudadano. De estos dos campos proceden sus líderes más conocidos: José Miguel Ibarrola,

Cristino Doménech, Luis Royo, Paquita Sauquillo, Paco Esteban. A finales de 1976 dejaron CC OO para

apoyar los sindicatos unitarios (SU).

A las pasadas elecciones, la ORT, al retener el Gobierno su legalización, tuvo que presentarse bajo el

nombre de Candidatura de los Trabajadores. No obtuvo ningún escaño. Por Madrid encabezaba la

candidatura Amancio Cabrero, "el del bigote" y Manuel Guedán, miembros del Comité Central de la

ORT. El secretario general, José Sanroma Aldea, no se presentó a las legislativas del 15 de junio al no po-

der hacerlo bajo la bandera de la ORT. Ayer, siendo ya secretario general de un partido legal "Intravsti",

nombre para la clandestinidad de Sanroma, concedió a D16 la siguiente entrevista.

- Es inevitable referirse a las diferencias entre la ORT y el PCE.

- Lo principal es que nosotros somos comunistas y el PCE dejó de serlo hace mucho tiempo. Los

eurocomunistas se basan en la "revisión" del marxismo; nosotros somos fieles al desarrollo creativo del

marxismo-leninismo de pensamiento Mao Tse-tuug. La ORT se vincula a la historia del comunismo en

España que es la historia del partido de José Díaz. Como lo hemos hecho a través de nuestra historia nos

vamos a esforzar en llegar a una colaboración con el PCE en todos los terrenos. Pensamos que en estos

momentos es necesaria la colaboración de todos los partidos de izquierdas, tomando como punto de

referencia., el PSOE, que es el partido de la izquierda que ha recibido el apoyo del pueblo en las urnas.

- ¿Va a suponer la legalización algún cambio en la política de la ORT?

- La legalización no supone ningún cambio en los objetivos del partido: conquistar la República

Democrática y Popular en la que el poder pase a manos del pueblo, éste al servicio de todas las clases

populares y se consiga para España la plena soberanía nacional liberándola del imperialismo

norteamericano y del social-imperialismo soviético. Es evidente que el desmoronamiento de la dictadura

ha traído un cambio en los cauces de la lucha política y todos los partidos deben acoplarse a esta nueva

situación aprovechando al máximo los libertades que el pueblo va conquistando. Un cambio es que vamos

a poder celebrar nuestro primer congreso en la legalidad y esperamos mucho de él, porque nos va a

permitir formular una línea más ajustada a la realidad política del país, con lo que se ampliará la actividad

y la influencia de los marxistas-leninistas en la política del país.

- ¿Después del resultado de las elecciones os consideráis un partido extra-parlamentario al estilo francés o

italiano?

- Los militantes de la OET pensamos que nuestra influencia y vinculación a amplios sectores de masas

nos va a permitir jugar un papel importante a la hora de hacer una nueva Constitución. Nosotros vamos a

pedir que el debate para redactar una nueva Constitución sea público, para que el mayor número de

hombres y mujeres de nuestro pueblo se formen una opinión y la puedan expresar.

- En las municipales, si no hay accidentes, vais a poder presentaros con la hoz y el martillo y bajo la

bandera de la ORT. ¿No cree usted que la izquierda es un tanto optimista ante estas elecciones?

- En las municipales van a jugar un papel más importante los hombres que los partidos, y es evidente que

la izquierda cuenta con hombres y mujeres estrechamente vinculados a la problemática de los barrios y

pueblos. En ese sentido, y contando con que vamos a tener mayor libertad, el optimismo es justificado.

Esto no quiere decir que no vayamos a tener que trabajar mucho para no sufrir las consecuencias de una

política de enfrentamientos. Nosotros, como lo hicimos repetidamente público en las legislativas, somos

decididos partidarios de que la izquierda vaya unida. Vamos a trabajar sin descanso para llegar a acuerdos

tanto de carácter general como parcial.

- ¿En opinión de su secretario general, qué supone la legalización de la ORT?

- Es favorable para la democratización más rápida y amplia de la vida política. Favorece a la defensa de

los intereses de los trabajadores para salir de la crisis económica en la que nos ha metido el capitalismo.

Supone poder luchar legalmente por los derechos de las nacionalidades del Estado español y por una

política internacional de independencia ante los dos imperialismos. La ORT pide, una vez más, la

legalización inmediata de todos los partidos políticos y amnistía total, exigencias a las que no renuncia el

pueblo.

Los carlistas, sorprendidos

"Se ha notado la presencia en el Gobierno de hombres que fueron compañeros de lucha en la oposición

democrática", declaró Carlos Carnicero, de la ejecutiva del Partido Carlista, a D16, poco después de la

legalización de su partido.

La legalización cogió de sorpresa a los dirigentes enlistas, que esperaban que el tema fuese tratado en el

Consejo de Ministros de hoy. El secretario general del partido, José María Zarala, se encuentra en Linz

(Austria) junto a don Carlos. Hago. Mariano Zufía, secretario peñera! de EKA, Partido Carlista de

Euskadi, también se encontraba fuera de su residencia habitual en Pamplona.

Carnicero se refirió a los perjuicios causados a su partido con la no legalización antes de la elecciones.

Refiriéndose a don Carlos Hugo, dijo que "el Gobierno se ha dado cuenta de que no existe un pleito

dinástico por nuestra parte", señalando que los obstáculos legales para el regreso de don Carlos Hugo de

Borbón-Parma pueden removerse en veinticuatro horas. Confió en el pronto regreso a España del

presidente carlista. José María Zavala declaraba el sábado, desde Austria, que el tema del regreso de don

Carlos Hugo "es un punto muy delicado. Tenemos que negociar con el Gobierno".

El partido más antiguo de España

El Partido Carlista, el grupo político más antiguo de España y uno de los más antiguos de Europa, nació

en 1833 y casi desde entonces, y salvo la clarificación ideológica actual, ha vivido en una permanente

contradicción interna, entre el conservadurismo y el progresismo.

En 1931, a la muerte de don Jaime III, es proclamado rey carlista don Alfonso Carlos I. Meses después,

las contradicciones internas llevan a que el partido pierda su propio nombre, para denominarse Comunión

Tradicionalista, origen después de la rama integrista de un autodenominado carlismo, que hoy encabeza

Sixto Enrique de Borbón Parma. La utilización de las ideas religiosas hace que, en 1936, los carlistas se

alineen con el bando vencedor en la guerra civil. A partir de entonces, las relaciones de Franco con el jefe

de la dinastía carlista, don Javier, se hacen cada vez mes difíciles, hasta que, en 1968, toda la familia real

carlista es expulsada de España.

El acto de Montejurra se sigue, no obstante, celebrando todos los años, hasta que en 1976, un

enfrentamiento provocado por los integristas de la Comunión produce dos muertes. En 1977, hace dos

meses, el acto de Montejurra era prohibido y la princesa Irene, hermana de don Carlos Hugo, presidente

del Partido Carlista, expulsada del país.

García Castro (PTE)

"Nuestra fuerza, en las municipales"

Los núcleos que fundaron en 1967 el PTE (Partido Comunista Internacional, hasta que en 1975 cambió su

nombre) procedían en su mayoría del PSUC, PCE, CC OO y universitarios que coincidían en sus críticas

al PCE, al que acusaban de haber abandonado los principios del marxismo-leninismo.

Desde 1973, que se celebra el I Congreso, el cargo de secretario general lo ocupa Eladio García Castro,

"Ramón Lobato" en sus años de clandestinidad. Junto a Eladio García, los hombres públicos más

conocidos del PTE son Nazario Aguado y Manuel Gracia. En lo sindical, el Partido del Trabajo de España

(PTE) ha apoyado a Comisiones Obreras, y sus militantes han tenido destacada presencia, hasta que en la

asamblea de Coslada, a finales del año pasado, decidieron separarse. Desde esa fecha, el Partido del

Trabajo apoya a la Confederación de Sindicatos Unitarios de Trabajadores (CSUT). Jerónimo Lorente,

Blanca Manglano y Antonio Castillo son los impulsores de la CSUT más significados.

En las elecciones, el PTE formó parte del Frente Democrático de Izquierda (FDI). No obtuvieron ningún

escaño.

A última hora de ayer, Eladio García Castro fue entrevistado, por D16.

"Gran alegría", respondió Eladio García Castro, secretario general del PTE, cuando fue preguntado por

D16 sobre la legalización del partido que dirige. "Para nosotros - añadió - supone un mejoramiento de la

posibilidad de influenciar en la opinión pública. Hemos tenido una reacción serena, porque somos

serenos. "

Los dirigentes del PTE esperaban la legalización, "porque después de las elecciones la UCD no iba a

dejar que la oposición democrática tuviera la posibilidad de plantear la iniciativa en el Parlamento. Pero

nuestra legalización después de las elecciones nos ha supuesto un perjuicio cardinal determinante".

EI PTE, a pesar de no haber sacado ningún es-caño, no se considera uno de los grandes derrotados en las

elecciones. "No se puede ser derrotado -dice Ramón Lobato -cuando se está discriminado. La potencia de

nuestro partido se verá en las municipales, cuando pueda participar en la legalidad, como el resto de las

fuerzas."

No al pacto leonino

Sobre el retraso en ser legalizados, el secretario general del Partido del Trabajo opinó que se debo "a que

el Gobierno sabía que nosotros, por nuestra trayectoria, no íbamos a aceptar un pacto leonino para poder

participar, como han hecho otros partidos. Ahora nos han legalizado porque la UCD ha asegurado su

posición, y nos legaliza después de que se haya limitado nuestra presencia en el Parlamento".

"Somos una fuerza republicana. NO entendemos -respondió Eladio García -que haya nada que tenga que

hacernos cambiar. Consideramos que la republicana es la forma de Gobierno más progresista para los

trabajadores. Acataremos la forma de Gobierno que el pueblo determine y pretendemos. partiendo de la

legalidad vigente y de - una Constitución democrática, que se dé la posibilidad popular de cambio."

 

< Volver