Referéndum. 15 de diciembre: 23 millones de españoles ante las urnas. 
 El Gobierno, beligerante contra las campañas abstencionistas     
 
 Pueblo.    24/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 44. 

15 DE DICIEMBRE: 23 MILLONES DE ESPAÑOLES, ANTE LAS URNAS

El Gobierno, beligerante contra las campañas abstencinistas

Los partidos legales podrán adoptar cualquier postura respecto al foto

Los "legalizables" gozarán de tolerancia

Martín Villa y Reguera explican la mecánica del próximo referéndum

MADRID. (Europa Press.) — El Gobierno confirmó oficialmente ayer, martes, que el próximo referéndum relativo a la reforma política se celebrará el 15 de diciembre.

Al mismo tiempo, ha dado cuenta a los representantes de los medios informativos de las tres disposiciones oficiales que aparecen hoy, miércoles, en el «Boletín Oficial del Estado», que se refieren a:

1. Real decreto de la jefatura del Estado por el que se somete a referéndum de la nación el proyecto de ley para la reforma política.

2. Real decreto de la presidencia del Gobierno por el que se regula el procedimiento para la aplicación de la ley de referéndum, y

3. Orden de la presidencia del Gobierno por la que se aprueban los modelos de impresos para la realización del referéndum. Estas disposiciones fueron aprobadas por el Consejo de Ministros del viernes pasado.

El anuncio oficial de la fecha del referéndum y la entrega de la documentación citada se produjo en un almuerzo celebrado en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid, en el que el ministro de Información y Turismo, señor Reguera, invitó al ministro de la Gobernación, señor Martín Villa, y a los representantes de ios medios de comunicación para este primer contacto con vistas a la próxima consulta popular. Asistieron también los subsecretarios de Gobernación, señor Ortí Bordas, y de Información y Turismo, señor Fernández Campos; el vicesecretario general del Movimiento, don Eduardo Navarro; directores generales de Coordinación Informativa, señor Rodríguez Castillo, y de Radio y Televisión, don Rafael Ansón: el director general de Correos, señor Acha. así como todos los miembros de la comisión interministerial que durante estos últimos meses ha trabajado en los preparativos para la celebración del referéndum, como representantes de distintos departamentos ministeriales entre «líos el director general de

AGRADECIMIENTO A LA PRENSA

El titular de Información y Turismo, señor Reguera, pronunció unas palabras dedicadas a la Prensa, en las que expresó su agradecimiento por el comportamiento abierto de la misma y su avance por las vías de la libertad y la democracia, en las que subrayó que ha desempeñado y seguirá desempeñando un importante papel. El ministro repitió que se sentía muy satisfecho ante como está jugando la Prensa el papel que le corresponde en esta etapa de la vida española.

GARANTÍA DEL ORDEN

El ministro de la Gobernación, señor Martín Villa, hizo uso de la palabra seguidamente, para dar cuenta de las tres disposiciones oficiales ya mencionadas y enumerar seguidamente las principa1es características del referéndum y el calendario del mismo.

Entre las características, figuran esencialmente:

Constitución de mesas electorales con participación de interventores de aquellos partidos políticos legales y de otros ciudadanos que lo deseen.

El voto por correo, con especial aplicación a los españoles residentes en el extranjero, de manera concreta los emigrantes.

La posibilidad de reclamaciones y recursos.

La decisión del Gobierno de actuar firmemente para garantizar el orden que debe rodear la celebración de esta consulta popular y la garantía de la pureza de la misma.

Otros datos importantes facilitados por el ministro señor Martin Villa fueron los siguientes:

Veintitrés millones de españoles podrán participar en el referéndum.

Habrá 53.000 mesas electorales y 30.000 secciones.

La provincia con más participantes es Barcelona, con unos 2.847.000 y cerca de 7.000 mesas electorales, seguida de Madrid, con unos 2.573.000 posibles participantes y 6.600 mesas electorales.

El costo del referéndum, según crédito aprobado por el Consejo de Estado, es de 1.350 millones de pesetas para funciones operativas, con 500 millones para funciones informativas.

Seguidamente se entabló un diálogo en torno a diversos aspectos del referéndum. Las preguntas fueron contestadas por los dos ministros, y los directores generales de Radió y Televisión. Coordinación Informativa y Asuntos Consulares.

De este diálogo, las conclusiones a que puede llegarse, en síntesis, son las siguientes:

Los centros receptores de datos estarán instalados en el Ministerio de la Gobernación, Dirección General de Tráfico y central de Correos, con una terminal en el Palacio de Congresos y Exposiciones.

Han sido adoptadas todas las medidas para conseguí «na información rápida, veraz y contrastada.

PROPAGANDA POLÍTICA

Todos los medios informativos que cubran ta información del referéndum podrán solicitar cualquier dato relativo a un aspecto parcial y contrastar cualquier dato.

El Gobierno quiere conocer de una manera real y sincera cuál es la opinión del pueblo español en torno a este gran tema de la reforma política.

La propaganda política en favor de la abstención, es decir, de la no participación en el referéndum, no es lícita en principio. El Gobierno la combatirá con todas sus fuerzas. El Gobierno se siente asistido por la gran mayoría del país, que desea la participación poli-tica. Defender la abstención es ir en contra de un deber cívico y de un derecho, por lo cual seria una inconsecuencia propiciar la abstención. El Gobierno será beligerante en cualquier confrontación que se oponga a la participación de los españoles en esta consulta popular.

Es perfectamente licito tanto el sí como el no y el voto en blanco. Concretamente, el Ministerio de Información y Turismo será neutral en cuanto al sí o el no, pero no respecto al enfrentamiento con la consulta popular.

El Ministerio de la Gobernación aplicará la ley de Reuniones vigente respecto a actividades de grupos políticos en relación con el referéndum.

Lo mismo que ha defendido en las Cortes el proyecto de ley, el Gobierno defenderá la participación del pueblo español en e| referéndum.

En cuanto a la postura de los diversos grupos políticos. la posición del Gobierno será: A los grupos legales permitirá todo; es decir, cualquier postura a favor del sí, del no o del voto en blanco. A los grupos ilegales (Partido Comunista y aquellos otros grupos regionales de la misma ideología, como el Partido Socialista Unificado de Cataluña, Partido Comunista de Euzkadi, etcétera, y los situados a ia izquierda de] citado partido) no permitirá nada. A los grupos legalizables (se citó a los partidos socialistas), lo que decida o convenga al Gobierno.

En lo que se refiere a los medios de comunicación: Radio y Televisión Española defenderá al Estado y lo que decida el Gobierno. Televisión informará absolutamente de todo lo relacionado con el referéndum; admitirá posturas a favor del si y del no, siempre que la procedencia sea legal. En otros casos se atendrá a lo que diga el Gobierno.

Respecto a los medios de comunicación privada, la postura del Gobierno no variará con motivo del referéndum y seguirá siendo exactamente ta misma que hasta ahora; es decir, defender una información abierta, sin permitir aquella propaganda ilegal, que está tipificada en el Código Penal vigente (se refiere principalmente al Partido Comunista y los situados a la izquierda de éste).

Se calcula en 700.000 el número de españoles residentes en e! extranjera que podrán votar an ti referéndum.

PROPAGANDA EN LENGUAS VERNÁCULAS

La propaganda oficial que el Gobierno utilizará para recabar la atención del ciudadano español en el próximo referéndum nacional, a celebrar el próximo día 15 de diciembre, estará impresa en todas las lenguas vernáculas españolas, según ha podido saber Europa Press en medios autorizados.

La campaña publicitaria — en sus dos fases de información y exhortación a realizar el voto— está elaborada en castellano, catalán, gallego, mallorquín, "valenciano y vascuence. Durante la preparación técnica del referéndum fue objeto de tratamiento si la contestación a la pregunta formulada a los electores podría también hacerse en lenguas vernáculas. Los responsables de la comisión correspondiente decidíeron que la respuesta se formulara en castellano, puesto que la traducción del «sí» y del «no» no tiene un equivalente monosilábico en todas las lenguas vernáculas, como sucede, por ejemplo, en el vascuence, y porque la uniformidad en las respuestas favorecerá el escrutinio.

 

< Volver