Autor: García, Sebastián. 
 Las organizaciones juveniles de los partidos/ 1. 
 Las Juventudes Maoístas propondrán una carta constitucional juvenil     
 
 El País.    18/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

POLÍTICA

EL PAIS

Las organizaciones juveniles de los partidos/1

Las Juventudes Maoístas propondrán una carta constitucional juvenil

EL PAÍS inicia hoy la publicación de una serie de entrevistas con los dirigentes de las organizaciones

políticas juveniles, en las que se abordará la problemática de este sector específico de la sociedad, y las

soluciones que aportan los jóvenes que han decidido buscar la realización de sus aspiraciones a través de

la actividad política. Faustino Bosquet, veinticuatro años, delineante, y secretario general de la Unión de

Juventudes Maoístas desde julio del año pasado, se prestó a esta primera entrevista que le hizo Sebastián

García.

Pregunta. ¿Qué es la Unión de Juventudes Maoístas (UJM) respecto a la Organización Revolucionaria de

Trabajadores (ORT)?

Respuesta. Es una organización que surgió para dar respuesta a los problemas de la juventud, y creada por

ella misma. Cuando nos constituimos en noviembre de 1975 decidimos vincularnos a la ORT, porque

consideramos en primer lugar que la juventud no es una clase social, sino un sector especial, y no puede

constituir, por tanto, un partido, y pensamos que nuestra problemática va a tener una solución cabal en el

socialismo, lo que hizo necesaria nuestra vinculación al partido de la clase obrera, que es la ORT.

Frente a la actual ideología de corrupción de la burguesía, pensamos que el proletariado nos aporta una

ideología socialista, que se corresponde con los ideales que los jóvenes tenemos, y una forma de ser y

pensar que quisiéramos haber encontrado al nacer, y que no se da en la actual sociedad capitalista. Somos

independientes de la ORI y tenemos nuestros propios órganos directivos, aunque exista un acuerdo de la

UJM para hacer nuestra la política de la ORT, en cuestiones generales.

P. ¿.Cómo son las relaciones de la UJM con otras organizaciones políticas juveniles?

R. Existen respecto a los problemas políticos que afectan a toda la juventud. Ahora queremos llegar a una

reunión con las demás para elaborar una carta constitucional de los derechos de la juventud que sería

presentada unitariamente en el momento de elaborar la Constitución. Antes existía la Plataforma de

Fuerzas Políticas Juveniles, que ahora no funciona, pero querríamos que se constituyese otro organismo

provisional para defender esta carta y exponer la cuestión ante las asambleas de parlamentarios. Esta

labor ya se hace con éxito en algunas nacionalidades y provincias.

Paralelamente, estamos llevando y quisiéramos llevar de forma coordinada una labor de concienciación y

exigencia para la legalización de todas las organizaciones políticas juveniles —de nuestra solicitud aún no

hay respuesta—, y para que se nos conceda de inmediato el voto a los dieciocho años.

Participación activa en la política

P. ¿Cuál podría ser, a su juicio, la labor política de la juventud?

R. Primero, conseguir ese marco legal en la Constitución, de forma que se excluya la actual situación de

marginación. Y después, creemos que la actividad de la juventud debe orientarse a conseguir de forma

real y práctica su participación, no sólo en los asuntos que nos atañen como jóvenes, sino en todos los

asuntos políticos, económicos y sociales que se dan en nuestro país.

P. ¿Cómo contempla desde la UJM la posible unión de la ORT con el Partido del Trabajo de España?

R. A nosotros se nos plantearía a nivel de juventudes. El ser organizaciones independientes, la UJM y la

Joven Guardia Roja, nuestra paralela del PTE, podría facilitar un proceso propio, pero pensamos que la

JGR lleva una política bastante seguidista de la que le marca el PTE, y que ello dificulta tal proceso. La

JGR ha hecho a veces daño a los intereses de la juventud: por ejemplo, en la campaña electoral se

dedicaron a crear organismos un tanto fantasmales de apoyo al Frente Democrático de Izquierdas, y

rechazaron nuestra propuesta de llevar una labor común por el voto a los dieciocho años. Y ha habido

otras manifestaciones.

P. ¿Qué soluciones aportaría la UJM a los problemas del trabajador joven?

R. Primero, que se cumpliesen estrictamente las leyes que impiden el trabajo a los menores de la edad

establecida. Después, una revisión de las actuales condiciones del contrato de aprendizaje, que son

completamente vejatorias para el joven, al que se considera como mano de obra especialmente barata y

explotable, por las necesidades de las familias obreras. Otra medida sería sancionar todo trato

discriminatorio y vejatorio, especialmente en las empresas medias y pequeñas, donde la clase obrera aún

no ha impuesto sus derechos.

P. En España, actualmente, ¿cómo se podría aplicar la tesis maoísta de unir el aprendizaje manual con el

intelectual?

R. Habría que hacerlo desde la infancia, al empezar la enseñanza, pero los centros que practican algo así

actualmente son prohibitivos por su costo. Sí, creemos que esto interesa especialmente en los centros de

estudios técnicos, y no digamos en las universidades, donde hay una carencia general de medios para

combinar la teoría con la experiencia que da la práctica, y que después resulta más cara para la sociedad,

pues los técnicos necesitan un tiempo elevado para asimilar en la práctica sus conocimientos.

 

< Volver