Aministía: Aunque hay optimismo. 
 Todavía, expectación  :   
 (Por conocer el alcance práctico del decreto-ley publicado ayer en el "B.O.E.". 
 Pueblo.    18/03/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

AMNISTÍA: Aunque hoy optimismo

(por conocer el alcance práctico del decreto-ley publicado ayer en el "B.0.E.")

Como ya informamos en las últimas ediciones de nuestro número anterior, ayer publicó el «Boletín Oficial del Estado, el decreto-ley aprobado en el Consejo de Ministros de hace siete días, sobre la ampliación de las medidas de gracia otorgadas el pasado 30 de julio.x Aunque es pronto para emitir juicios, ya que aún no se conocen las normas complementarias de este decreto-ley ni el modo en que serán aplicadas las medidas, hemos tratado de hacer un sondeo entre la gente entendida y afectada por la tan solicitada amnistía total para que diesen su opinión sobre el decreto mencionado.

REACCIÓN EN SAN SEBASTIAN

«Las promesas del presidente del Gobierno con respecto a la- amnistía han sido totalmente cumplidas». Es el titular que apareció ayer en el diario de la Prensa del Movimiento «La Voz de España» y que está, entresacado de la entrevista que publica con el miembro de la comisión negociadora de la oposición y del Partido Nacionalista Vasco, Julio Jáuregui.

Después de analizar los orígenes de su nombramiento y de las fuerzas que le eligieron como representante, el que fuera diputado a Cortes y asesor jurídico del Gobierno vasco, reconoce que la ampliación de la amnistía ha sido totalmente positiva. «Entendemos la amnistía —dice Jáuregui— como el olvido que se hace de unos hechos determinados. Esta es la amnistía que nosotros hemos defendido.»

A la pregunta de que si se puede considerar esta ampliación como una amnistía total, el ex diputado contesta que, de hecho, significa la liberación de todos los presos políticos. «Ahora hay que esperar que las medidas que el Gobierno se ha reservado para liberar a todos los cautivos sean ejecutadas rápidamente. De todas formas —termina—, yo creo que tendremos un Aberri Eguna sin presos.

Por su parte, el diario «Unidad» recoge en su última página las opiniones de dos conocidos abogados donostiarras, Juan María Ban-drés y José Ramón Becalde, defensores del mayor número de los «etarras» que se encuentran en las cárceles. En este sentido, Juan María Bandrés dice que «las medidas no responden a la voluntad planteada por el pueblo de una amnistía total. Para esto hubiese bastado con una formulación más sencilla y al mismo tiempo más satisfactoria». Aunque reconoce que tiene aspectos positivos, como, por ejemplo, la libertad de su defendido Andoni Arrizaba-laga, que fue condenado a muerte en 1969.

«No obstante —sigue diciendo el señor Bandrés—, si el Gobierno decide llevar adelante este Instrumento, en breve plazo tendríamos que felicitarnos por su resultado; de no ser asi, el pueblo persistirá en sus pretensiones.»

El vespertino «Unidad» termina con las opiniones de José Ramón Recalde, quien reconoce que «el alcance es limitado, aunque mejora la situación anterior. Todo reside —puntualizado su puesta en práctica y en la urgencia con que se realice».

EN MADRID

En la capital de España nuestra compañera Rosa DE FEDERICO se puso en contacto telefónico, nada más ser publicado el decreto, con varios abogados laboralistas y penalistas, obteniendo el siguiente resultado:

« JAIME GIL-ROBLES Y GIL-DELGADO.

«La amnistía recientemente concedida es bastante ambigua y se presta a - interpretaciones, y sabremos si es suficientemente amplia cuando se aplique en cada caso concreto. Desde el punto de vista político no es tampoco una amnistía que la oposición había venido exigiendo al Gobierno Suárez y a través de la comisión negociadora. Analizando caso por caso tiene más bien las características de indulto que de amnistía. Es, en suma, una serie de indultos particulares de los muchos que aparecen en el "B. O. del E.", pero esta vez, en lugar de individualizarlos se han agrupado por tipos de delitos al tiempo que el Gobierno se ha dado a sí mismo carta blanca para hacer lo que quiera en el resto de los supuestos. Si bien vaya por delante que todo paso que se dé para que no sigan existiendo presos políticos, es positivo.»

• NICOLÁS SARTORIUS.—«Las medidas del Gobierno no son la amnistía que se exige como condición previa para la reconciliación, sino un indulto. La amnistía llegará cuando salgan en libertad todos los presos políticos y puedan regresar al país todos los exiliados.»

• TOMAS DE LA QUADRA SALCEDO.—«La amnistía constituye un paso muy importante, un paso más. En cuanto al indulto habrá que ver la aplicación que se hace. Se deja en manos del Gobierno la interpretación más o menos amplia. Lo que sí es indudable es que constituye un cauce, una vía abierta para solucionar los problemas, especialmente los más graves. En definitiva, es un paso más.»

• CALVO SERER. — «Como siempre he dicho, soy partidario de la amnistía total, pues ahora estamos todavía bajo el influjo dé las leyes represivas contrarias al estado de derecho. Cuando éste llegue desaparecerán completamente las figuras del supuesto delito político que todavía figuran en nuestra Legislación. Un pasado de abusos o de errores no se puede terminar más que con una amnistía total.»

EN VIZCAYA

En Vizcaya recabamos, siempre en un chequeo de urgencia, la opinión del Partido Comunista de Euskadi y de Auskal Komunistak, partido político, este último, presentado públicamente ayer en Bilbao.

PARTIDO COMUNISTA DE EUSKADI.—«En nuestra opinión —nos dice un miembro del P. C. de Euskadi— es un paso adelante importante, en el sentido de que puede suponer la puesta en libertad de todos los presos políticos existentes en las cárceles. Por otro lado, este decreto de indulto y de amnistía ha sido logrado en base tanto a la presión popular y de masas producido en Euskadi y en el resto de los pueblos del Estado español como por parte de la fuerza hecha por la Comisión Negociadora ante el presidente del Gobierno. La duda se plantea en la aplicación de los puntos que todavía quedan oscuros en el decretoley. Puede aún aplicarse poniendo en libertad a todos los presos, podría también aplicarse de un modo restrictivo, como se hizo en ;el anterior decreto. Nuestra impresión y, sobre todo, nuestro deseo, es que suponga la puesta en libertad de todos los presos.»

« EUSKAL KOMUNISTAK.—«La amnistía debe ser total. No parecen estar recogidas en este decreto todas las pretensiones de amnistía laboral y además la amnistía no significa sólo que los presos salgan de la cárcel. Hay presos que no se sabe si van a ser liberados y tampoco se sabe si una vez fuera de la cárcel van a sufrir extrañamiento, con lo cual estaríamos en completo desacuerdo. Para nosotros sería necesario que los presos pudieran ocupar un lugar en la sociedad sin ningún tipo de trabas. Esta política por par. te del Gobierno no nos satisface en absoluto.»

CONCLUSIÓN

Existe un enorme interés por conocer con exactitud el alcance del decreto-ley. Mientras éste no se sepa de forma oficial, dos preguntas clave reinan en el ambiente: ¿Alcanzará absolutamente a todos los presos políticos? y ¿podrán volver a sus casas o habrá extrañamiento? De las respuestas que la aplicación del decreto dé a estas preguntas, dependerá la actitud general.

 

< Volver