Autor: Esteban,José María. 
 La entrevista política del lunes. Declaraciones a Diario 16 del presidente del Parlamento Foral. 
 Arbeloa: "Navarra se siente mayoritariamente española"     
 
 Diario 16.    18/08/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

LA ENTREVISTA POLÍTICA DEL LUNES

En la encrucijada en que se encuentra ahora Navarra, el presidente del Parlamento Foral, órgano heredero del Consejo, guardián, a su vez, de la especial condición de la historia del viejo reino, parece tener las cosas bien claras en el repaso a los principales temas de su competencia, que efectúa junto a DIARIO 16.

El socialista, compositor y escritor Víctor Manuel Arbeloa opina que en las relaciones con el poder central del Estado, Navarra tendrá menos obstáculos que Euskadi porque entre las fuerzas que integran el órgano que preside, hay una mayoría que no es separatista y que considera a esta provincia totalmente española «muy autónoma, eso sí».

Declaraciones a DIARIO 16 del presidente .del Parlamento Foral

Arbeloa: «Navarra se siente mayoritariamente española»

Texto: José María ESTEBAN

Pamplona — «La mayoría del Parlamento Foral no tiene ninguna veleidad separatista y por eso creo que va a ser más fácil la negociación con el Gobierno Central, y que no vamos a tener los obstáculos que tuvo el País Vasco, porque entre éste y el Gobierno no existia suficiente confianza. En Navarra, nunca ha sido mayoritaria la tendencia nacionalista .y mucho menos la separatista. Además, Navarra se siente mayoritariamente española; muy autónoma sí, pero no quiere dejar -do sor parta de un pueblo fundamental entre los pueblos de España», ha señalado a este periódico el . presidente del Parlamento Foral de Navarra, Víctor Manuel Arbeloa, respondiendo a la pregunta de cómo ve la negociación que Navarra deberá llevar a cabo con el Gobierno Central para la reintegración foral y mejoramiento del Fuero de Navarra, cuyas bases fueron aprobadas en la última reunión del Parlamento antes de las vacaciones actuales.

Víctor Manuel Arbeloa, también senador socialista en las Cortes, resultó elegido presidente del Parlamento Foral de Navarra con los quince : votos del grupo socialista, a los que se sumaron los veinte de UCD, partido que de esta forma impidió que el candidato de HB accediera a la presidencia del legislativo navarro.

Desde entonces, hace ya más dé un año, ocupa dicho puesto y, salvo contadas excepciones, la mayoría de los grupos parlamentarios aprueban su forma de dirigir los debates, aunque desde luego tampoco está exento de críticas.

La autonomía, consustancial a España

Cuando habla, no puede olvidar su condición de historiador y hombre de letras. Su prosa es, en ocasiones, florida, lo que desde luego no oculta sino que reconoce de antemano. Cuando templa la respuesta, su diálogo llega a ser monólogo de interés..

«La aprobación´ por el Parlamento Foral de las bases de reintegración y mejoramiento del Fuero ha sido nuestra obra capital, a la que seguirá la delimitación de funciones y competencias de los órganos forales, que dictaminaremos en octubre, con el fin de iniciar la negociación´ con el Sobierno a primeros de 1981.

Queremos recuperar las competencias que teníamos y asumir otras que no hemos tenido nunca, siempre que no afecten ó contraríen la unidad constitucional, que es un límite común y solidario de todos los que nos sentimos españoles.»

habla de competencias reconoce que no todas podrán ser exigidas, por la sencilla razón de que no se cuenta con el potencial económico suficiente.

Importante actividad

Destaca el principio foral de que «el pacto entre la Diputación Foral de Navarra y el Gobierno del Estado debe realizarse sin intervención de ningún ente intermedio», y manifiesta su esperanza de > llegar a un acuerdo con el Gobierno.

«Un acuerdo que va a sonar en el resto de España como algo singular, como algo extraordinario, porque Navarra ha sido el único territorio que ha mantenido su autonomía por encima de las guerras carlistas, de la guerra civil, de la Monarquía, la República o la Dictadura, porque esa autonomía no sólo es consustancial a Navarra, sino a la misma España. Si en el Parlamento Foral de Navarra nos hemos entendido partidos tan distintos como UCD, UPN y PSOE, con mayor facilidad nos entenderemos UCD y PSOE con el Gobierno del Estado.»

La actividad del Parlamento Foral de Navarra, aunque no muy conocida más allá de los límites del territorio foral, ha sido importante. Quince Plenos, más de cien sesiones de comisión, estudio y aprobación de 36 proyectos de norma, 14 sesiones informativas con presencia del diputado o ministro foral... toda una actividad que, sin embargo, no ha dejado satisfecho al Parlamento ni a su. presidente.

«El Parlamento Foral no ha encajado todavía en la opinión pública navarra. Nació con gran expectación, y tanto la derecha como la izquierda lo recibieron con cariño y pasión, que creo dura todavía. Pero nacimos un poco cojos, diría yo que con un ala de plomo, pues no se nos concedió iniciativa legislativa, aunque hemos sabido descubrir la iniciativa legislativa negativa o una especie de segunda iniciativa legislativa, por la que podemos enmendar, cambiar y devolver los proyectos de norma que .pedimos que nos envíe la Diputación Foral.»

Habla- de lógico - desencanto "ante una institución que se pensaba que podía abordar todo tipo de planteamientos y de la limitación de los parlamentarios, y se concreta en la cuestión económica —«somos un Parlamento de sesenta miembros con • un presupuesto únicamente de setenta y cuatro millones anuales»^ y en el prestigio de la institución.

desgaste de la institución porque nació incólume y se ha desarrollado una vida parlamentaria que siempre produce desgaste en el prestigio de la institución. Hemos conocido momentos políticos muy duros, sobre todo en la sesión en que se votó la dimisión de Del Burgo. Fue el momento más polémico y comprometido que hemos vivido y creo que ha sido el más bajo, difícil y oscuro de la vida del Parlamento Foral.»

La violencia, interrogante

democrática, pero la violencia mortal y asesina no hemos sabido ponerle coto. Sin el problema de la violencia, yo sería optimista y diría que nunca habíamos estado mejor. Pero con él, las cosas cambian y pongo grave interrogante al futuro de Navarra e incluso al futuro político de España.»

Esta bronca injerencia en la vida de Navarra le lleva a esa otra injerencia institucional de algunos políticos de la comunidad autónoma vasca, para quienes no pretende ser juez iracundo.

«Me gustaría que se hicieran las menos declaraciones posibles por parte de los hombres del Gobierno y del Parlamento vasco sobre lo que debe hacer Navarra. Espero que cuando llegue la institucionalización de Navarra sepan ver la vía de los convenios con la comunidad autónoma -vasca como algo perfecto para este momento, porque no estamos hablando de un proyecto para el año 3.000 o 5.000»

«Tendremos menos problemas que Euskadi con el

poder central»

«Es la libertad de los navarros en paz la que debe decidir nuestro futuro y no lo que digan los nombres

del Gobierno y el Parlamento vasco»

Confía en que se lleguen a conseguir vías de entendimiento, dejando fuera la retórica y las declaraciones para la galería,, o lo que él llama «ensayos históricos o bocadillos del pasado». La respuesta la debe dar Navarra, para lo que el presidente del Parlamento Foral pide paz y libertad.

Navarros en paz

«Si ño hay paz y libertad, no podremos saber que da de sí Navarra. Es la libertad de los navarros en paz la

to no hay que verlo con dramatismo, ni dejándose inñuir con la indecente campaña de amenazas, como si alguien quisiera imponernos desde fuera los ritmos, los tiempos. Nosotros no toleramos ni amenazas veladas, ni no veladas, ni chantajes, ni acusaciones falsas sobre que sí hacemos esto o lo otro somos culpables de la violencia. Esto es una infamia, una mentira, una amenaza y un auténtico chantaje.

Los navarros responderemos con toda nuestra energía y con toda nuestra fuerza ante este tipo de cosas y responderemos con la mayor amabilidad, corrección y buena voluntad a aquellos que ´se acercan a nosotros con la mejor buena voluntad, aunque piensen diferente que nosotros sobre el futuro de Navarra.» ,

Ahora, el presidente del Parlamento Foral descansa, mientras en su mesa duerme el sueño de espera, proyectos como la «Composición, organización y funciones de los órganos forales, Juntas de veintena, oncena y quincena. Nociones sobre recuperación de montes de Navarra y dictámenes sobre el impuesto revolucionario, la. delincuencia, la cárcel de Pamplona y él Hospital Psiquiátrico». Tarea para los tres primeros meses, anteriores a ,1a negociación con el Gobierno Central sobre el régimen foral de Navarra, que sustituirá por la vía del pacto a la ley Accionada.de 1841, para dar paso a una nueva Navarra democrática y foral.

 

< Volver