Encuesta en torno a la desaparición del tribunal y juzgado de orden pública     
 
 El Alcázar.    02/01/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ENCUESTA EN TORNO A LA DESAPARICIÓN DEL TRIBUNAL Y JUZGADO DE ORDEN PUBLICO

Diversas personalidades del mundo político y jurídico han emitido su opinión personal a Cifra sobre las medidas adoptadas en el Consejo de Ministros en relación con la supresión del Tribunal y Juzgado de Orden Público.

Los encuesta dos y sus respuestas son las siguientes:

MONREAL LUQUE («U. D. E.»): «Era un elemento a suprimir»

«Era una Institución singular, sin precedentes en ninguna de las democracias europeas, y constituía, por lo tanto, un elemento extraño que había que suprimir antes o después, de cara al nuevo orden democrático que preconizamos. Me congratula saber que ya está hecho.»

TIERNO CALVAN («P. S. P.»): «Un acierto jurídico y político»

«A mi juicio es una decisión que no merece más que elegios. Hace mucho tiempo que estamos luchando por la unidad jurisdiccional, que ha constituido una reivindicación constante de los demócratas. El

Tribunal de Orden Público era, a mi modo de ver. una prolongación del poder ejecutivo y una limitación intolerable de la Independencia del poder judicial. No sólo se ha tenido un acierto jurídico y político, sino que se ha puesto una cortapisa importante a la represtón política tradicional.»

RUIZ-GIMENEZ («Izquierda Democrática»): «Una nueva esperanza»

«Oreo que es una muestra más del espíritu de renovación profunda de la vida española, que está demostrando desde julio el nuevo Gobierno. Desde hace años diversos juristas y políticos españoles veníamos pidiendo una unidad de jurisdicción. Esta petición fue apoyada por distintos Colegios de Abogados v por el Consejo General de la Abogacía. El que sea el Gobierno presidido por Adolfo Suárez e integrado por otros hombres de amplia y sólida formación jurídica, como Landelino. Lavilla, quienes hayan aprobado este decreto, constituye un título de honor para todos ellos. Confiemos en que, de ahora en adelante, sea la jurisdicción ordinaria la que atienda todos los casos de índole penal. Creo Que este hecho constituye una nueva esperanza en la constitución definitiva de un estado de derecho en el futuro.»

PEDROL RIUS (Decano Colegio de Abogados): «Unas medidas positivas»

«Siempre me he pronunciado en favor de la supresión del Tribunal de Orden Público, con lo cual he seguido la línea del pensamiento común de la profesión que represento. Personalmente, desde 1963, he venido desarrollando una campaña pública en favor de la unidad jurisdiccional y de la necesidad del deslinde de competencias entre la jurisdicción ordinaria y la jurisdicción castrense, que liberase a los órganos judiciales de esta última del conocimiento de muchos asuntos no ligados estrictamente con la actividad militar.

Por todo lo expuesto, considero positivas las medidas anunciadas esta noche en la televisión por el señor ministro, aunque, naturalmente, para formarme un juicio completo y definitivo de su alcance necesito conocer los textos aprobados.».

MANUEL MURILLO («P. S.O. E.»): «Avance hacia una democracia»

«Yo he recibido con gran alegría la supresión del Tribunal de Orden Público. tanto como licenciado en Derecho, pues significa liberar a la Judicatura española de un triste e Insostenible papel represivo, como político; pues estimo que supone la erradicación definitiva de los llamados delitos de opinión.

Supone, asimismo, un. avance decisivo hacia una democracia con mayúsculas. No puedo menos que aplaudir el valor del Gobierno al adoptar esta medida a pesar del problema Oriol, y la estimo totalmente acertada y constructiva hacia los caminos de paz y libertad a que el pueblo aspira.

También me parece un extraordinario acierto la liberación de Santiago Carrillo, que considero una medida coherente con la política real que el Gobierno venía practicando. Espero que estas decisiones abran definitivamente el camino hacia la legalización de los partidos de la Izquierda que estamos siendo marginados con respecto a los de la derecha. Es una situación Insostenible que, de perdurar, desacreditará totalmente a las próximas elecciones.

Todo esto, a mi juicio, deberá_ser completado con una amnistía total en el año 1977, que tendrá que ser decididamente el año de la reconciliación nacional.»

 

< Volver