Texto de los decretos-leyes. 
 El pueblo Navarro tiene la palabra     
 
 Informaciones.    03/01/1978.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 60. 

TEXTO DE LOS DECRETOS-LEVES

EL PUEBLO NAVARRO TIENE LA PALABRA

MADRID, .3 (INFORMACIONES). — Los deeretos-leyes sobre la autonomía provisional para Vascongadas y Navarra dicen textualmente:

«El pueblo vasco tiene la aspiración de poseer instituciones propias de autogobierno, dentro de la unidad de España.

El presente real decreto-ley quiere dar satisfacción a dicho deseo, aunque sea de lorma provisional, aun antes de que se promulgue la Constitución, y por ello instituye el Consejo General del País Vasco, como órgano común de gobierno de las provincias a que se refiere la presente disposición, que decidan su incorporación al mismo.

El Gobierno proclamó en su declaración programática la necesidad de la Institucionalizado!! de las autonomías, anunciando la posibilidad de acudir a fórmulas de transición desde la legalidad vjgente.

Al instituir el Consejo General del País Vasco, el presente real decreto-ley no condiciona la Constitucion ni dgdffhdhdhhhhfhfhhdh ni prejuzga cual sea el territorio del País Vasco, sino que deja su determinación a la voluntad de las provincias que se mencionan, para que decidan libre y democráticamente su Incorporación. La delimitación del territorio del Pate Vasco será el efecto de la voluntad de las provincias que se Incorporen al mismo, y no el de la voluntad del-legislador.

La institucipnalización de las regiones ha de basarse en el principio de solidaridad entre todos los pueblos de España, cuya indiscutible unidad debe fortalecerse con el reconocimiento de la capacidad de autogobierno en las materias que detertnine la Constitución.

La mención a Navarra, que en el decreto-ley se realiza —que tiene otros precedentes históricos—, en modo alguno prejuzga su pertenencia a ninguna entidad territorial de ámbito superior. Dadas las especiales circunstancias de Navarra, que posee un régimen foral reconocido por la ley de 16 de agosto de 1841, la decisión de incorporarse o no al Consejo General del País Vasco corresponde´ al pueblo navarro, a través del procedimiento que en otro decreto-ley de la misma fecha se" regula.

La mayoría de las fuerzas parlamentarias han reconocido también la conveniencia de proceder urgentemente a la creación del Consejo General del País Vasco."

En su virtud, y previa deliberación del Consejo de ministros, en su reunión del 30 de diciembre de 197V, en uso de la autorización que me concede el artículo 13 de la ley Constitutiva de las Cortes, y oída la comisión de las Cortes, a que se refiere el número 1 de la disposición transitoria segunda de la ley 1/1977. de 4 de enero, para la Reforma Política, dispongo:

ARTICULO PRIMERO

1. Se instituye el Consejo General del País Vasco como órgano común de gobierno de las provincias o territorios´ históricos que, pudiendo formar parte de él, decidieran su incorporación.

A este fin. las provincias o territorios de Álava, Guipúzcoa, Navarra y Vizcaya decidirán libremente su incorporación al Consejo General, a través de sus Juntas generales, o, en el caso de Navarra, del organismo foral competente.

2. La institución del Consejo General del País Vasco tiene carácter provisional, hasta la entrada en vigor del régimen definitivo de autonomía que se apruebe en su día y de las instituciones que lo conformen.

ARTICULO SEGUNDO

.

El Consejo General del País Vasco se regirá por este real decreto- ley y por las normas que en su desarrollo y ejecución dicte el Gobierno, y, en cuanto a su funcionamiento interno, por las normas reglamentarlas aprobadas según el apartado a) del articulo séptimo del presente real decreto-ley.

ARTICULO TERCERO

1. El Consejo General del País Vasco tiene personalidad jurídica plena para la realización de los fines que se le encomienden.

2. El ámbito de actuación del Consejo General en esta etapa provisional será el que corresponde a las provincias o territorios que se incorporen al mismo, según se prevé en el articulo primero, 1, y en la disposición transitoria del presente real décre"to-ley.

ARTICULO CUARTO

Los órganos de gobierno y administración del Consejo General del País Vasco; durante el período transitorio, serán el pleno del Consejo´ y los consejeros.

´ ARTICULO QUINTO

1. El Consejo estará integrado durante esta etapa provisional por tres representantes "de cada territorio histórico, designados por sus respectivas Juntas generales, y, en el caso de Navarra, por el organismo foral competente, y un número igual de parlamentarios de cada territorio, pertenecientes a la actual legislatura.

El Consejo elegirá, de entre sus miembros, a efectos Se representación, al presidente, por el procedimiento que reglamentariamente se establezca.

La ejecución ordinaria de los acuerdos del Consejo. General corresponderá en cada territorio histórico a las Diputaciones torales. Estas quedarán obligadas al cumplimiento de los mismos, salvo lo que se dispone en el articulo sexto.

,

2. A los consejeros designados por el Consejo podran asignárseles las titularidades y atribuciones que correspondan, en relación -con las competencias que vayan 1 a ser objeto de transferencia al Consejo General por la Administración del Estado, cuando esta transferencia se produzca.

ARTICULO SEXTO

Las disposiciones del Consejo General del País Vasco serán adoptadas por mayoría. No obstante,.. cada provincia o territorio histórico podrá ejercitar el derecho de veto sobre cualquier decisión que afecte a su territorio, a través de los representantes designados por sus respectivas Juntas generales, u organismo foral, en su caso.

ARTICULO SÉPTIMO

Corresponde al Consejo General del País Vasco, dentro del vigente régimen jurídico, general y local, las siguientes competencias:

a) Elaborar sus propias normas reglamentarias de funcionamiento interno, designar sus órganos ejecutivos y crear los servicios necesarios para el ejercicio de sus funciones, de conformidad con lo que se establezca en desarrollo de lo dispuesto en el presente real decreto-ley.

b) Resolver sobre aquellas materias cuyas competencias le hayan sido transferidas por la Administración del Estado o por las Diputaciones ferales.

c) Coordinar las actividades de las Diputaciones torales que Sean de interés general o c´bmún al País Vasco, sin perjuicio de las "facultades privativas de aquéllas.

d) Realizar la gestión y administración de las funciones y servicios que le transfiera la Administración del Estado,

El Gobierno establecerá el procedimiento para realizar tales transferencias.

Asimismo podrá proponer al Gobierno cuantas medidas afecten a los Intereses del País Vasco.

ARTICULO OCTAVO

Los acuerdos y artos del Consejo General del País Vasco serán recurribles ante la jurisdicción contencioso-administrativa. y, en su caso, suspendidos por el Gobierno, de conformidad con la legislación vigente.

ARTICULO NOVENO

Los órganos de gobierno del .Consejo General de! País Vasco, establecidos en este real decreto-ley podrán ser disueltos por el Gobierno, por razones de seguridad del Estado.

ARTICULO DÉCIMO

Se autoriza al Gobierno para dictar las normas precisas para el desarrollo y ejecución de lo establecido en este real decreto-ley.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA

1. Hasta tanto no se celebren elecciones generales municipales, los parlamentarios de cada territorio histórico decidirán, por mayoría, la incorporación de su respectivo territorio al Consejo General del País Vasco, o, en su caso, el aplazamiento de esta decisión hasta que las elecciones generales municipales hubieran tenido lugar. Una vez celebradas, la decisión final corresponderá a las Juntas genérales de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, y, en Navarra, al -organismo competente, según su régimen foral.

2, El Consejo General se formará, en este primer período, previo a las elecciones municipales, por cinco representantes de cada territorio histórico, que haya decidido su incorporación, designados por los parlamentarios de cada uno de ellos, teniendo en cuenta el resultado de las .elecciones de 15 de junio de 1977 en las mismas.

DISPOSICIONES FINALES

PRIMERA. Como complemento y desarrollo de lo dispuesto en el real decreto-ley 20/1976, de 30 de octubre, por el que se derogó el decreto-ley de 23 de junio de 1937, sobre supresión del régimen económico - administrativo de las provincias de Guipúzcoa y Vizcaya, se crearán comisiones mixtas para el estudio y propuesta al Gobierno de las medidas que sean necesarias para el restablecimiento de regímenes especiales de carácter foral de las provincias de Guipúzcoa y Vizcaya, todo ello sin perjuicio de lo que determine la Constitución y de la necesaria solidaridad entre todas las regiones.

SEGUNDA. Se autoriza al Gobierno, previa consulta al Consejo General del País Vasco, para reformar antes de las elecciones generales municipales el real decreto-ley 13/1977. de 4 de marzo, por el que sé restauran las Juntas generales de Guipúzcoa y Vizcaya, en cuanto se refiere a la composición y forma de elección de sus miembros.

El Gobierno queda también autorizado, en igual plazo, para reformar, sobre la base del respeto al régimen foral. vigente, el real decreto 161/1977, de 7 de junio, por el que se regula la organización y funcionamiento de las Juntas generales de Álava, y para modificar la composición y atribuciones del Consejo Foral de Navarra, de acuerdo con su Diputación foral.

TERCERA. El Consejo General del País Vasco no asume en esta etapa provisional más derechos y obligaciones que los derivados del presente decreto-ley.

CUARTA. El presente real decreto-ley, del que se dará inmediata cuenta a las Cortes, entrará en vigor el mismo día de su publicación en el "Boletín Oficial del Estado".

NAVARRA Y SU PERSONALIDAD HISTÓRICA

Navarra tiene una personalidad histórica que es reconocida y respetada por el Estado, cuyo régimen jurídico se encuentra en la ley de 16 de agosto de 1841, que establece un régimen. singular, desarrollado por normas posteriores.

Muy importantes fuerzas .políticas y parlamentarias han considerado que cualquier incorporación dé Navarra a instituciones comunes de ámbito superior a su territorio no podría realizarse sin que el pueblo navarro se exprese libre y democráticamente, mediante una consulta popular directa.

Prevista la posibilidad de que Navarra decida sobre su posible incorporación al Consejo General del País Vasco, procede dictar las normas que garanticen que cualquier decisión se adopte libre y democráticamente, con respecto a su régimen singular y de acuerdo con la Diputación foral.

La mayor parte de las fuerzas parlamentarias han considerado también la conveniencia de proceder urgentemente a la promulgación de las presentes normas.

En su virtud, y previa deliberación del Consejo de ministros, en su reunión del día 30 de diciembre de 1977, en uso de la autorización que me concede el artículo 13 de la ley Constitutiva de las Cortes, v oída la comisión de las Cortes, a que se refiere el número 1, de la disposición transitoria segunda de la ley 1/1977, de 4 de enero, para la Reforma Política, dispongo:

ARTICULO PRIMERO

El Gobierno, de acuerdo con la Diputación Foral de Navarra, determinará el órgano foral competente a quien corresponde la decisión a que se refiere la disposición transitoria primera del decreto-ley.

ARTICULO SEGUNDO

En el caso de que el órgano foral competente decidiese aprobar la presencia de Navarra en el Consejo General del País Vasco, será necesario, para que tal acuerdo alcance validez, que esta decisión sea ratificada por el pueblo navarro, mediante consulta popular directa, a través del procedimiento y en los términos que determine el Gobierno, de acuerdo con la Diputación toral.

DISPOSICIÓN FINAL

El presente real decreto-ley, del que se dará inmediata cuenta a das Cortes, entrará, en .vigor el mismo día de su publicación en el "Boletín Oficial del Estado".»

 

< Volver