Asociación de Familias de Presos políticos. 
 Amnistía, si; torturas, no     
 
 Diario 16.    30/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Asociación de Familias de Presos Políticos

Amnistía, sí; torturas, no

MADRID, 30 (D16).

"Los partidos políticos se están tomando el tema de la amnistía con mucha tranquilidad", manifestaron ayer varios representantes de la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos, que en los últimos días se han entrevistado con Felipe González, Santiago Carrillo y Enrique Tierno Galván.

Los miembros dé AFAPP estuvieron acompañados , de familiares de Isabel Santamaría, "Fernando Silva, Ricardo Sanz García, Ángel Cochazo y, Enrique Cerdán Calisto, presuntos militantes del

GRAPO, y de Manuel Cañaveras y Wladimiro Fernández Tovar, militantes del FRAP conmutados de pena de muerte, y de otros presuntos militantes del FRAP detenidos a raíz del último 14 de abril.

Todos coincidieron en señalar la "incongruencia que supone el poner en libertad a presos conmutados de pena de muerte mientras en las cárceles permanecen otros con igual o menor condena"

No a los extrañamientos

"Considero —escribe desde el penal de Cáceres Manuel Cañaveras— que mi único delito ha sido el de participar en una lucha de resistencia popular, contra una dictadura opresiva, que hoy pasadas las elecciones debería haber, sido, liquidada. No lo será mientras continúen antifranquistas en la cárcel."

Manuel Cañaveras, el único preso político de este penal, no acepta un posible extrañamiento, "porque lo considero como una mofa de las aspiraciones de la mayoría del pueblo y de los planteamientos de los partidos democráticos".

En parecidos términos se expresó su compañero de militancia, Wladimiro Fernández Tovar, que tampoco acepta la medida de extrañamiento. El padre del militante del FRAP manifestó su indignación ante la retirada del telegrama de libertad, que había llegado para su hijo a la prisión del Puerto de Santa María.

Siguen las torturas

Un familiar de los hermanos Olmeda, detenidos el 20 y acusados por la Policía de ser militantes del FRAP y haber participado en un atentado contra un coche de la Policía Armada, manifestó que uno de sus hijos, Saturnino Olmeda, que ahora se encuentra en libertad provisional, y que padece desde hace´ veintidós años poliomielitis, fue golpeado brutalmente por la Policía, como lo fueron sus dos hermanos.

"A mí hijo Saturnino —cuenta este familiar— le golpearon y le pisaron las piernas, que tiene completamente paralizadas. La Policía decía que Saturnino era un peligroso activista de FRAP, y si le quitas las muletas se cae al suelo."

Nueve horas colgada

Isabel Santamaría, detenida por su presunta militancia en el GRAPO, el mes de febrero en Barcelona, y en la actualidad en libertad provisional, "estuvo colgada en una barra nueve horas, a la vez que era golpeada", manifestaron sus familiares. El resto de los familiares de los presuntos militantes de FRAP y GRAPO, detenidos recientemente, aseguraron que también éstos sufrieron torturas.

 

< Volver