Autor: Cruz Gutiérrez Gómez, Juan de la. 
 Ministro de Justicia. 
 "La reforma del Código penal se hará en dos niveles"  :   
 "Los hábitos y sus convicciones sociales han variado", no dice do Landelino Lavilla. 
 Ya.    05/11/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

NACIONAL

MINISTRO DE JUSTICIA

"La reforma del Código Penal se hará en dos niveles"

"Los hábitos y sus convicciones sociales han variado", nos dice don Landelino Lavilla

Recientemente, el ministro de Justicia, don Landelino Lavilla, pronunció en la localidad cacereña de Plasencia dos importantes discursos en la inauguración del Palacio de Justicia y en la clausura del Congreso Regional de la Asociación Internacional

Landelino Lavilla

de Derecho Penal, En los mismos habló fundamentalmente de la reforma del Código Penal.

—¿A qué obedece, señor Lavilla, la reforma del Código Penal?

—Nos proponemos realizar los trabajos preparatorios para una reforma del Código Penal en dos niveles:

uno de carácter general, que va a suponer una revisión conjunta de todo nuestro Código Penal, una revisión global y sistemática. Y obedece a la necesidad que sentimos de disponer de un Código Penal acomodado a lo que son las características de nuestra sociedad. No olvide que, en términos generales, puede decirse que nuestro Código Penal vigente es el esqueleto todavía de un código del siglo XIX que corresponde a las características de lo que era la sociedad de aquellos tiempos. Los hábitos, las convicciones sociales han variado fundamentalmente desde entonces, y, como consecuencia, una serie de figuras debe desaparecer, otras deberán ser modificadas en su formulación, en su nivel de penalización, y, finalmente, habrá que introducir nuevas figuras delictivas que corresponden a modalidades aparecidas con posterioridad y muy acuciantes en una sociedad de las características de la nuestra. Paralelamente a eso desarrollaríamos una reforma parcial de determinados puntos concretos cuyo objetivo sería el acomodar con urgencia algunas previsiones del Código Penal, a que he hecho referencia, a lo que son necesidades específicas del momento político-social en que vivimos.

—¿Se va a ajustar, por consiguiente, la nueva ordenación del Código Penal a las necesidades del Derecho penal europeo?

—Evidentemente se producirá una aproximación en la medida en que es, tal vez, más clara la aproximación de las características de la sociedad española a las características propias de las sociedades de la democracia occidental de nuestro contorno cultural. Y como en definitiva el Código Penal no es sino la cúpula del ordenamiento que expresa el nivel de reprobación social de determinadas conductas, la homogeneidad de hábitos da convicciones sociales en alguna medida tiene que tener reílejo en una cierta homogeneidad en el tratamiento penal de las conductas.

Juan DE LA CRUZ

 

< Volver