Autor: ;Fernández Briceño, Jesús Martín. 
 La situación en el País Vasco (V). 
 Navarra: Entre Euzkadi y La Rioja     
 
 Informaciones.    21/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 21. 

LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO (V)

NAVARRA: ENTRE EUZKADI Y LA RIOJA

Por Ignacio G. IGLESIAS y Jesús FERNANDEZ BRICEÑO

MADRID, 21.

T A incorporación de Navarra al Consejo General Vasco JLJ en el Estatuto preaútonómico elaborado conjuntamente por los parlamentarlos integrados en la asamblea de parlamentarios de Álava, Guipúzcoa, Vizcaya V Navarra, y el ministro para loa regiones, -señor Clavero Arévalo, se ha convertido en un arma de doble füo que puede hacer tambalear —y de hecho ya ha ocurrido— la estabilidad política y social del País Vasco, tradicionalmente ya bástante deteriorada y que reclama día a día urgentes y adecuadas soluciones.

ES difícil Intentar resumir en unos poco» folios la problemática de una provincia con unos condicionantes historicos y culturales tan arraigados como lo» de Navarra, reino que no doblegó sus banderas atoo ante la invasión de las tropas imperiales, que, bajo el mando del duque de Alba, tomaron Pamplona en la noche de San Juan de 1512. El origen de ios navarros ea vasco. Iruña fue capital de los primerea vascos, y el sentir vasco ee encuentra en restos históricos, apellidos, monumentos, tradiciones, etcétera.

Pero Navarra no es sólo de Pamplona hacia el norte. Dos terceras partes de la provincia no se corresponden ni en «u paisaje ni en sus formas de vida, ni en sus tradiciones, ni en sus recursos económicos, ni en su lengua con el resto del País Vasco. La ribera navarra, regada por el Bbro, es típicamente riojana y mas próxima emotivamente a eu identificación con Aragón que a su identificación coa el País Vasco. Este era el antiguo reino de Navarra, profundamento unido en su diversidad, y que hoy se de. bate en busca de su identidad regional. * ~

"

Ahora bien, si pensamos en un Estado regional moderno, en donde las autonomías y el descentralismo administrativo sea una realidad, no creemos que las diversidades navarras deban enfrentarse en el seno de una región autonómica formada por Jas cuatro provincias, sino pueden perfectamente complementarse, siempre y cuando no pierdan «i identidad en aras de una pureza nacionalista abertzale o trasladando la capitalidad del centralismo a Bilbao.

LA MONTARA, A FAVOR; LA RIBERA, EN CONTRA

SI problema autonómico de Navarra se ve agravado por las grandes diferencias existentes entre la población y sus autoridades forales. El pueblo navarro, a pesar de sus discrepancias frente al Pais Vasco,´ encontrarla un camino viable para su entendimiento y posterior negociación si tuviera interlocutores validos en la Diputación y en general en todos los estamentos públicos. Este vacío de comunicación se vio agravado con motivo de la convocatoria efectuada por los máximos responsables de la Diputación Foral de Navarra, don Amadeo Marco y don Julio Asiaín Gurruchari, diputado foral por la merindad de Tudela el pasado día 3 de diciembre con el apoyo de Alianza Foral de Navarra (Alianza Popular) y las fuerzas de extrema derecha de la provincia y de algunos sectores de U.C.D., que concurrieron a título individual a la convocatoria en la que se defendía el carácter españolista de Navarra y para oponerse a su inclusión en el proyecto de autonomía del País Vasco de esta provincia con Vizcaya, Guipúzcoa y Álava.

La manifestación se caracterizó por la multitud de incidentes que protagonizaron los participantes en la misma y por la presencia en ella de destacados representantes de la extrema derecha armados con pistolas, porras y cadenas.

El pensamiento de don Amadeo Marco y de las fuerzas integristas podemos resumirlo en estas palabras de su discurso: .Es suicida para Navarra prestarse dócilmente a cambios de su régimen. Navarra, por ese camino, quedaría muy pronto aniquilada, totalmente despersonalizada, perdida entre eslabones de poder y de presiones que impedirían su vivir pacifico hacia un futuro prometedor, ansias inacabables de perfeccionamiento moral y material..

Las fuerzas de la derecha tradicional intentan —a juicio de representantes parlamentarios vascos— seguir ostentando sus privilegios unipersonales más cercanos al caciquismo provincial que a la línea trasparente .y democrática que debe imperar después de unas elecciones libres.

PRIMERO, DIPUTACIÓN DEMOCRÁTICA; LUEGO, AUTONOMÍA

Como contrapartida a la manifestación organizada por la Diputación, 16 partidos políticos y seis centrales sindicales organizaron una manifestación en Pamplona el día 8, bajo el lema: «Por una Diputación democrática y un Consejo Foral representativo.* A la misma asistieron entre 30.000 y 50.000 personas, y ha sido una de las más importantes de las celebradas hasta ahora en Pamplona. Loo manifestantes solicitaron reiteradamente la dimisión de los diputados torales y del presidente de la Diputación. Don Manuel Irujo, senador por Navarra, diputado por el P.N.V. durante las Cortes republicanas, ministro y consejero del Gobierno Vasco en el exilio,» dirigió la palabra a los manifestantes y solicitó en él nombre de loa convocantes la democratización de las instituciones provinciales, elecciones municipales y forales y el trasvase de poderes de la Diputación al Consejo Foral, entre otras cosas. Pocos días después, don Manuel Irujo nos manifestaba: «Cuando se concibe, o se pare o se revienta. El pueblo vasco ha concebido la idea de vivir en autonomía; si no encontramos cauces adecuados, y ahora la responsabilidad es del Gobierno, esto puede reventar. Por lo que respecta a Navarra, y después de haberse democratizado la Diputación y Ayuntamientos, no nos va a quedar más remedio que votar, plantear un referéndum y que decida el pueblo. Lo que no puede ponerse en duda es que las fuerzas de la dinámica social, y sobre todo la juventud, están con nosotros, y eso no es política ficción, eso es política realista.»

Según una encuesta hecha pública recientemente por el Partido Nacionalista Vasco, el 78 por 100 de los navarros acepta asociarse al País Vasco, mientras que solamente un 18 por 100 estaría radicalmente en contra. No obstante los resultados de esta encuesta han sido contestadas por otras fuerzas políticas y por ed. momento parece que, excluyendo; factores ideológicos derechistas o izquierdistas, las: posiciones del hombre de la calle se encuentran bastante equilibradas, y un referéndum corre el peligro de polarizar y dividir aún mas a la población navarra.

Recientemente, «Le Monde» se hacía eco del problema autonómico navarro en los siguientes términos: «Uno de loa argumentos de los que se oponen a la unión de Navarra con el resto del País Vasco, es porque los nacionalistas vascos necesitan a Navarra, ya qué su objetivo´ no es hacer de Euskadi una región autónoma, sino un Estado independiente. Un Estado semejante necesitaría del espacio vital navarro da provincia de Navarra sola es tan grande como Guipúzcoa, Vizcaya y Álava reunidas), de sus riquezas agrícolas y de sus kilómetros de frontera con Francia...»

POSTURA DE U.C.D

Para U.C.D). en Navarra, según su programa foral. hay tres puntos incuestionables:

l.« El derecho de Navarra a conservar su identidad en ei seno de la comunidad española.

2.o El derecho del pueblo navarro a ejercer con plenitud la autonomía foral, mediante instituciones representativas y democráticas.

3.0* El derecho de Navarra a conservar su autonomía foral, y a .mejorarla medianía pacto de iguales entre el Poder central y el de Navarra.

Según el diputado de U.C.D. don Pedro Pejenaute, el derecho del antiguo reino de Navarra a conservar su autonomía foral y mantener su identidad en la España de las autonomías regionales se corresponde con la obligación de los poderes del Estado de respetar el «status» de Navarra coom región autónoma, sin que, en consecuencia, puedan imponérsele unilateralmente integraciones en otras comunidades regionales.

«Navarra no necesita un régimen preautonómico provisional, ya que su régimen foral garantiza a la región un marco de autonomía definitivo en cuanto a las competencias1 que corresponden actualmente a la Diputación, que tienen carácter originario y que no le fue conferido por el Estado.»

EL P.S.O.E. T NAVARRA

En opinión del diputado del P.S.O.E. por Navarra don Gabriel Urralburu, «no se trata de entrar en el debate de si Navarra es vasca o no; .creemos que esa no es la solución. El discutir si Navarra es vasca o no, de alguna manera sería entrar en lo que la corriente nacionalista quiere hacer decir, y es, si Navarra pertenece a la etnia, a la nacionalidad del pueblo Tasco. Eso es .lo menos interesante. Lo más adecuado es considerar si Navarra obtiene algún beneficio de la incorporación a las instituciones comunes con las tres provincias vascas. Nosotros creemos que en este aspecto Navarra obtiene ventajas económicas.

Conociendo un poco el Upo de economía que tenemos´ en Navarra, que es una economía de productos de consumo, sobre todo en lo que se refiere al agro navarro, está claro que Navarra puede potenciar la comercialización de sus productos con aquellas provincias con las que se complementa.

En la ribera, donde menos simpatías hay hacia el tema de la incorporación al País Vasco, muchos se están planteando estas posibles ventajas comerciales como tema prioritario,^ y sus esquemas frente a la anexión de Navarra a Vizcaya, Guipúzcoa y Álava se ve desde perspectivas realistas y no emotivas.»

 

< Volver