Por el anuncio de un referéndum sobre la afiliación de los navarros. 
 Los socialistas vascos, indignados con Carmen Garcí Bloise     
 
 ABC.    26/08/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Por el anuncio de un referéndum sobre la atiliación de los navarros

Los socialistas vascos, indignados con Carmen García Bloise

BILBAO. El secretario de Organización de la Ejecutiva del Partido Socialista de Euzkadi (PSOE),´Antonio Aguirre, ha acusado de irresponsabilidad política el anuncio unilateral de un referéndum entre los socialistas navarros para decidir si permanecen en el PSE-PSOE, hecho hace unos días por Carmen García Bloise, en unas declaraciones»a Efe.

El señor Aguirre afirma en sus declaraciones que recibió e! anuncio de la Secretaría de Organización de! PSOE con «sorpresa y cierta indignación». «De esta forma —añadió— se prejuzga el resultado de la reunión que a primeros de septiembre tendrá lugar entre la Ejecutiva federal del PSOE, la del PSE-PSOE y la de la Agrupación Provincial de Navarra, para analizar, la situación política surgida del contencioso Navarra-Euzkadi.»

Antonio Aguirre dijo también que se ve obligado a declarar esto por «la frivolidad de que últimamente están haciendo gala algunos dirigentes del partido en Navarra sobre este grave problema, frivolidad que, al parecer, ha contagiado a algunos miembros de la Ejecutiva federal, con la agravante de producirse estas manifestaciones en ausencia, por viaje de trabajo, de nuestro secretario general, Felipe González, y sin conocimiento de la Ejecutiva del.PSE-PSOE».

El secretario de Organización del PSE-PSOE aclaró que siempre ´ha pensado que hay que anteponer los intereses generales del Estado a los del partido y, por supuesto, a los intereses de los dirigentes del partido. «En mi opinión —aclaró—, el contencioso Navarra-Euzkadi es uno de los más graves que tiene planteados España. Sólo una salida negociada entre todas las fuerzas políticas y sociales Implicadas puede solucionarlo a largo plazo y me temo que la actuación de los dirigentes del partido en Navarra están haciendo cada vez más difícil esa negociación, contribuyendo a hacer más profunda la división entre los navarros.»

Después de recordar que los socialistas consiguieron la Alcaldía de Pamplona y la presidencia del Parlamento foral —la primera gracias a los votos de Herri Batasuna y la segunda gracias o los de UPN—, afirma que «el acaparar tanto poder, que nuestra sola implantación política no nos lo hubiera permitido, puede hacer perder la necesaria perspectiva histórica en la toma de decisiones y eso seria un lamentable error, que el Partido Socialista no puede cometer cara al triunfo de la democracia en España».

 

< Volver