Autor: Pérez Abellán, Francisco. 
 Le dispararon a un joven. 
 Herido muy grave por una pintada contra el alcalde de Robledo     
 
 Diario 16.    25/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Lunes 25-octubre 76 DIARIO 16

Le dispararon a un joven

Herido muy grave por una pintada contra el alcalde de Robledo Pérez Abellán

Enrique Lahuerta Traver, de diecinueve años de edad, ingresó herido de bala en la madrugada del sábado

al domingo en la clínica Puerta, de Hierro de la Seguridad Social. La tensión creada entre el alcalde de

Robledo de Chávela y el vecindario, a causa de otra muerte, la de Isidro Aldea, ha culminado en otro

hecho de sangre.

El joven Enrique Lahuerta fue herido, al parecer, y según las primeras informaciones, por un sereno de

los que hay en el pueblo, presuntamente implicado también en la oscura muerte de Aldea. Según informes

recibidos en DI6, el muchacho herido, en compañía de otros cuatro compañeros se encontraban realizado

una pintada contra el alcalde cuando, al parecer, recibió el disparo.

En una pared de Robledo •,le Chávela se encuentra aún —si no ha sido ordenado que se borre— la

pintada que los jóvenes estaban realizando. El texto era éste: "Alcalde, dimite".

Sorprendidos

Cuntido estaban llevando a cabo la pintada, los jóvenes fueron sorprendidos por los encargados de

salvaguardar el orden en Robledo de Chávela.

Uno de ellos se cree que disparó contra el joven Enrique Lahuerta. produciéndote una grave herida en el

costado derecho.

Acto seguido, el muchacho, sangrando abundantemente por ara herida con entrada y salida de bala, fue

conducido a San Lorenzo de El Escorial por sus compañeros, donde fue atendido por un médico que le

hizo una cura de urgencia y les recomendó: "Llévenselo inmediatamente a Madrid; está muy grave".

Los acompañantes del herido transportaron entonces en su automóvil a Enrique Lahuerta a Madrid, y a las

seis y media de la mañana del domingo, fue ingresado en urgencias en la clínica Puerta de Hierro.

Posteriormente fue operado y se encuentra en estado posoperatorio del que está saliendo con bastante

normalidad. En el momento de su ingreso se llevaron a cabo diversas radiografías que quitaron la

preocupación a los médicos, ya que éstos pensaban que el proyectil estaba aún en el cuerpo de Enrique.

Un extraño coche

Momentos después de que ]os compañeros del herido salieran de la consulta del médico donde había sido

tratado en primera instancia Enrique, llegó al mismo lugar un coche con dos hombres jóvenes dentro. El

diálogo con el doctor que había curado al joven Lahuerta fue más o menos así: ´´Somos familiares del

herido... ¿Dónde está?" El doctor les contestó: "Se lo han llevado para Madrid."

Los dos jóvenes se dirigieron entonces a su coche, no sin antes preguntar- "¿Hace mucho que se han ido?"

La respuesta del médico casi la escucharon saliendo. De los dos presuntos familiares de Enrique Lahuerta

nadie ha vuelto a oír hablar. Sin embargo, personas que estuvieron presentes en su visita al centro, en el

que fue atendido Enrique, tomaron la matrícula del automóvil: al parecer, podría coincidir con la del

coche del sobrino del alcalde de Robledo de Chávela.

Historia de la pintada

Enrique Lahuerta había assitido en Madrid a la boda de un compañero de universidad. Al final de la

ceremonia decidieron marchar a Robledo de Chávela donde éste tiene un chalet a pasar el fin de se mana.

Ya en la localidad de Robledo, después de algunas copas, y más para divertirse que para otra cosa,

decidieron hacer una pintada con el texto citado pidiendo la dimisión de Lucio Camargo como alcalde de

Robledo. Los celosos guardianes de la noche en Robledo les sorprendieron a media pintada. El tiro fue a

muy poca distancia, produciéndole serias heridas al joven que, en grave estado, fue recogido del suelo por

dos de sus compañeros.

Los cuatro jóvenes que acompañaban a Enrique y que se habían dividido en dos grupos, según ha

podido saber ,,´ D16, serían detenidos más,´ tarde acusados de "haber re* ¡izado una pintada

subversiva .

El propietario del chalet de Robledo y amigo de Enrique, por el cual se dirigieron todos los muchachos al

lugar después de (a boda, ya había tenido otro enfrentamiento con ios serenos.

Anteriormente, el amigo de Lahuerta había necesitado coger agua para su coche. La tomó de una fuente

pública y fue sorprendido por los municipales que la emprendieron a golpes con él. Según los amigos de

este muchacho la paliza fue "muy grande".

En unas recientes declaraciones a DI6, el alcalde de Robledo de Chácela, Claudio Camargo, destacaba la

gran tensión creada en el pueblo. Los vecinos estaban contra la Alcaldía. Ó los habían puesto contra ella

al parecer por una "campaña pagada y orquestada contra el alcalde", según afirmó Camargo.

El tenso ambiente ha estallado en sangre. Se ha abierto en el costado de un joven un agujero de bala que

ha plasmado el nerviosismo y el descontento reinante en este pueblo. Lu desmesurada respuesta de una

bala contra la acción del grito de protesta de los jóvenes en la pared, ha hecho -que los vecinos empiecen

a pedir responsabilidades ante lo que califican de "una acción horrorosa".

 

< Volver