Autor: Urralburu, Gabriel. 
 Preautonomía en Euskadi. 
 Navarra y el País Vasco /1     
 
 El País.    21/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Preautonomía de Euskadi

TRIBUNA LIBRE

Navarra el País Vasco/1

GABRIEL URRALBURU Diputado del PSOE por Navarra

Últimamente, la relación institucional de Navarra con el País Vasco está siendo objeto de una destacada atención por todos los medios de comunicación social.

Las vicisitudes por las que, como consecuencia de sus alusiones a Navarra, está atravesando el proyecto de régimen preautonómico para el País Vasco, la manifestación antivasca que, convocada por la Diputación Foral de Navarra con el apoyo de las fuerzas políticas más reaccionarías, tuvo lugar el pasado día 3, la manifestación que, a convocatoria de diversas organizaciones políticas, se celebró en Pamplona el pasado día 8 en pro de la democratización del Consejo Foral y de la Diputación Foral, la publicación de sondeos de opinión sobré la actitud de los navarros en torno a la vinculación de Navarra al País Vasco, etcétera, son todos ellos acontecimientos que han colocado a Navarra en el primer plano de la actualidad informativa.

Dos tesis

Simplificando la cuestion, las posiciones,.a.ue sobre la autonomía de Navarra mantienen las distintas organizaciones políticas, podrían reducirse a dos;

Para algunos Navarra; no debe mantener ninguna relación institucional con el País Vasco.

Esta es la posición de Alianza Foral a la que pertenecen la mayoría de los miembros de la actual Diputación Foral) y de UCD de Navarra. No obstante, dentro de esta posición, hay diversos matices. Así, por ejemplo, un sector de la UCD admitiría el establecimiento de vínculos institucionales entre Navarra, el País Vasco, siempre que el pueblo navarro así lo decidiera mediante referéndum. Por el contrario, Alianza Foral y el sector más inmovilista de UCD niegan validez a ese referéndum, ya que según afirman, «el ser de un pueblo no se puede someter a un referéndum».

Posición de la izquierda

Opinan otros; y entre ellos me incluyo, que, sin perjuicio de su propia autonomía, Navarra debe establecer vínculos institucionales con el país vasco.

Esta es la posición de partidos como el PSOE, UNA1 (Unión Navarra de Izquierdas), PNV, ORT, Agrupacián.Popular Navarra (democracia cristiana), Partido Carlista, PTE, PSP; PCÉ. y de toda la izquierda abertzale.

También .dentro de esta posición existen, Como es lógico, diferentes matices que giran, fundamentalmente, en torno al carácter y´a la intensidad, de los vínculos y al procedimiento a seguir para establecerlos.

Concretamente, los socialistas navarros,hemos venido manteniendo, desde antes de las elecciones de 15 de junio, la conveniencia de que, con pleno respeto para su autonomía específica, Navarra se vinculase a las instituciones comunes que, a nivel de todo el País Vasco, pudieran crearse. Para nosotros es indudable que si el estado reconoce un régimen de autonomía para todas las nacionalidades y regiones de España, Navarra debe vincularse al País Vasco, ya que, sin entrar en cuestiones históricas, existen muchas cuestiones de interés, común (comunicaciones, educación y cultura, sanidad, etcétera) que, forzosamente, han de resolverse mediante la realización de obras y servicios que, por puras razones económicas deben llevarse a cabo conjuntamente.

Estas son, en síntesis, las posiciones existentes en torno a lo que se ha dado en llamare/ problema (fe Navarro, En las elecciones del 15 de junio las organizaciones políticas que mantiene la primera posición obtuvieron en Su conjunto, el 37,6% de los votos y las que mantienen la segunda posición el 62,4%,Sin embargo, el sistema electoral utilizado hizo que de los nueve escaños que correspondían a Navarra (cinco en el Congreso y cuatro ene] Senado), seis corresponderían a UCD tres al Congreso y tres en él Senado), dos al PSOE (ambos en el Congreso) y uno (ert el Senado) á la agrupación electoral Frente Autonómico, promovido por el PSOE y el PNV.

El electorado, dividido

Al ofrecer estos datos no pretendo concluir que el 62% del electorado navarro sea partidario de la vinculación de Navarra al País Vasco, porque es obvio que el 15 de junio no fue esa la cuestión que se puso a votación. Consecuentemente, tampoco es correcto argumentar, como ha venido haciendo la UCD de Navarra, que de los resultados del 15 de junio se desprende claramente que el pueblo navarro no es partidario de su vinculación al País Vasco. En realidad, tanto los resultados de las elecciones del 15 de junio como los sondeos de opinión realizados ponende manifiesto que el electorado navarro está dividido en torno a la vinculación de Navarra al País Vasco y que ni por parte de quienes somos partidarios de esa vinculación ni por parte de quienes son contrarios a ella puede decirse con tardamente que cuenten coa una clarar mayoría a su favor. • Los socialistas hemos intentado resolver esta problemática situación tratando de evitara toda, costa el enfrentamiento y la división «ntre los navarros y, para ello, liemos propugnado la necesidad de llegar, mediante el diálogo y la negociación, a fórmulas que contasen con un respaldo mayoritario.

 

< Volver