Orden Público. Según el Gobernador civil de Madrid. 
 Rotundo fracaso de la jornada de lucha  :   
 El paro apenas afectó a cincuenta mil trabajadores y el orden fue en todo momento mantenido por la Fuerza Pública. 
 ABC.    02/10/1976.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

ABC. SÁBADO DE OCTUBRE DE 1976

PAG.15.

SEGÚN EL GOBERNADOR CIVIL DE MADRID

ROTUNDO FRACASO DE LA JORNADA DE LUCHA

El poro apenas afectó a cincuenta mil trabajadores y el orden fue en todo momento mantenido por la

Fuerza Publica

Madrid. (De nuestra Sección Política.) «La jornada de lucha> ha significado un rotundo fracaso para sus

organizadores y un claro-triunfo para tí pueblo de Madrid.» Con estas palabras el gobernador civil. Juan

José Rosón, hizo balance de lo sucedido ayer en Madrid y sus alrededores en el transcurso de una rueda

de Prensa celebrada, » primera hora de la noche. Durante la misma, el jefe superior de Policía anuncio

que la normalidad en la ciudad era absoluta.

A la rueda de Prensa que tuvo por marco el Gobierno Civil asistieron, ademas. Varios delegados

gubernativos—Trabajo. Organización Sindical, Educación— y el coronel jefe del II Tercio de la Guardia

Civil.

TRÁBAJADORES EN PARO.—En primer lugar, el gobernador anunció que el número de

trabajadores en paro total durante el día fúe de 33.Í72. Otros 19.398 protagonizaron diversas

interrupciones laborales, que van desde un minuto hasta cuatro horas. Ademas de Insistir en la veracidad

de dichas cifras—detalladas por sectores y empresas—el señor Rosón Invitó a cotejarlas con las

suministradas por los organizadores de la llamada >jornada de lucho

Los sectores de la construcción y el metal fueron —según el delegado de Sindicatos— los más aféctelos

por e] paro. Cierto relieve tuvo también por lo específico de su función la. huelga de parte de los

empleados de la Empresa Municipal de Transportes.

Seis teatros—Reina Victoria. Marquina. Beatriz. Fígaro, Arniches y Bellas Artes— no ofrecieron la

función de la tarde, y dos colegios Invitaron a. sus alumnos residentes fuera de Madrid a no acudir a

clase. En el resto de los centros de enseñanza el nivel de asistencia disminuyó un poco, pero la jornada

puede considerarse como normal.

INCIDENTES Y MANIFESTACIONES.—El jefe superior de Policía, señor Calleja, repasó a

continuación los Incidentes de la jornada, citó una docena de casos en los que manifestantes, en grupos

de POCOS centenares, trataron de alterar el orden público con gritos y pancartas de carácter subversivo,

llegando en algunos casos a causar pequeños atascos en el tráfico.

La única concentración masiva tuvo lugar en la Ciudad Universitaria, hacia las ocho de la tarde. Unas

7.000 personas asistieron al funeral por el Joven muerto el pasado lunes. Solamente 741 pudieron entrar

en el templo, permaneciendo los restantes en las Inmediaciones. Al final del acto religioso muchos de

ellos trataron de manifestarse, siendo dispersados tras varias cargas de la Policía Armada.

FUERZAS DEL ORDEN.—El señor Calleja resaltó repetidas veces la cordura y abnegación de las

Fuerzas a sus órdenes. Poco más de 1.000 números de la Policía Armada—la mayoría de ellos integrados

en dos compañías antidisturbios— intervinieron a lo largo de todo el día. La Guardia Civil aportó unos

550 hombres en las zonas de la periferia.

Los recursos utilizados por las Fuerzas de Orden (Público, en los casos en que hubieron de intervenir,

fueron principalmente los botes -de humo y las balas de soma. Solo una vez durante la jornada se hicieron

disparos al aire: fue en el barrio de Vallecas, con objeto de disuadir a un piquete Que trataba de forzar el

cierre de un comercio.

El jefe superior de Policía precisó también que no había sido detectada la intervención de ningún,

comando-antícomando, y que el único incidente atrflwlble a fuerzas de la llamada extrema derecha tuvo

lugar en el edificio de Presidencia del Gobierno, interviniendo la. Fuerza Pública para dispersar a unas

150 personas que proferían diversos gritos.

A lo largo de 1a Jornada se realizaron 50 detenciones, al parecer, ninguna de especial significación

política. El Jefe superior de Policía Informó también que once agentes del orden habían resultado heridos,

aunque ninguno de consideración

 

< Volver