Escasa repercusión de la jornada de huelga en las calles madrileñas     
 
 Ya.    13/11/1976.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Escusa repercusión de la ¡ornada de huelga en las calles madrileñas

La jornada de huelga tuvo ayer escasa trascendencia en la» calles madrileñas. La gran duda de si loa

transportes urbanos Iban a sumarse a la jornada de huelga convocada quedó despejada a primeras horas

de la mañana con la entrada en servicio de los autobuses de la EMT, privados, Metro y Suburbano a sus

horas habituales y sin que se tuviera que registrar ningún tipo de anomalías; eso sí, las estaciones del

Metro y algunas paradas de varias lineas de autobuses se vieron fuertemente protegidas por la presencia

de la fuerza pública. Parece ser que en las paradas de autobuses de algunos barrios periféricos de la

capital algunos piquetes huelguistas trataron de coaccionar a tos viajeros y conductores para que no

hicieran nso del servicio.

MENOS TRAFICO DEL HABITUAL

Se notó una mayor fluidez d« tráfico ayer en laa calles madrileñas, sobre todo en las horas punta de la

mañana,, y muy especialmente en el cuadrante suroeste de la capital, aunque ayer viernes deberían

haberse registrado, al tenemos en cuenta laa estadísticas municipales, loe mayores índices de tráfico de la

semana. Todo hace suponer que el sector de la población laboral -madrileña que no acudid a sus puestos

de trabajo Incidió también en el trafico.

En los grandes comercios se apreció menos público del habitual; incluso en algunos mercados los mismos

comerciantes nos manifestaban, que laa ventas se habían mantenido por bajo de los niveles medios y que

la afluencia de público habla sido sensiblemente inferior.

De Igual manera el número de autobuses escolares disminuyó ayer en las calles madrileñas, pues muchos

centros hablan anunciado el día anterior a los alumnos que no abrirían sus puertas ayer viernes.

 

< Volver