Autor: Ramírez, Pedro J.. 
   Mitin republicano en la clausura del Congreso de la ORT  :   
 El PSOE estuvo. 
 ABC.    21/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

MITIN REPUBLICANO EN LA CLAUSURA DEL CONGRESO DE LA O. R. T.

El P. S. O. E. estuvo representado por Gómez Llorente, presidente en funciones de la Cámara de

Diputados

Con un espíritu de clara reivindicación republicana fue clausurado ayer, en el Colegio Mayor San Juan

Evangelista, el Congreso de la Organización Revolucionaria de Trabajadores, primera Asamblea de un

partido marxista-leninista que se celebra legalmente en España. A pesar de los tímidos intentos

apaciguadores de algunos dirigentes de la O. R. T. y de que el tema fue eludido en la intervención del

recién reelegido secretario general, José Sanromá «Intxausti», los momentos de mayor entusiasmo de la

jornada correspondieron a manifestaciones antimonárquicas.

Ya antes del comienzo del acto propiamente dicho un par de centenares de militantes de la Unión de

Juventudes Maoístas extendieron en el patio del Colegio Mayor una enorme bandera tricolor, junto a la

que depositaron «ikurriñas», «senyeras» y otras banderas de diversas nacionalidades de menor tamaño. A

continuación formaron un inmenso corro en torno al conjunto y comenzaron a pronunciar todo tipo de

gritos y cantos. Como en un momento corearan una frase despectiva contra el Rey Juan Carlos, el

miembro del Comité Central de la O. R. T. Manuel Guedán hizo expresivos gestos desde una ventana

pidiendo que cambiaran de lema.

DEMOCRACIA Y REPÚBLICA.—La sesión de clausura estuvo dedicada en su mayor parte a las

intervenciones de los delegados de los partidos invitados. La más aplaudida fue, con diferencia, la de

Eduardo Prada, presidente de Arde, quien afirmó que «en España no puede haber auténtica democracia si

no se proclama la República», y que «la República la tenéis que traer vosotros». Se refirió a la «dictadura

borbónica», para terminar anunciando: «No toleraremos que se nos imponga por decreto una Monarquía

traída por el dictador.»

El representante de Esquerra Republicana de Cataluña, Joan Fúster, dijo por su parte, que era preciso

«combatir juntos para restaurar la República que nos fue quitada por la guerra». «No la del 31». añadió

«¿Quién sabe?, quizá la del mes que viene.» En términos parecidos se manifestaron los delegados del

Movimiento Comunista, la Organización da Izquierda Comunista, la Liga Comunista Revolucionaria y el

Partido del Trabajo.

Este último, Nazario Aguado, se refirió también de forma muy explícita a la unidad de las fuerzas

populares y, en concreto, a la formación de un solo partido marxista-leninista. Contrastando con el

entusiasmo que despertaron otras intervenciones, la suya fue acogida con frialdad y ni uno sólo de los

cuarenta miembros del Comité Central llegó a aplaudirle. Cabe recordar a este respecto la interrupción

hace meses del proceso unitario existente entre la O. R. T. y el P. T .E., y el escepticismo con el que las

llamadas a la unidad del P. T. E. han sido recientemente acogidas por la O. R. T.

GÓMEZ LLORENTE.—El P .S. O. E. estuvo representado por Luis Gómez Llorente, miembro de la

Ejecutiva y en estos momentos presidente en funciones del Congreso a raíz del viaje de Alvarez de

Miranda a Venezuela y de la enfermedad de Jesús Esperabé. Gómez Llorente se refirió a la «solidaridad

del movimiento obrero» y dijo que si bien existen diferencias entre unos partidos y otros «todos

aspiramos a una misma ciudad ideal: la sociedad sin clases».

La presencia de Gómez Llorente en el acto —en un principio se había anunciado que asistiría Enrique

Múgica— fue ampliamente comentada por los informadores y colocada en el contexto de las tensiones al

parecer existentes en el seno de la Ejecutiva del P. S. O. E.

Hacía el final del acto tuvo lugar un pequeño incidente al abandonar la sala Luis Lucio Lobato,

representante del P.C.E., sin duda ofendido por las duras críticas contra el eurocomunismo que en aquel

momento formulaba desde el estrado un dirigente del Movimiento de los Trabajadores Italiano.

INTERVENCIÓN DE INTXAUSTI. —El Congreso quedó clausurado con unas breves palabras de José

Sanromán, abogado, de veintinueve años, conocido en la clandestinidad con el sobrenombre de Intxausti.

En claro contraste con el fervor que su presencia en el estrado suscitó en la sala, el secretario general de la

O. R. T. habló de forma monocorde y a veces vacilante.

Se refirió al tema de las autonomías —«Existen nacionalidades oprimidas y existe una nación

opresora»—; atacó reiteradamente al «capitalismo imperialista de Estado de la Unión Soviética» y

propugnó la unidad de las «fuerzas obreras y populares» de cara a las elecciones municipales.

Seguidamente instó a todos sus compañeros a cantar «La Internacional».

La clausura del Congreso tuvo también su anécdota. El senador Xirinachs envió un telegrama, cuyo texto

no pudo por menos que provocar algunas sonrisas. «Imposible asistir por mantener vigilancia amnistía»,

decía literalmente.

Pedro J. RAMÍREZ.

 

< Volver