Durante la Primera Conferencia del Partido Comunista de España (marxista-leninista), de castilla. 
 Reafirmación de la violencia revolucionaria  :   
 Acusan al PCE, PSOE, PTE y ORT, de "grupos colaboradores" en la "farsa parlamentaria". 
 Pueblo.    11/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Durante la Primera Conferencia del Partido Comunista de España (marxista-leninista), de Castilla

* REAFIRMACION DE LA VIOLENCIA REVOLUCIONARIA

* Acusan al PCE, PSOE, PTE y ORT, de "grupos colaboradores" en la "farsa parlamentaria"

MADRID. (Europa Press.) - El Partido Comunista de España (marxista-leninista) ha celebrado

recientemente la primera conferencia de la Organización de Castilla, a la que asistieron un centenar de

delegados, la mayoría obreros de la industria, según noticias recogidas en medios políticos de Madrid.

La conferencia denunció lo que llama «la farsa parlamentaria», y al PCE PSOE, PTE, ORT y grupos

similares «como grupos colaboradores, cuyo papel en esta fase es el de tratar de frenar el impetuoso

movimiento de la lucha de la clase obrera, así como de dar un tinte democrático al régimen». Se reafirmó

en los justos principios marxistas-leninistas de utilizar la violencia revolucionaria, la necesidad de poner

en un primer plano la defensa de huelgas y manifestaciones, de impulsar el movimiento de piquetes y

apoyar la creación de grupos de autodefensa.

El orden del día constaba de seis puntos, en el segundo de los cuales fue expuesta la lucha llevada a cabo

en el seno del partido contra la línea derechista durante el último año, y fueron denunciadas «las

maniobras de la oligarquía», que difundió una línea claudicante y utilizó grupos como el, GRAPO.

Analizó también las acciones del FRAP (brazo armado del partido) en torno al 14 de abril, las campañas

pro amnistía y el boicot a las elecciones generales.

Sobre las medidas económicas del Gobierno, la primera conferencia del PC (m-l) denunció «la actividad

antiobrera de las centrales sindicales y el pacto social» y decidió apoyar el movimiento asambleario en

todas las fábricas españolas.

En cuanto al informe de agitación y propaganda, la conferencia se pronunció por la necesidad de

incrementar tales actividades, «como única forma de combatir la intoxicación ideológica de las fuerzas

reformistas y revisionistas (PCE, PSOE, ORT, PTE...).

* EL FRAP. CONTRA LOS REPUBLICANOS LEGALIZADOS

El Comité de Madrid del FRAP ha hecho pública una declaración a través de la denominada Agencia de

Prensa España Popular (miembro del FRAP), en la que critica duramente la reciente legalización de los

partidos Acción Republicana Democrática Española y Esquerra Democrática de Catalunya, grupos que

«pese a llamarse republicanos - dice - en nada representan los auténticos intereses populares».

Califica a dichos partidos de «colecciones de viejos retrógrados», que sólo representan a sectores

románticos y minoritarios de la pequeña burguesía, incapaces de analizar la situación del país. El FRAP

afirma que la legalización de éstos y otros ,grupos que se llaman republicanos sólo son «politiqueos al

margen del pueblo».

La nota termina resaltando las acciones del FRAP, que no ha corrido hacia la legalización dejando «los

principios y la vergüenza, si alguna vez los tuvieron», como han hecho otros grupos.

* PLENO DE LA ORT

El Comité Central de la Organización Revolucionaria de Trabajadores (ORT) celebra estos días en

Madrid su V pleno (el primero tras su legalización), presidido por el secretario general del

partido, José Sanromán, al objeto de preparar el I congreso de la ORT, que dará comienzo el próximo

sábado, día 13.

En las reuniones del pleno, que finaliza hoy se ha elaborado la normativa de funcionamiento interno del

congreso, que será sometida a la aprobación de éste. Según esta normativa, la presidencia de1 congreso se

compone de: los cinco delegados más antiguos en el partido, los cinco de más reciente incorporación,

cinco elegidos por el Comité Central y los restantes, por las delegaciones de las diversas nacionalidades y

regiones.

Asimismo, el pleno del Comité Central, que comenzó el martes, ha examinado los siguientes informes

que serán presentados al congreso: problema de las nacionalidades y la autonomía; unidad sindical: la

mujer: bases ideológicas del partido; la enseñanza en España, y la Iglesia.

Por otra parte, ha aprobado unas bases para la elaboración de una constitución democrática que han sido

enviadas a diversos grupos parlamentarios, entre ellos el del PSOE, PC, Grupo Mixto y a algunos

parlamentarios como Letamendia, Xirinachs y Bandrés.

 

< Volver