Autor: Tomás Marco, Juan José. 
 Ante el Referéndum. 
 Se establece por primera vez el voto en blanco     
 
 Ya.    28/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

28-XI-76

INFORMACIÓN NACIONAL

ANTE EL REFERENDUM

SE ESTABLECE POR PRIMERA VEZ EL VOTO EN BLANCO

La obligación de votar que regía en los dos referendums anteriores se sustituye por el deber de votar •

Una cuestión controvertida puede ser el modo de deducir la mayoría de votos necesaria para la ratificación del proyecto de ley, al haber introducido legalmente el voto en blanco • En los referendums anteriores, la papeleta de votación tenía que ser de color blanco. Para este referéndum no se señala color del papel, pero la ley electoral de 1907 habla de "papeleta blanca doblada"

NO se han dicho todas las cosas interesantes y curiosas sobre el referéndum. Conviene saberlas. Por ejemplo, es la primera vez que se establece legalmente el voto en blanco. El voto en blanco puede ser de una trascendencia enorme, como luego veremos.

El referéndum fue Instituido por primera vez en España por la ley de 22 de octubre de 1945. y su texto refundido vigente fue aprobado por decreto de 20 de abril de 1967.

EL primer referéndum se convocó por decreto de 8 de junio de 1947 para el proyecto de ley de Sucesión

en la Jefatura del Estado. Se celebró el domingo día 6 de julio de 1947. En las normas de procedimiento para aquel referéndum, dictadas por decreto de 8 de mayo de 1947, se establecía que "todos los ciudadanos españoles mayores de veintiún años, sin distinción de sexo, estado o profesión, tienen el derecho y la obligación de tomar parte en la votación de referéndum, emitiendo libremente el sufragio a favor o en contra del proyecto legislativo cónsultado..." La frase interrogativa fue: "¿Ratifica con su voto el proyecto de ley sobre Sucesión en la Jefatura del Estado, aprobado por las Cortes Españolas en 7 de Junio de 1947?", y a continuación un espacto para poner las palabras SI o NO. Se tendrán por nulas—decían las normas— y no serán computadas en el escrutinio las papeletas que no se ajusten a las características señaladas. A la vista del resultado de la votación, el presidente de ta Junta Central del Censo—e] presidente del Tribunal Supremo—, a los veinte días .del referéndum, debería proclamar solemnemente ratificado o rechazado por mayoría de votos el proyecto de ley sometido a consulta de la nación.

EL segundo referéndum se celebró el 14 de diciembre de 1966, y se sometió a la ratificación de la nación el proyecto de Ley Orgánica del Estado, aprobado por las Cortes en 22 de noviembre del mismo año. Se dictaron nuevas normas de procedimiento por decreto del día anterior al de la aprobación del proyecto por las Cortes. En lo sustancial no variaba: "derecho y obligación de tomar parte en la votación" y "sufragio a favor o en contra". La misma pregunta: "Ratifica..." Y sólo una de estas dos contestaciones: SI o NO. Las papeletas en blanco, con tachaduras o con palabras o frases diferentes serian nulas, al igual que en el primer referéndum.

EL tercer referéndum se va a celebrar el día IB de diciembre próximo. Hay que resaltar algunas diferencias interesantes e Importantes en relación con las normas de procedimiento de los dos referendums anteriores. El decreto regulador de este próximo referéndum es de fecha 24 de noviembre actual y se ha publicado en el "B.O.E." del mismo día. La pregunta es: "¿Aprueba el proyecto de ley para la reforma política?" La pregunta se contiene en el artículo tercero del real decreto de convocatoria del referéndum, de igual fecha que el decreto de normas de procedimiento, y somete a consulta el proyecto de tey para Ja reforma, aprobado por las Cortes el día 18 del mismo mes.

En este referéndum, dice el decreto que "todos los ciudadanos españoles que hayan cumplido veintiún años el día de la votación y se encuentren en el pleno uso de sus derechos civiles, sin distinción de sexo, estado o profesión, tienen el derecho y el deber de tomar parte en la votación del referéndum, siempre que se hallen Inscritos en la lista de electores de la sección donde hayan de emitir el voto". Lo que para los dos referendums anteriores se consideraba una OBLIGACIÓN, además de un derecho, para este referéndum se califica de DEBER. Los dos requisitos para poder votar son: tener cumplidos veintiún años el día de la votación y figurar inscrito en la lista de electores.

El cambio de la palabra obligación por deber de votar supone la vuelta al mismo término usado en la ley electoral de 8 de agosto de 1907, que se declara legislación sup1etoria también para este referéndum.

NOVEDADES: VOTO EN BLANCO Y COLOR DEL PAPEL

EL artículo 18 de] decreto de normas establece que "la votación será secreta y se ejercerá por medio de papeleta ajustada a modelo oficial, que contendrá Impreso el texto de la consulta a la nación. La respuesta soto podrá ser SI o NO, o quedar en blanco". Esta es una gran novedad, el voto en blanco. En los referendums anteriores sólo se podía contestar SI o NO. En este próximo es legal emitir el voto en blanco, es decir, sin poner nada. El modelo oficial de papeleta se ha insertado en el "B. O. E." del 24 de noviembre corriente. Se Incluye el modelo de papeleta con SI y el modelo de papeleta con NO. Y se incluye, por considerarlo legal y necesario, el modelo de papeleta en blanco. En los referendums anteriores se señalaba taxativamente y se exigía que la papeleta fuera de color BLANCO. Para este referéndum no se señala color alguno para la papeleta. Pero la ley de 1907, supletoria, dice en su articulo 41 que "el votante entregará por su propia mano al presidente una papeleta blanca doblada..." Serán nulas las papeletas que no se ajusten al modelo oficial, las que ofrezcan dudas sobre la decisión del votante y las que contengan tachaduras, raspaduras, enmiendas, interlineados o frases ajenas a la consulta". Esto quiere decir que una papeleta que tenga el SI o el NO, si se tacha, el voto será nulo, tanto si se cambia el sentido de la contestación como si se hace simplemente la tachadura. Para que la respuesta quede "en blanco" habrá que utilizar un papel también de color blanco que no tenga tachadura, raspadura, enmienda, Interlineado o contestación a la pregunta. Y ser del tamaño ajustado al modelo oficial: catorce centímetros y medio de ancho por diez centímetros y dos milímetros de alto. Estas son las dimensiones de los modelos aparecidos en el "B. O. E." Claro que, como será de esperar, las mesas electorales no van a medir al milímetro las papeletas para declararlas válidas o nulas, y es natural que se admita alguna variación en más o menos.

Cómputo de la mayoría de votos

LA Importancia y efecto del voto en blanco, establecido expresamente como legal para

este referéndum, estriba en su influencia decisiva a la hora del escrutinio y obtención de la mayoría de votos para la aprobación del proyecto. Me explico: suponiendo que los votos válidos emitidos sean veintiún milloneo, la mayoría de votos para la aprobación del proyecto sería la mitad más uno, es decir, 10.500.001 votos. Si la suma de votos NO o en blanco sumaran 10.500.001 votos o más, el proyecto quedaría rechazado. Ciertamente que el proyecto se "declarará solemnemente ratificado o rechazado por mayoría de votos", como dice literalmente el artículo 29 de las normas, pero puede no ser ésta la Interpretación que haya que dar al escrutinio. Sería peligrosísimo. Bastarían, por ejemplo, cinco millones de NO y 5.500.001 de blancos para el rechazo de la ley, sobre una base supuesta de 21.000.000 de votos válidos. La cuenta se podrá hacer en su dfa en las proporciones que correspondan a la realidad de los votos válidos.

LA clave puede estar en el mismo artículo cuando establece que la Junta Central del Censo, a los veinte días de la votación, procederá a resumir los resultados de toda España, "precisando el número total de electores, el de votantes, el de votos emitidos en pro y en contra del texto sometido a referéndum, el de papeleta» en blanco y el de las nulas". Parece esclarecer que bastará que haya un voto más de SI sobre los que se determinen de NO o sobre la cifra de votos en blanco para, la aprobación. Por ejemplo: el de 21.000.000 de votos válidos hay siete millones más uno de SI, siete millones de NO y 6.999.999 votos en blanco, habría que entender que el proyecto ha obtenido mayoría de votos, es decir, más votos que los NO y más votos que los en blanco. Pero esto no es un modo de entender la mayoría de votos como la mitad más uno d« SI de los votos emitidos válidamente. Por ello no descarto que el tema dé mucho que hablar.

Otras cosas interesantes a explicar son las distintas modalidades del voto por correspondencia. Pero esto lo dejamos para otro día.

Juan José TOMAS MARCO

 

< Volver