Citar a Ortega     
 
 Pueblo.     Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

CITAR A ORTEGA

CITAR a Ortega es algo que casi todos los españoles han hecho alguna vez. Merecería, la pena escribir un breve ensayo sobre el tema, clasificando las citas orteguianas según el talante de cada citador, según el contenida de cada cita y según el "silencio" de cada cita; es decir, según lo que no se dice cuando se cita, aunque parezca que se diga. Pero este trabajo es excesivo para un periódico. Citar a Ortega es, a pesar de todo, la mejor manera de reconocer su magisterio, negativa o positivamente, y de testimoniar que su paso por las letras y por el pensamiento españoles ha sido una de las más brillantes y serlas andaduras de nuestros intelectuales.

Hoy vamos a citar a Ortega una vez más, reproduciendo un párrafo largo, que, seguramente, no gustará a muchos de los que se llaman, a despecho tal vez del propio Ortega, "orteguianos". E1 párrafo pertenece al ensayo "Del imperio romano", y puede leerse en las páginas 108 y en la 109 de la edición "Revista de Occidente", 1960. Dice asi:

"... Pero fuera o no así, lo Incuestionable es que la "libertas" romana no tiene prácticamente nada que ver con el liberalismo de nuestros abuelos. Este liberal! smo avuncular canjeaba la magna idea de la vida como libertad por unas cuantas libertades en plural, muy determinadas, que exorbitaba man allá dé toda dimensión histórica, cou-virtiéndolas en entidades teológicas. Hubo en aquel movimiento ciertos ingredientes de extrahumana ternura—por ejemplo, el utópico deseo de respetar a las minorías—; pero esté; afán de proclamar y defender lo bonito no quedó compensado con la atención debida a cuanto hay de constitutivamente feo en las necesidades sociales. Porque este fue el vicio original del liberalismo: creer que la sociedad es, por sí y sin más, una cosa bonita que marcha lindamente como un relojín suizo.

Ahora estamos pagando con los más atroces tormentos ese error de nuestros abuelos y el gusto que se dieron entregándose a un liberalismo encantador e irresponsable."

 

< Volver