Autor: García-Mateache, J. M.. 
 Segunda jornada del Congreso de la ORT. 
 La URSS, principal amenaza para la paz mundial     
 
 Hoja del Lunes.    15/08/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 26. 

15 de agosto de 1977 - PAGINA 9

MADRID CAPITAL

Segunda jornada del Congreso de la ORT

LA URSS, PRINCIPAL AMENAZA PARA LA PAZ MUNDIAL

MADRID. (HOJA DEL LU-NES) - Ayer se desarrolló la segunda jornada del primer congreso de la

Organización Revolucionaria de Trabajadores - ORT -, que, a lo largo de la semana que hoy empieza,

desarrollará sus sesiones ante 600 delegados de todo el país, de cara a marcar la línea estratégica del

partido y para elegir el nuevo comité central de la organizaron.

En las sesiones de la mañana, celebradas, como todo el desarrollo del congreso, en el salón de actos del

Colegio Mayor San Juan Evangelista, de la Ciudad Universitaria de Madrid, los delegados resolvieron, en

primer lugar, considerar a la URSS como la principal amenaza para la paz mundial, ya que "ha heredado

de su pasado socialista una industria pesada muy poderosa, y por la situación de dictadura burguesa allí

existente puede hacer muy fuertes inversiones en armamento, a la vez que ha encontrado ya hecho el

reparto del mundo que se estableció entre las potencias capitalistas después de la segunda guerra mundial.

Se encuentra, por tanto, en ascenso, mientras que la otra superpotencia, Estados Unidos, está en

retroceso".

A estas conclusiones, entra otras, llegaron en la ponencia sobre "Situación internacional", presentada por

Manuel Quedán. La ponencia aceptó la teoría de los tres mundos formulada por la República Popular

China, distinguiendo, de una parte a los países del Tercer Mundo, que son la fuerza motriz de la

revolución y del progreso mundial, que deben aliarse con los países industrializados de Europa, Japón...,

los cuales constituyen a su vez el segundo mundo. Unos y otros deben unir sus fuerzas contra la amenaza

de guerra mundial que en diferente grado representan USA y URSS.

España, que por estar situada en Europa forma parte del punto álgido de lucha entre loa dos

imperialismos, debe mantener una política internacional de soberanía y coexistencia pacífica.

El congreso estimó que España no debe entrar en la OTAN, "que es un organismo controlado por Estados

Unidos. Sobre el ingreso en el Mercado Común, la, ORT exige la realización de un referéndum que

permita determinar exactamente los beneficios o daños que resultarían de nuestro ingreso en dicho

organismo. A la vez ha considerado antidemocrática la forma unilateral en que el Gobierno ha resuelto

recientemente esta cuestión".

ESTRECHAMIENTO DE RELACIONES

Se resolvió así mismo estrechar relaciones con el Partido Comunista de China, el Partido del Trabajo de

Albania y también con todos los partidos marxista - leninistas, particularmente de los países

mediterráneos y Portugal.

A ultima hora de la mañana fue aprobada en su integridad esta ponencia.

En la sesión de la tarde se reunieron varias comisiones, qué estudiaron una serie de temas para,

posteriormente y de forma sucesiva, presentarlos al Congreso para su aprobación. Estos temas fueron:

"Situación sindical", "Movimiento obrero", "Movimiento ciudadano"- estas tres con el mayor número de

comisionados -. Después, y con menos integrantes, fueron tratados los temas de las nacionalidades, la

mujer, etc.

Hoy se efectuará la discusión de la ponencia más importante del Congreso, que es la de "Informe político

o balance de la lucha contra el franquismo y situación actual". Esta ponencia será la más larga del

Congreso, ya que las discusiones durarán día y medio. Terminada ésta, mañana al mediodía comenzará la

exposición de la ponencias de las comisiones.

El sábado, a las doce del mediodía, se procederá a la clausura de este Congreso - primero en la legalidad

de la ORT – con una rueda de prensa con los medios informativos, a los que se les expondrán las

conclusiones y el comunicado final de la Organización Revolucionaria de Trabajadores.

José Sanromá (Intxaustl), secretario general de la ORT

"Vamos o crear un partido marxista-leninista más fuerte"

"El Centro y Alianza Popular procurarán que la Constitución sea lo menos democrática posible"

José Sanromá Aldea - Intxausti -, abogado, secretario general de la Organización Revolucionaria de

Trabajadores (ORT), militante de la misma organización desde 1977, en una entrevista concedida a

HOJA DEL LUNES, y coincidiendo con la celebración del primer congreso del partido, recientemente

legalizado, expuso las líneas generales de la actuación de la ORT y su visión del momento actual del país,

junto con la apreciación del partido en torno al futuro de España, dados los pasos que se están efectuando

para la plena consolidación democrática a través de las Cortes elegidas el pasado día 15 de junio

- ¿Cuáles son, a grandes rasgos, los objetivos de la ORT?

- Los objetivos más globales y a más largo plazo de nuestro partido son la construcción del socialismo y

del comunismo en nuestro país. Estos hacen referencia a una época que durará muchos años. La

construcción de la sociedad socialista, sin embargo, está más cercana y nosotros pensamos que pata ello

la transición hacia esas sociedad socialista va a venir fundamentalmente por la implantación de un poder

popular en España que acabe con el poder político y económico de la oligarquía financiera y terrateniente

del imperialismo norteamericano. Nosotros, cuando luchamos por estos objetivos, conquistables a lo largo

de una lucha muy amplia, no nos despreocupamos en absoluto de la lucha por la solución de las

cuestiones más candentes que preocupan a la clase obrera y a todo el pueblo. Es más, estamos

absolutamente convencidos de que sólo llegaremos a esos grandes objetivos de la liberación de la

humanidad si desde ahora mismo luchamos por satisfacer las reivindicaciones más inmediatas de todo el

pueblo trabajador, que están siendo oprimidas diariamente por el capitalismo existente. En ese sentido, a

corto plazo, nosotros queremos participar decisivamente en que el pueblo no sea el que pague el peso de

la crisis y queremos participar en democratizar la vida política, social y económica española.

BURGUESIA Y MARXISMO-LENINISMO

- El desprestigio del marxismo-leninismo ¿puede influir en vuestra actuación de cara al pueblo?

- Nosotros no creemos quo el marxismo-leninismo esté desprestigiado de cara al pueblo trabajador.

Pensamos que este pueblo no conoce suficientemente el marxismo-leninismo, pero no por su propia

responsabilidad, sino porque los comunistas no hemos tenido bajo la dictadura franquista los medios

suficientes y las libertades necesarias para exponer abiertamente nuestra a ideas. Lo que sí existe es una

campaña sistemática de la burguesía contra el marxismo-leninismo, porque ve en esta ideología la

vanguardia de la lucha por la liberación de todo el pueblo al que ella oprime.

- ¿Qué significado va a tener la celebración de este congreso, primero en la legalidad?

- Creemos que la significación que va a tener la celebración de este congreso para la clase obrera va a ser

muy importante, porque vamos a hacer en nuestro congreso un partido M-L más fuerte. Partido que la

clase obrera necesita para cumplir sus

grandes objetivos históricos y también sus tareas del día.

- La línea ideológica de la ORT es pensamiento Mao Tsetung. ¿Existe alguna clase de dependencia a

nivel internacional de ORT con respecto a esta pensamiento?

- No. No tenemos ninguna dependencia internaciona1. Nosotros, los comunistas; pensamos que la teoría

M-L y el pensamiento Mao es algo universal que sirve a todos los comunistas del mundo. No la

consideramos un patrimonio exclusivo de los hombres de tal o cual partido, sino que consideramos que la

clase obrera forma un todo internacional y su teoría también. Nosotros, al definirnos por Marx, no nos

definimos por Alemania, la Alemania era que vivió Marx. Al definirnos por Lenin no nos identificamos

con la Rusia de Lenin. Y lo mismo pasa con el pensamiento de Mao y la República Popular China. En

definitiva, consideramos su pensamiento tan suyo como nuestro. Con respecto a China, nosotros

apreciamos y defendemos todas las conquistas revolucionarias realizadas en ese país, y las consideramos

también parte, aunque indirecta, nuestra. Pero eso no crea ningún lazo de dependencia entre esos partidos

y nosotros. Sí queremos, y eso es normal, que haya una colaboración en la causa común.

EL EUROCOMUNISMO NO ES COMUNISMO

- ¿Cómo veis el eurocomunismo de Santiago Carrillo?

- El llamado eurocomunismo no es comunismo, sino que es abandono del M.-L. Pero no porque critique a

la URSS, porque los diligentes de la Unión Soviética le hacen mucho más daño a la causa del M.-L. Por

otra parte, la crítica que hace Santiago Carrillo al socialimperialismo de la URSS y a los dirigentes del

Partido Comunista ruso son críticas absolutamente superficiales que esconden la complejidad y la

profundidad de los intereses políticos que están en juego en esta disputa, a la que últimamente se le está

dando una dimensión muy amplia. Nosotros pensamos que el eurocomunismo será bueno si cada vez se

distancia más del socialimperialismo soviético, y ORT estimulará eso, aunque no tenemos confianza en

que esto se logre por las propias posiciones que defiende Santiago Carrillo. Se logrará cuando los

auténticos comunistas desenmascaremos, cada vez más claramente ante todo nuestro pueblo, que la URSS

es una potencia socialimperialista. Por otra parte, si Santiago Carrillo quiere conservar algo de su

influencia entre las filas del pueblo español, se verá obligado también a hacer una crítica mas profunda de

tal sistema.

NUEVA CONSTITUCIÓN

- ¿Deseáis intervenir en la confección del nuevo sistema constitucional?

- Por supuesto. Nosotros consideramos una necesidad y una cuestión muy positiva la elaboración de una

constitución democrática para nuestro país. Y pensamos que aunque todos los partidos que estén en las

Cortes se hayan pronunciado por una constitución, a la que han llamado además democrática, no está

garantizado, ni mucho menos, el carácter democrático de esa constitución. La ORT piensa que Alianza

Popular, y no sólo este grupo, sino la Unión del Centro Democrático, harán todo lo posible para que esa

constitución sea lo menos democrática posible. Por eso nuestro partido quiere aportar su granito de arena

para que esa constitución sea lo más democrática que se pueda dar. Nuestra forma de intervenir en la

elaborado se ajusta en la línea de lo que tiene que ser un partido comunista, un partido obrero y popular.

En primer lugar, hemos elaborado un proyecto de bases para la redacción de una constitución democrática

que la hemos enviado a la Comisión Constitucional de las Cortes y a aquellos grupos parlamentarios que

pensamos pueden hacerse más eco de las reivindicaciones democráticas. Esto lo consideramos un paso,

pero no un paso fundamental, sino previo.

...El paso fundamental que vamos a dar es llevar e todos los lugares donde vive el pueblo ese debate que

va a tener lugar en la Constitución. La finalidad de esto es que, en cierto modo, sea el pueblo el que,

tomando la mano de los que van a redactar la Constitución, les obliguen a poner las mejores letras

democráticas.

DENUNCIA DE LA UNIÓN SOVIÉTICA

- Con respecto al futuro del país, ¿cómo veis los pasos que se han dado hasta el momento?

- Considero que la actual situación es positiva, con respecto a la anterior, aunque nosotros creemos que

estos efectos beneficiosos se han debido a la voluntad y a la actuación del pueblo, no a la voluntad y

acción de la Unión del Centro Democrático. Pensamos que el equilibrio del país se dará,

fundamentalmente, cuando acabemos con quien provoca el desequilibrio, y quien provoca este

desequilibrio es el podrido poder político y económico de la oligarquía financiera y terrateniente. En ese

sentido haremos todo lo posible para que haya cada vez más libertades democráticas en nuestro país; para

que el pueblo pueda ganar la fuerza y la capacidad suficiente para tomar el poder y para construir una

España soberana en el plano internacional. Consideramos también que un factor de equilibrio para nuestra

Patria es que ésta sea independiente de las dos superpotencias, de EE, UU. y de la URSS. No queremos

que vuelva a haber una guerra en España estimulada por las dos superpotencias, que conviertan a España,

como parte de Europa, en un foco agudo de sus disputas. Por eso, nosotros desde ahora lucharemos contra

el imperialismo americano y haremos todo lo que esté en nuestras manos por denunciar y combatir a la

URSS.

J. M. GARCIA MATEACHE

 

< Volver