Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
 Administración local. El señor Socias Humbert "coloca" a los aperturistas. 
 Profunda renovación del Ayuntamiento de Barcelona     
 
 Informaciones.    10/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ADMINISTRACIÓN LOCAL

EL SEÑOR SOCIAS HUMBERT «COLOCA» A LOS APERTURISTAS

Profunda renovación del Ayuntamiento de Barcelona

Por Margarita SAENZDIEZ

BARCELONA, 10

EL nuevo alcalde de la Ciudad Condal, don José María Sacias Humbert, ha comenzado una profunda

renovación del Consistorio, que afecta no sólo a personas, sino también a modos de hacer.

Con los nombramientos de delegados de servicios, tenientes de alcalde y cargos de nueva creación, ha

variado la «imagen» de la Corporación municipal y ha colocado en puestos claves a personas que, por sus

capacidades profesionales y personales, pueden colaborar eficazmente en el programa reformista local,

que se propone llevar a cabo el ex secretario general de la Organización Sindical. Al mismo tiempo, el

señor Socías proyecta modificar el funcionamiento de las Juntas de Distrito, a fin de que, relegando su

carácter autocrático, dejen paso a una auténtica participación de las entidades cívicas, culturales y

deportivas, reflejo directo de los intereses de los convecinos.

A las pocas horas de que el señor Socías Humbert diera a conocer los nombres de quienes van a formar su

equipo, el señor Viola, antecesor en el cargo, anunciaba desde su finca en Lérida sus propósitos de formar

una nueva agrupación política. La ausencia de gran parte de sus responsabilidades y, acaso, la lejanía del

poder, pueden haber inducido al ex alcalde a acudir a la próxima liza electoral. Para ello cuenta, al

parecer, con una serie de personalidades leridanas vinculadas a la Diputación Provincial, Cámara de

Comercio y otros círculos caracterizados por sus tendencias conservadoras.

En fecha próxima habrán de despejarse, de todos modos, las incógnitas que rodean a algunas

personalidades políticas catalanas vinculadas al régimen franquista. Los proyectos del señor Viola, por

ejemplo, tendrán que plasmarse aceleradamente o ser abandonados por inviables. Otro tanto habrá de

ocurrir con el actual presidente de la Diputación de Barcelona, don Juan Antonio Samaranch, que, tras

anunciar públicamente que no defraudaría a los amigos que le solicitaban «que levantara una bandera en

nombre de Cataluña», no parece muy decidido a organizar su «Concordia Catalana». El aplazamiento de

la decisión se atribuye, entre otras causas, a que desde el Poder se le habría indicado la conveniencia de

renunciar ya a su cargo provincial, si decidía lanzarse a la contienda política.

Una de las decisiones del alcalde de Barcelona también ha sido tomada con la mirada puesta en las

próximas elecciones, aunque sin ambiciones de victoria en las mismas, al menos por ahora. Se trata del

nombramiento de don Eduardo Tarragona, concejal y procurador en Cortes por el tercio familiar, para el

cargo de concejaldelegado del censo electoral. Fueron tan numerosas las incongruencias contenidas en el

censo utilizado en el último referéndum, que la nueva comisión que presidirá el señor Tarragona tendrá

como única y fundamental finalidad actualizar y racionalizar el censo electoral.

De los tres tenientes de alcalde promovidos desde su cargo de concejal, en esta operación de «new look»,

emprendida por el señor Socías, uno de ellos, don Alfonso Cánovas, ha sido calificado, certeramente, por

la Prensa matutina de «simplemente demócrata»: otro, don Manuel Font Altaba, de estar situado en la

línea de la Asamblea de Cataluña, mientras que del procedente del tercio sindical, don Sebastián Calvo

Sahaún, se ha destacado su ausencia de la dista negra» de concejales que hace poco más de un año dijeron

«no» al catalán.

INFORMACIONES

 

< Volver