Autor: Dávila, Carlos. 
 Navarra, en una encrucijada histórica. 
 Sorprende la confusión de UCD en torno al tema  :   
 Las declaraciones del exdiputado Pegenaute habían sido escritas para Pérez Llorca. 
 ABC.    22/12/1979.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

NAVARRA, EN UNA ENCRUCIJADA HISTÓRICA SORPRENDE LA CONFUSIÓN DE UCD EN TORNO AL TEMA

Las declaraciones del ex diputado Pegenaute habían sido escritas para Pérez Llorca

LA entidad titular del derecho a la economía es, en todo caso, la provincia aisladamente considerada.» Esta es en síntesis, una de las afirmaciones que se vierten en el dictamen sobre Navarra, que elaboró el Centro de Estudios Constitucionales y firmaron Tomás Ramón Fernández, rector de la Universidad a Distancia, catedrático de Derecho Administrativo, próximo a posiciones de socialismo moderado y, al parecer, con justa fama de estadista, y un segundo experto perteneciendo al despacho profesional del profesor Fernández.

Esta es también una de las conclusiones más rotundas que se desprenden de dicho dictamen, ajustado rigurosamente a la Constitución y que confirmó en su momento los criterios de los parlamentarios navarros, en principio sostenidos también por la UCD nacional, en contra de las afirmaciones sustentadas por Carlos Garaicoechea. presidente del PNV, y escasamente propicio a razonar jurídicamente su postura. Garaicoechea apoya, también en este punto, a su correligionario Xabier Arzallus, quien, lejos de caer en la tentación de entrar en polémicas constitucionales ha considerado siempre más provechoso recordar «a Madrid» sus compromisos del verano. Garaicoechea ha dicho textualmente, para desmentir a Pedro Pegenaute: «UCD no está cumpliendo los acuerdos adoptados ,y además, se ha permitido aludirnos en términos muy graves, cuando la única falta de coherencia, si la ha habido, ha sido en el seno de UCD.»

LA CLAVE DEL PACTO

El «lendakari» en declaraciones al «Pensamiento Navarro» sugería así la existencia de un pacto sobre Navarra. ¿Lo ha habido? Debo afirmar que sí. Es muy posible, sin embargo, que en tal acuerdo global no se haya definido totalmente el futuro de Navarra. «¡Hasta ahí podríamos llegar!», ha dicho un centrista navarro no dimisionario. El pacto tiene fecha cercana al 16 ó 17 de julio, los mismos días en que llegaron a Madrid foralistas de la Diputación Navarra para discutir en la Moncloa proposiciones diferentes, no todas uniformes y siempre polémicas. Intervino el presidente y suya es la frase que ya ha hecho historia, que tiene testigos de diverso pelaje político y que pudo ser, quizá, fruto de Jas primeras euforias venidas del acuerdo con los vascos :A El Estatuto es bueno, yo firmaré, aunque el tema navarro no quede demasiado claro» 3"

La clave del pacto es la interpretación del artículo 47.2 del Estatuto de Guernica. Mikel Unzueta, hombre clave del PNV en negociaciones constitucionales, es el autor de todo el «argumentario» que su partido ha puesto en danza para defender su postura integracionista. Unzueta, senador, pide, y lo ha dicho públicamente, que el segundo referéndum, el que los parlamentarios dimisionarios solicitan se haga por distritos electorales independientes ni siquiera existirá, que se suprimirá de un plumazo, porque en el primero Navarra no sólo debe decidir su integración, sino además votar el Estatuto.

POLÉMICAS DECLARACIONES

La historia de esta polémica es grave y larga. Termina por ahora, con la .salida de la disciplina centrista del diputado Pedió .Pegenaute y del senador José Luis Monge. Desde~ Julio a diciembre se han sucedido una serie de acontecimientos que confirman también la tesis del pacto. UCD, en un primer momento, quiso afirmar de modo expreso su coincidencia con la postura de sus parlamentarios. Hay que recordar a este respecto que las declaraciones tachadas de inoportunas y firmadas por Pegenaute fueron, en realidad, escritas para ponerse en boca de José Pedro Pérez Llorca, titular de la Presidencia y superior de Pegenaute, quien durante algún tiempo ha trabajado en este Ministerio como asesor. Pegenaute, según informaciones aún no contestadas, no ha recibido, hasta la fecha, emolumento alguno por dicha asesoría. En medios parlamentarios centristas se ha hablado, en pasadas fechas, de la supuesta pertenencia del ex parlamentario al Opus Dei y de los ofrecimientos que se le hicieron para que permaneciera dentro del partido. Nada de esto resulta verdad. Por otro lado, en la reunión de la Moncloa, en la que estuvieron presentes Pérez Llorca y Rafael Arias y otros dirigentes centristas, se plantearon fórmulas de acercamiento, nunca existieron ofertas concretas. En algún momento, incluso se propuso a un periodista cercano a Pérez Llorca como celador de un documento que expresara-la coincidencia de posturas entre los ministros —Gabriel Cisneros sólo desempeñó un papel secundario—, Pegenaute y Monge. El documento nunca debería hacerse público.

POSICIONES RADICALIZADAS

Al margen de la anécdota menuda y amplia que se ha ceñido a este teína, al margen de las intemperancias surgidas de algún ministro, es más importante recaer en la significación que puede tener el éxito de la propuesta nacionalista, propuesta, naturalmente, de integración. De triunfar, de continuar el acuerdo UCD-PNV, Navarra quedaría abocada, ´por fuerza de los votos, a unirse a una comunidad superior, a ceder su capacidad foral y a quedar definitivamente integrada en Euzkadi.

Esta es la situación actual. Congreso y Parlamento han sancionado el Estatuto. El Senado, en un pasado Pleno en que, mediante acuerdo entre centristas y dirigentes del grupo mixto, no pudo escuchar las razones de Monge. Si el pacto no existe, como repetidamente lo han asegurado los más conspicuos ejecutivos de UCD, el partido del Gobierno debe asumir, en consecuencia, la interpretación que ded polémico articulo 47 hace la sucursal navarra. En esta provincia, las posiciones se están, cada día más, radicalizando. Hoy se pide que sea el propio Suárez quien niegue el acuerdo. No se reconoce la potestad a otros ministros que, según los disidentes, no entraron en las primeras negociaciones. Ningún parlamentario centrista de Navarra ha votado afirmativamente el Estatuto vasco, y el Parlamento Foral, por su parte, ha rechazado una moción integracionista presentada por el único representante del Partido de los Trabajadores.

SOBRE TODO, CONFUSIÓN

Las consecuencias de tal rechazo no 86 han hecho esperar. A las conocidas declaraciones de Onaindía, y la correspondiente réplica de Benegas, se añadirán el jueves las tajantes manifestaciones de Gabriel Urralburu,- el menos combativo en temas navarristas de los parlamentarios socialistas. El presidente Arbeloa, al qtw se reconocen méritos indudables en la conducción del órgano legislativo del antiguo Reino, ha asegurado ayer que «a los retos políticos democráticamente planteados hay que hacerlos frente democráticamente, pero a los retos de los bárbaros y asesinos hay que responderlos como lo hicieran tantas veces nuestros antepasados, con la voluntad colectiva a impedir eü aniquilamiento de nuestro pueblo.»

La última clave de la crisis que vive Navarra parece radicar en la cuestión del mejoramiento del Fuero, propugnada por el presidente de la Diputación Foral. Jaime Ignacio del Burgo. Los socialistas se inclinan por una plena reintegración foral antes de plantear siquiera la cuestión de una posible unión con Euzkadi.

El PNV, que tiene en Navarra sólo el 8 por 100 de los votos, juzga cuestión urgente la integración. En UCD —ya lo digo— existe, sobre todo confusión. Euzkadiko Ezquerra pretende ocupar en Navarra el espacio político de Herri Batasuna. Las últimas informaciones se orientan hacia la formación de un grupo socialdemócrata y liberal en el que quepan los dimisionarios • incluso, y esta es la noticia, el propio Víctor Manóle! Arbeloa. si se decide . a abandonar el PSOE.—Carlos DAVILA.

El rector de la UNED, autor del dictamen del Centro de Estudios Constitucionales Posible creación de un nuevo grupo político liberal y socialdemócrata en el nuevo Reino

TARRADELLAS PIDE UN SUPERGOBIERNO

«El problema mayor que en este momento tiene planteado España es el del País Vasco. Sin embargo, según como se hagan las cosas, dentro de tres meses será Cataluña», ha declarado a Europa Press, el presidente de la Generalidad, Josep Tarradellas.

El señor Tarradellas ha añadido: «He dicho siempre que no debería estar representado un solo partido catalán en el Gobierno del Estado. Sin embargo, si creo que debería estar la Generalidad.» Al explicar la fórmula de esta representación, el presidente afirma: «Quizá no estar presente directamente en el Gobierno, pero sí en un Consejo o supergobierno, del que formaran parte los gobiernos de los entes autonómicos. El Estado no puede seguir tomando decisiones sin contar con los representantes de los diversos territorios del Estado.»

 

< Volver