Cooperación Alemana     
 
 Pueblo.    26/03/1962.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

COOPERACiON ALEMANA

ES Innegable la existencia de una corriente de simpatía que une a España y Alemania. El fenómeno no es accidental ni se puede atribuir a determinadas posturas o situaciones de la historia reciente. Habría quizá que remontarse al emperador Carlos para encontrar el origen de la germanofilia española y de la hispanofilia alemana, sin olvidar que ya en la Edad Media le atrajo a Alfonso el Sabio el brillo del imperio germana. Ni guerras ni rivalidades poiliticas o religiosas han alterado este sentimiento amistoso, que muchas veces, por motivos geográficos.

se ha limitado a ser puramente platónico. No puede, por ello, resultar, extraño que en esta hora de aproximación de España a Esaropa. sea Alemania Federal uno de nuestros más firmes valedores. Ni que, con independencia del resultado final de las negociaciones para el ingreso en el Mercado Común, haya mostrado un comprensivo espíritu de colaboración para nuestro plan de desarrolla económico.

A ello se ha referído el ministro de Comercio, señor U lias tres, cuando, en el discurso pronunciado en la Cámara de Comercio Alemana en Madrid, dijo que hace muy poco tiempo el Gobierno alemán ha puesto a disposición del español 300 millones de marcos tres mil millones de pesetas) para favorecer ese desarrollo económico, y los ha puesto de una forma que merece resaltarse, por ser poco frecuenta en estos tiempos de "toma y daca". Rompiendo con lo que Ullastres denominó "tendencia de todas las ayudas exteriores, salvo Geniadísimas excepciones de organismos ínternacionales", el Gobierno alemáti ha puesto esos millones a disposición del español, no sólo para realizar importaciones, sino para poder atender a gastos interiores de la nación. El expresivo lenguaje de Ullastres da exacta idea del significado de esta conducta:

"Es decir, cuando ha dicho: "Voy a ayudar a tales proyectes de desarrollo", señaló: "Les voy a ayudar no sólo para lo que se necesite Importar de fuera, sino también para lo que se necesite invertir dentro", lo cual da idea, no sólo de buena voluntad, sino de clara comprensión de los económico, porque de nada sirve a un país al que le falten medios tener las divisas para importar, si no le dan los capitales interiores para desarrollarse, que son complementarios de las divisas."

El destino concreto de esos 800 millones de marcos, de esos 3.000 millones de pesetas, va a ser los planes del Guadalhorce y del Bembézar, que van a transformar dos zonas de nuestro deprimido Mediodía. El Gobierno alemán ha autorizado qne se aplique la mitad de la ayuda a cada uno de los planes. Ayuda que nos obliga a los españoles a hacer un esfuerzo para lograr unas realizaciones, en las que tan generosamente se nos ayuda. Como dijo ullastres, "lo que no cuesta no vale". Y nosotros, sin rechazar ni menospreciar las ayudas ajenas, menos cuando se dan con tan elevado espíritu dé cooperación, hemos de estar decididos a que nuestro desarrollo económico sea, principalmente, obra de nuestro propio esfuerzo.

 

< Volver