Según el partido, pertenecían al PCE. 
 Expulsados cuatro congresistas de la ORT  :   
 Cabrero: "Si hay mas provocaciónes, haremos frente a ellas". 
 Informaciones.    18/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

SEGÚN EL PARTIDO, PERTENECÍAN AL P.C.E. (m-1)

EXPULSADOS CUATRO CONGRESISTAS DE LA O.R.T.

CABRERO: «SI HAY MAS PROVOCACIONES, HAREMOS FRENTE A ELLAS»

MADRID, 18 (INFORMACIONES).

LOS provocadores políticos son tan viejos como la propia Humanidad. Estos indeseables están al servicio

de alguien que todavía no hemos podido determinar», manifestó ayer tarde, en el transcurso de una rueda

de Prensa, el presidente de la mesa del I Congreso de la O. R. T., don Amando Cabrero, al referirse a la

expulsión del partido de cuatro de los congresistas, que se produjo en la noche del pasado martes.

Con anterioridad, el señor Cabrero leyó la resolución adoptada por la presidencia del congreso y más

tarde ratificada por el pleno del mismo. Según la nota, los expulsados son Raquel López, Manuel Corpas

Rumayor e Isabel Corpas Rumayor, así como otro congresista del que no se ha facilitado la identidad, por

considerar que no ha realizado hasta el momento ninguna actividad pública contra el partido. Los cuatro

expulsados pertenecen, según fuentes del partido, al P.C.E. (m-l) y eran representantes del sector

madrileño de Carabanchel. Continua el comunicado señalando que los motivos de tal medida son "el

negarse ostentosa y sistemáticamente a asistir a las sesiones de trabajo, así como de inhibirse totalmente

en las votaciones del congreso".

"PROVOCADORES"

El señor Cabrero, junto con otros componentes de la mesa presidencial del congreso, manifestaron en la

rueda de Prensa que, una vez fueron expulsados por su actitud los tres congresistas, se intentó una

reconciliación, invitándoseles a que participasen de nuevo activamente en el congreso, a lo que se

negaron, di-rigiéndose posteriormente a un periódico, en el que declararon que con su expulsión se

intentaba anular la controversia, ya que tenían preparada una contraponencia para ser expresada horas

más tarde sobre el tema de la organización del partido.

Fuentes del partido precisaron que ninguno de los expulsados había mencionado nunca la pretensión de

exponer sus ideas y, mucho menos, dar noticias sobre esa «presunta» contraponencia. El señor Cabrero

declaró, por otra parte, que los citados individuos habían desertado en varias ocasiones de la sede del

congreso sin ningún tipo de permiso e incluso se habían entrevistado con líderes de otros partidos ajenos a

la O.R.T. Por último dijo que «si hay más provocaciones, les haremos frente, siempre intentando

solucionar los problemas de forma pacífica y ordenada».

18 de agosto de 1977

 

< Volver