España y la integración económica europea     
 
 ABC.    07/10/1959.  Página: 36. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ESPAÑA Y LA INTEGRACION ECONÓMICA EUROPEA

El día en que se habló por primera vez de la integración europea y de la unidad económica de Europa, cayó sobre los españoles una nube de graves preocupaciones. Las cuales subieron de punto hasta hacerse angustiosa ansiedad cuando, por efecto de la creación del Mercado Común o sus fórmulas complementarias de zonas de libre comercio, se planteó el problema "shakespeareario" del "ser o no ser" del "entrar o no entrar". Si se entraba, ¿por qué? Y si no se entraba, por qué?, también. Por primera vez en la vida española no servía esa fabulosa facilidad de improvisación, ese diestro y alegre "ojo de buen cubero" que nos ha servido tantas veces para hacer regates a la vida y torear sus mas difíciles problemas.

Imagínese con qué alegría y satisfacción tienen que saber ahora los españoles que ha habido alguien—un alguien colectivo, una selección aristocrática de la ciencia y del estudio—que ha tomado a su cargo nada más y nada menos que darle resueltos todos los prúicipios de decisión, todos los argumentos de elección cuando se trate finalmente de elegir y de decidir cuál es la postura más conveniente y la solución más oportuna en la difícil materia de la integración europea.

Para resolver tan grave problema—problema de estudio profundo de nuestra estructura económica, no sólo en cuanto es sino en cuanto puede ser?—, dos equipos se pusieron inmediatamente en marcha. Uno oficial, constituido por una selección muy estimable de representantes ministeriales y de diversos organispos, incluidos los sindicales, los cuales, después habían de ampliar por su cuenta y con gran acierto 1 a información necesaria para saber a qué atenerse en tan grave y difícil materia como es la de determinar si nos conviene o no nos conviene adherirnos a la unidad económka europea que propugnan y representan, las comunidades económicas creadas para el viejo continente. Y otro privado, al que la tarea le venia como anillo al dedo, puesto que se trataba de la antigua organización de Estudios Económicos Españoles y Europeos, feliz inspiración de un ilustre ex ministro de Hacienda, don josé Larraz, quej supo convocar para este fin al mecenazgo liberal y generoso de la banca y de las más poderosas empresas industriales delpaís. Pues bien; a este último organismo hemos de referirnos ahora al señalar la aparición del tomo VIII—mas de mil páginas en tamaño de folio—que recoge y completa—-puesto que el tomo anterior, el VII, había inicUdo la tarea— todo el conjunto de consecuencias que para los diversos sectores de la economía española tendría su eventual integración en una unidad económica europea per fecta.

No es nada fácil alcanzar las dimensiones monumentales en una empresa editorial, y menos en España, donde los monumentos editoriales, en sus tres dimensiones de altura, amplitud y profundidad, son tan raros que apenas si conseguimos recordar, en los tiempos modernos, más que el Diccionario Geográfico y Estadístico, de don Pascual Madoz, y la Biblioteca de Autores Españoles, de Rivadeneyra. La interesantísima biblioteca Que está formando la organización de Estudios Económicos Españoles v Europeos, pide ya paso con apremio para entrar por derecho propio en el estadio de las grandes realizaciones de la ciencia española, dentro de la ciencia lmás joven, pero la más difícil qus es la economía.

Nos faltaría espacio, pero no ganas de hacerlo, si quisiéramos recoger, una por una, todas las conclusiones trascendentales a las que una "élite" de autores especializados en cada uno de los aspectos de nuestra economía llegan, convocados a la gran tarea de dictaminar cómo "le iría" a cada sector económico una intepración súbita y total en la economía europea. Porque este último ha sido el supuesto común para todos, y al que todos se han atenido. Y no perderá el tiempo, ciertamente, antes bien, lo ganará con intereses usurarios quien busque documentarse en tan limpia y abundante fuente de información sobre la estructura económica española en relación con la europea.

 

< Volver