Autor: Amezketa, Koldo. 
   El futuro de Navarra     
 
 Diario 16.    06/09/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

KOLDO AMEZKETA

Presidente del PNV de Navarra

El futuro

El presidente de Napar Buru Baztar (PNV de Navarra contesta a la carta 3ue el ex presidente de la Diputación Foral, Jaime Ignacio del Burgo, dirigió al presidente del Gobierno desde las páginas de DIARIO 16.

Navarra atraviesa actualmente una situación política muy delicada, que se agrava paulatinamente desde hace unos pocos años por la polarización que se está produciendo en torno al futuro político de esta región y a su vinculación o no a la comunidad autónoma vasca.

La actitud de los partidos incide directamente en esa polarización. Nosotros somos del criterio reiteradamente afirmado de que es absolutamente necesario establecer unos canales de diálogo entre las fuerzas políticas encaminado a conseguir un objetivo esencial: el cese de esta violenta situación de radicalización.

Esto, como paso y elemento absolutamente necesario para avanzar en el desarrollo democrático de las instituciones navarras, en la recuperación de las competencias arrebatadas por el expolio foral sufrido y en la presentación de un proyecto político de futuro sobre el que el pueblo navarro pueda decidir su status definitivo en el conjunto del Estado de las autonomías previsto por la actual Constitución,

Diálogo y distensión

En este contexto hay que enmarcar la actuación de cada uno de los partidos que componen el espectro político de Navarra y de sus dirigentes. Ante esta fórmula de diálogo y distensión que nosotros propugnamos hay actuaciones que, como la del señor Del Burgo en su carta al presidente Suárez, publicada en DIARIO 16 el pasado 2 de septiembre, no hacen sino incrementar las dificultades, buscar aún más la radicalización y el enfrentamiento.

En definitiva, propone la marginación y el uso de la fuerza contra quienes simplemente no piensan como él y defienden posturas que el Gobierno debe pasar a una postura beligerante en defensa del derecho de Navarra a no integrarse en Euskadi porque lo contrario, su integración, amenaza la pervivencia del sistema democrático.

Insiste en que ese principio de la no integración es razón fundamental para la supervivencia del Estado.

Yo le aseguro que no puede venir la solución de Navarra, de su actual situación, con un Gobierno central beligerante en un tema que corresponde a los navarros decidir, y para el que la Constitución establece ya unas vías y procedimientos.

No es pidiendo al Gobierno que impida el uso de los cauces constitucionales como se van a solucionar las cosas. Más bien será necesario pedirle que principie, y no que impida, que sean los navarros quienes tomen sus decisiones a través de los cauces»establecidos —repito, por la Constitución— y desde luego, que respete y acate, en su día, lo que este pueblo decida.

Aducir, como hizo Del Burgo, que en el ejercicio de esa libertad está en peligro la pervivencia del sistema democrático, además de ser el colmo de la incongruencia, denota la forma de entender la democracia que se practica. Haciendo este llamamiento al Gobierno nos está diciendo que no desea el ejercicio de la democracia, ni el uso de la libertad de decision vé la celebración del mismo en unas condiciones determinadas. Del Burgo es uno de los que, en su día, eligió este procedimiento y cabe pensar que sea válido, a no ser que resulte que es a tal procedimiento al que aplica la calificación de terrorista.

A qué España se refiere

En su carta abierta al presidente Suárez, Del Burgo dijo que el Gobierno debe pedir una declaración previa de españolidad al PNV como condición anterior a cualquier pacto. El PNV tiene un importante objetivo y a él se esté dedicando: desarrollar el Estatuto de Guernica, ley orgánica aprobada mediante referéndum y por las Cortes del Estado, y dotar al pueblo vasco de las fórmulas de autogobierno que en él se reconocen.

Esta es nuestra finalidad.

De cualquier forma y sin ser gallego, sí quiero contestar a la implícita pregunta de Del Burgo con otra: ¿A qué España se refiere: a la de los Reyes Católicos en 1492, después de la conquista de Granada; a la de 1512, después de la conquista de Navarra; a la de 1835, después del expolio foral; a la de 1950, en plena dictadura franquista; a la de 1980, con una Constitución que prevé una estructuración autonómica del Estado que no acaba de arrancar; a la España federal que propugnan o han propugnado partidos de la izquierda estatal y muchas personalidades políticas, incluso de la UCD?

Señor Del Burgo, ¿hacia cuál de ellas quiere que hagamos nuestra declaración y, ´de paso, a cuál de ellas se apunta usted?

También decía que «ser vasco es una de las maneras de ser español». ¿Se refiere a los vascos de Guernica, a los de Leiza, a los de San Juan de Luz, Baigorri, Urepel y cualquier otro pueblo de «allende la frontera», o a todos en su conjunto?

 

< Volver