Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 El Consell, al borde de la quiebra. 
 Los liberales catalanes, contra la abstención en el referéndum  :   
 Los socialdemócratas tampoco han ratificaco el llamamiento de la Assemblea. 
 Informaciones.    23/11/1976.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

EL CONSELL, AL BORDE DE LA QUIEBRA

Los liberales catalanes, contra la abstención en el referéndum

LOS SOCIALDEMOCRATAS TAMPOCO HAN RATIFICADO EL LLAMAMIENTO DE

LA ASSEMBLEA

Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 23.

EL querer abstenerse de participar en el referéndum, por ejemplo, me parecería un nuevo y grave error de la oposición.» Así opina don Ramón Trias Fargas, líder de Esquerra Democrática de Cataluña (liberales), en unas amplias declaraciones concedidas a la periodista Mary Mérida en «Hoja del Lunes». En sus manifestaciones periodísticas, el conocido político catalán confirma los pronósticos recientes que lo situaban en una posición muy cercana a la reforma y explícitamente contraria a la ruptura.

«Creo que es justo reconocer —proclama el señor Trías Fargas que el presidente Suárez va cumpliendo lo que promete. Pero, sobre todo, lo que, justo o no, resulta cierto es que el Gobierno lleva la iniciativa.» Y añade: «Durante un año decisivo hemos sido rupturistas. El resultado ha sido flaco. Creo que la oposición debe darle ahora su oportunidad al nac-tismo.»

EL PAÍS NO QUIERE RUPTURAS

Insistiendo en el —según sus palabras— fracaso de la ruptura, don Ramón Trías Fargas precisa: «Durante un año nos sometimos por solidaridad a las consignas ma-yoritarias y hemos sido Inquebrantablemente y u n i ta-riamente rupturistas. Pero lia llegado el momento de hacer balance. La verdad es que he llegado a la conclusión de que, hoy por hoy, el país no quiere rupturas ni violencias (...). Nq podemos seguir para siempre en una pataleta infantil, insistiendo en la ruptura y diciendo que no queremos que la democracia se nos entregue otorgada.»

Con estas declaraciones, el señor Trías Fargas sitúa al Consell de Fuerzas Políticas —al que su partido pertenece— al borde mismo de la quiebra. El Consell, que fue fundado hace un año, aglutina a sectores moderados y a los sectores izquierdistas, unidos entonces en la búsqueda de las libertades políticas y de la autonomía para Cataluña, a través de la ruptura pacífica y democrática. A lo largo de este año, el mencionado organismo ha sufrido ya múltiples crisis, siempre fundamentadas en la difícil convivencia p o 1itica entre los partidos liberales, nacionalistas y socialdemócratas, por un lado, y los partidos marxistas (socialistas y comunistas), por el otro.

A raíz del avance reformista, empezaron a percibirse aquí una serie de síntomas reveladores de que la unidad andaba en el Consell muy resquebrajada. Sin embargo, las apariencias se han mantenido hasta el momento. Ahora, la pública postura de una de las figuras mas singulares del centro-izquierda catalán puede precipitar la escisión, a poco que, en la práctica, el resto de partidos de esta ideología secunde la tesis expuesta en «Hoja del Lunes».

La primera señal, en este sentido, ha sido apuntada ayer mismo por el Partido Socialista de Cataluña (ex Reagrupament), de inequívoca trayectoria social demócrata. Mediante un comunicado, el P.S.C. (ex R.) informa que su conse.lo uolítico ha decidido la actitud a seguir delante del referéndum, pero advierte que no puede difundirla hasta que se reúna el Consell de Fuerzas políticas, «para intentar fijar una política conjunta catalana» sin embargo, el documento del grupo pallaquista va deja traslucir su posición, cuando se opone —por cuestiones de procedímiento— al llamamiento de la Assemblea de C a t a 1 uña, exhortando a la abstención activa de los ciudadanos. Parece evidente que, en caso de conformidad, el P.S.C. (ex R.) se habría apresurado a ratificar los postulados pro abstencion sostenidos por la Assemblea.

Así lo hizo el pasado fin de semana el P.S.U.C. (comunistas catalanes), mediante una nota que, titulada «no a un referéndum sin libertad», abosa ñor la abstención y se extiende en parecidos argumentos a los empleados por la Plataforma de Organismos Democráticos en su reciente reunión cele orada en Madrid

 

< Volver