Autor: Asenjo, Gabriel. 
 El festival preautonómico (VI). El presidente socialista del Parlamento navarro. 
 Arbeloa: "Estoy a favor del Estatuto de Guernica"     
 
 Diario 16.    07/07/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

El presidente socialista del Parlamento navarro

Arbeloa: «Estoy a favor del Estatuto de Guernica»

Ha pasado casi inadvertido el hecho de que desde el 4 de- abril Navarra cuenta con el primer Parlamento autonómico y democrático del Estado; Parlamento que según su presidente y senador socialista, Víctor Manuel Arbeloa, tiene carácter constituyente.

«Es el que tiene que hacer la constitución de Navarra —señaló— además -de ejercer las competencias de aprobar o rechazar las cuestiones que le someta la Diputación Foral y que afectan a la integridad, desarrollo de! régimen foral, presupuesto, sistema fiscal, pactos con el Estado y otras similares.

Otras de las competencias del Parlamento es, como se sabe, la de decidir la incorporación o separación de Navarra de otros entes autonómicos.»

Todo esto, con ser importante ajuicio del socialista Arbeloa, debe superarse «para convertir al primer Parlamento regional de España en un Parlamento normal que legisle y fiscalice, como lo es siempre un Parlamento en cualquier régimen democrático».

Boicot al Parlamento

Sin embargo, los primeras pases del Parlamento navarro pueden inducir a pensar que alguien pretende torpedear al Parlamento en su nacimiento.

«Lo he pensado algunas veces pero pienso que no se trata de torpedear al Parlamento, institución querida por todos sino de entorpecer ciertas actuaciones que algunos grupos no admiten; pero estamos comenzando y hay que dar tiempo a la democracia y democracia al tiempo.» En cuanto al tema de Navarra y Euskadi «veo que Navarra tiene que seguir ahora su propio camino, hacer su Constitución y crear unas instituciones democráticas fuertes.

A la vez, al ritmo de nuestra vida democrática iremos viendo como podemos colaborar o, si el pueblo navarro lo decide, vincularnos de algún modo con las instituciones del Pais Vasco, pero siempre sin perder uña mota -de nuestra autonomía peculiar, y en el seno de la unidad de España.

Tenemos que calibrar ventajas, estorbos, que le puede quitar a nuestro Parlamento Foral, si pierde soberanía, al tener por encima otro Parlamento vasco. Todo esto hay que verlo sobre la marcha histórica y

sobre et funcionamiento de las instituciones vascas^ Si para ser europeo no dejo de ser español, tal vez no dejaría de ser español. No estoy de acuerdo con aquello de que patria no hay más que una ni de que el trabajador no tiene patria».

Esperanza

«El proyecto de Estatuto vasco lo contemplo con gran esperanza. Sabiendo bien los riesgos que se corren. Es una oportunidad única y tal vez última después de tanto error, tanta torpeza, tanta ceguera demostrada por tanto prefranquistas, franquistas y posfranquistas.

No se supo aprovechar el momento propicio de la Constitución y ahora se pagan las consecuencias; estoy a favor del Estatuto de Guernica en líneas generales.

 

< Volver