Afirma José María Gil-Robles. 
 En un referéndum sobre Navarra tendrían que votar todos los españoles     
 
 Diario 16.    21/06/1980.  Página: 80. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Afirma José María Gil-Robles

En un referéndum sobre Navarra tendrían que votar todos los españoles

Madrid — Con la frase «todo lo que atañe a Navarra nos atañe a todos los españoles, y si se quiere forzar a un referéndum en Navarra para que sea anexionada por el País Vasco, todos los españoles tenemos el derecho a participar en él», el antiguo dirigente de la CEDA, José María Gil-Robles, llenó de entusiasmó a los navarros de Madrid durante una conferencia.

El veterano abogado y catedrático, jubilado, de Derecho Político, dijo también que «se quiere que Navarra se incorpore al País Vasco y Navarra eso no lo ve con buenos ojos. Y si se intentara forzar el referéndum apoyado por el Gobierno o desde el lenguaje de Las pistolas, se le haría el peor servicio a la democracia, porque no se respetaría la libre voluntad de todo un pueblo».

Dijo más José María Gil-Robles. Manifestó que «me atrevo a decir que mantener esa política desde el Gobierno o desde los partidos es violar la Constitución».

Partidario de dialogar, negociar, pero no de claudicar, hizo una invocación «a los que tienen en su mano el poder»

En otro momento de una intervención ni leída, ni preparada de antemano, Gil-Robles ironizó sobre el tema de la incorporación propugnaba desde el País Vasco —«no quiero hablar de Euskadi»— cuando dijo que «hubo momentos en que Navarra tuvo bajo sus órdenes a territorios que la quieren anexionar ahora» y citó los ochenta y cuatro años que estuvo Vizcaya bajo la égida Navarra, o los cincuenta y cinco de Guipúzcoa, o los cincuenta y tres que estuvo Álava.

base principal en Navarra, donde era fuerza política predominante. El carlismo navarro combinaba la óefensa de los Fueros y autonomía con un patriotismo españolista que también defendía la unidad y cultura tradicional de España.»

«El estatuto del 32, que fue rechazado por todos los sectores públicos de Navarra —añadió el profesor norteamericano— y aún más en las izquierdas que en las derechas.

 

< Volver