Autor: Goñi, Fermín. 
   La diputación foral llama al pueblo navarro a manifestarse hoy contra el terrorismo     
 
 El País.    25/03/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

La Diputación Foral llama al pueblo navarro a manifestarse hoy contra el terrorismo

FERMÍN GOÑI. Pamplona

l,i Diputación Foral ha hecho un llamamiento al pueblo navarro para que acuda masivamente a la manifestación que tendrá lugar esta tarde en Pamplona, bajo el lema Navarra por la paz y contra el terrorismo de ETA. Las organizaciones convocantes de la manifestación (UCD, UPN, PSOE, PNV, Partido Carlista, PCE, UGT, CC OO, USO y UAGN) aseguraron ayer, durante una conferencia de Prensa, que esperaban «de aquellos que no nos dejan vivir en paz. que al menos nos dejen manifestarnos hoy en paz».

La manifestación, silenciosa, saldrá de la estación de autobuses, en dirección a la audiencia territorial, y finalizará en el paseo de Sarasate. junto ul monumento a los Fueros, enfrente del palacio de la Diputación

Foral de Navarra. La pancarta, que será portada por los dirigentes de las organizaciones convocantes, se colocará en uno de los balcones del palacio foral. mientras el presidente de la Diputación, Juan Manuel Arza. dará lectura a un comunicado, con el que finalizará la concentración. Los partidos y sindicatos que han convocado la manifestación, han organizado un servicio de orden de setecientas personas, para garantizar que la marcha transcurra sin incidentes.

En el acuerdo de la Diputación Foral de Navarra se asegura que el pueblo navarro acudirá de forma masiva a la manifestación, «para demostrar su total repudio al terrorismo de ETA que, por medio de la negación del derecho a la vida, trata de aniquilar la libertad de identidad de nuestro pueblo». De otro lado, la Diputación expresa en su acuerdo que deplora la actitud de los diputados ferales Jesús Bueno (Amaiur) y Ángel García de Dios (Herri Batasuna), que no han condenado el asesinato del teniente coronel Prieto, ex jefe de la Policía Foral de Navarra, «lo que les descalifica moralmente para estar presentes en nuestras instituciones».

Duras críticas y enfrentamientos

Las críticas contra Amaiur y Herri Batasuna tuvieron su escenario, de otro lado, en el Parlamento Foral de Navarra, durante una de las sesiones de la comisión de Hacienda. El portavoz de UCD, Ignacio Astrain, pidió que la sesión del pasado lunes se suspendiera en señal de solidaridad por el asesinato de José Luis Prieto, e indicó que su grupo consideraba indignos de pertenecer a las instituciones forales a los parlamentarios de Amaiur y Herri Batasuna —que no se habían definido sobre el atentado que costó la vida al ex jefe de la Policía Foral de Navarra—, y les invitó a que se ausentaran de la sesión, precisando que UCD no está dispuesta a admitir «a grupos antidemocráticos y fascitas». En la misma linea, el portavoz del PSOE, Gabriel Urralburu, indicó que quienes no condenan el asesinato de José Luis Prieto, eran unos farsantes, y propuso que, en el caso de que el representante de Amaiur no abandonara el salón, lo hicieran el resto de los parlamentarios. «Propongo que le dejemos aquí solo», dijo Urralburu, «despreciándolo y despreciando las ausencias. No son dignos de estar en esta mesa los que no han repudiado la muerte de este ciudadano».

El representante de Amaiur, Mauricio Olite (Aldekoa, presidente de la comisión y miembro de HB no asistió), a su vez, aseguró que el tema no figuraba en el orden del día y que no era la comisión de Hacienda el lugar más apropiado para tratarlo. Olite precisó que no eran de recibo las palabras de Astrain, e indicó que las instituciones «son de ustedes y están a su servicio. Estamos elegidos por el pueblo y tenemos el mismo derecho que ustedes a sentarnos aquí. Pese, a todo, parece que los trabajadores no tenemos derecho a estar en estas instituciones, que yo calificaría de fascistas». Como quiera que Olite no accedió a abandonar la comisión, el presidente optó por levantar la sesión. Durante la sesión de ayer de la comisión de Hacienda del Parlamento Foral, volvieron a producirse los duros enfrentamientos verbales entre los miembros de HB que asistieron a la sesión y el resto de los partidos políticos.

 

< Volver