Autor: Goñi, Fermín. 
 Navarra. 
 Polémica por la retirada de la Diputación de la Sociedad de Estudios Vascos     
 
 El País.    29/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

NAVARRA

Polémica por la retirada de la Diputación de la Sociedad de Estudios Vascos

FERMÍN GOÑI, Pamplona La Diputación Foral de Navarra ha tomado el acuerdo de retirarse de la Sociedad de Estudios Vascos, fundada en 1918 por las corporaciones ferales de Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra, y constituir una sociedad navarra de estudios vascos, para promover la investigación y divulgación de las manifestaciones de la cultura vasca en la provincia. Este acuerdo, cuyo trasfondo político ha sido criticado con dureza desde diversos sectores, ha originado la protesta de destacadas personalidades de la cultura vasca.

La Corporación foral, según la información facilitada por su gabinete de Prensa, ha comunicado a la Sociedad de Estudios Vascos que se retira de la misma y suprime, por tanto, su aportación económica anual (1.200.000 pesetas), «dada la configuración institucional de las provincias Vascongadas, integradas en la comunidad autónoma del País Vasco, así como la inspiración política de las actividades que desarrolla en Navarra la referida sociedad». Según el acuerdo adoptado por la Diputación de Navarra, en los últimos años la Corporación foral ha venido observando cómo «bajo el pretexto de difusión de la cultura vasca, se desarrollan actividades netamente políticas, al asumir como criterio básico el principio de que la promoción de dicha cultura es esencial para lo que se denomina identidad nacional del pueblo vasco, secundando así las iniciativas culturales del Gobierno de la comunidad autónoma vasca».

En este sentido, la Diputación de Navarra ofrece como ejemplos la inclusión de la película Sabino Arana, y la de conferencias de determinado matiz político en una semana cultural organizada por la Sociedad de Estudios Vascos. Este acuerdo, que fue propuesto como moción por el diputado de UCD Jaime Ignacio del Burgo, fue adoptado con los votos a favor de los diputados forales centristas, la abstención del PSOE y los votos en contra de Amaiur y HB. El diputado foral socialista. Jesús Malón, después de afirmar que este acuerdo supone «un inmenso error político», ha asegurado que «una Sociedad de Estudios Vascos nacida del entendimiento cultural de las cuatro diputaciones en 1918 y reflejo del interés hacia un patrimonio común, no se puede tirar por la borda por una rabieta política coyuntural o por simple rechazo estructural. Aunar esfuerzos y colaborar abiertamente a través de una institución común, es indispensable si no se quiere caer en el error de someter lo cultural a posiciones partidistas».

Disgusto vasco

La decisión de la Diputación ha sido respondida por la Sociedad de Estudios Vascos, entidad que ha señalado que ni los actos organizados hasta el momento ni las personas que participan en los órganos rectores, tienen matiz político alguno. El presidente de la Sociedad de Estudios Vascos, el etnólogo José Miguel de Barandiarán, ha mostrado su extrañeza por el acuerdo de la Diputación navarra. Señaló que ha tenido conocimiento del tema a través de los medios de comunicación.

Por su parte, el historiador Julio Caro Baroja, al conocer la decisión de la Corporación foral, indicó que «Del Burgo está haciendo tal cantidad de estupideces, que no me explico cómo todavía sigue allí ese diputadillo. Retirar «1 dinero es un procedimiento dictatorial. ¡Y luego hablan de la dictadura los que se atreven a hacer cosas que ni en tiempo de Franco se hicieron!».

La mayor parte de las fuerzas de izquierda y abertzale han criticado con dureza el acuerdo de la Diputación, mientras que UCD de Navarra ha expresado su solidaridad.

 

< Volver