Conciencia económica     
 
 Pueblo.     Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CONCIENCIA ECONÓMICA

EN un articulo anterior, al tratar del tema del tamaño de "los trozos de la tarta", es decir, de la participación que a los trabajadores les corresponde en los beneficios de la producción, cuyas aspiraciones, en el caso concreto de Alemania, algunos comentaristas consideran desmesurados, nosotros, sin entrar en los pormenores de una cuestión ajena, pero fijándonos en los principios económico-sociales que deben presidir las relaciones laborales, escribíamos: "Lo que nadie aclara es con qué baremo y por quién se ha fijado cuál es el nivel de vida decoroso para el trabajo y cuál para el capitalista."

La revista "Balance", aunque sin citarnos, ha dedicado su articulo editorial a aclarar esta pregunta, atención que le agradecemos, bien que sintiendo no estar de acuerdo con su inteligente exposición,

"Balance", en resumen, considera que el nivel de los salarios es fijado por el automatismo del mercado. El salario repercute en el precio, y en los precios es el consumidor Quien manda. Ortodoxia perfecta. Pero, ¿sinceramente creí "Balance" que en todos los casos los precios son fruto del juego oferta-demanda? ¿No conoce ninguna práctica capaz de alterar artificialmente el precia de los productos?

Lo que no ignara "Balance" es que los beneficias del capital también son un factor del coste y, por tanto, de los precios, Pero no cree que los salarios puedan mejorarse a costa de los beneficios, porque lies liria a un punto, dice el cual el empresario tenga que cambiar, sí puede, su inversión a otra producción mal rentable para no perderla".

¿Por qué perderla? ¿Tan incompatible es con la "moral" capitalista repartir equitativamente entre capital y trabajo los beneficios que son comunes, como para considerarlo una catástrofe, que obliga a huir a otra parte con el dinero? ¿Y por qué va a existir esa "otra parte"? Si los beneficios empresariales no se obtienen "a costa" de los salarios, no será por ellos por la que una actividad sea más a menos productiva, Y si se obtienen "a costa" del salario, lo justo es que las mismas medidas protectoras o reivindicativas que se adopten en una actividad se hagan extensivas a las otras.

Concluye "Balance": "En Alemania, las personas obreras — como en otros países—tienen muir desarrollada la conciencia de sos apetencias (La conciencia socialí, pero no tienen desarrollado igualmente, como hemos escrito otras veces, el conocimiento de las leyes modificables de la economía {conciencia económica). Sin una economía sana y sólida no hay mejora social que valga."

B*te párrafo es perfectamente reversible. Hay muchos sectores que tienen muy desarrollada la conciencia económica, pero mucho menos (como hemos escrito otras veces) la coi,ciencia social. Y deben saber que sin una paralela mejora social una economía "sana" no vale para nada.

 

< Volver