Director General de la Guardia Civil. 
 Esto no es una guerra particular, sino el enfrentamiento con asesinos vulgares  :   
 A los guardias civiles muertos se les impuso la medalla al Mérito Militar y cruz al Mérito Policial con distintivo rojo. 
 ABC.    07/10/1975.  Página: 5-7. Páginas: 3. Párrafos: 31. 

DIRECTOR GENERAL DE LA GUARDIA CIVIL

"ESTO NO ES UNA GUERRA PARTICULAR, SINO EL ENFRENTAMIENTO CON ASESINOS

VULGARES"

A los guardias civiles muertos se les impuso la medalla al Mérito Militar y la cruz al Mérito Policial con

distintivo rojo

«Esto no es una guerra particular que tengamos empeñada. Es el enfrentamiento de unos asesinos

vulgares y corrientes con unas fuerzas de orden público», manifestó el director general de la Guardia

Civil, teniente general José Vera Rodríguez, a la salida del funeral celebrado ayeren la iglesia parroquial

de San Juan Bautista, de Mondragón, por el alma de los tres guardias civiles asesinados el domingo en un

atentado terrorista, en la carretera Oñate-Aranzazu.

El atentado se produjo en la carretera de Oñate al santuario de Aránzazu, a un kilómetro del santuario

Los tres miembros de la Guardia Civil —con edades comprendidas entre los veinte y los veintiséis años—

resultaron muertos y otros dos gravemente heridos en un atentado perpetrado a las dos menos cuarto de la

Carde del domingo, cuando bajaban en un Land Rover del santuario de Nuestra Señora de Aránzazu,

camino de Oñate. El artefacto que provocó la muerte de los miembros del Orden estaba adosado a la

derecha de la carretera y su carga de dinamita contenía unos trescientos tornillos de centímetro y medio

de diámetro y cinco de longitud. Al parecer, el dispositivo —semejante al que estalló en la madrileña

callo del Correo— fue accionado eléctricamente.

En el lugar en que estalló el artefacto se observaron, según relata. Pyresa. manchas de pintura roja,

seguramente como dato indicativo para calcular perfectamente el momento de accionamiento. Debido a

su colocación el efecto resultó ser como si el vehículo pasara por delante de un nido de ametralladoras

que disparase en todas direcciones, paralelamente al suelo y a distintas alturas.

Inmediatamente de ocurrido el hecho el Gabinete de Prensa de la Dirección General de la. Guardia Civil

facilitó la siguiente nota:

«A las trece cuarenta y cinco de hoy, una patrulla de la Guardia Civil de la Comandancia, de San

Sebastián sufrió un atentado al explosionar junto al vehículo Land Rover que la transportaba una potente

carga, que estaba adosada a un talud. existente en el lado derecho de la carretera local del santuario de

Aránzazu a Oñate, a un kilómetro de dicho santuario.

A consecuencia de la fuerte explosión, provocada al parecer, con mando a distancia, el vehículo salió

despedido a unos veinte metros de distancia dando varias vueltas y ocasionando la muerte Instantánea de

tres guardias y "heridas graves al cabo jefe de la patrulla y a! conductor del vehículo.

La filiación de las victimas del atentado es la siguiente: Muertos, guardia segundo Jesús Pascual Martín

Lozano, nacido el 2 de junio de 1950 en Villaverde de Iscar Segovía), soltero, que había, ingresado en el

Cuerpo en febrero: guardia segundo Esteban Maldonado llórente, nacido el 3 de enero de 1955 en San

Pedro de Mérida (Badajoz). soltero; guardia segundo Juan Moreno Chamorro, nacido el. 8 de mayo de

1949 en Villamejías (Cáceres) casado y con tres hijos.

Heridos cabo José Gómez Castillo nacido el 2 de diciembre de 1946 en Agudo [Ciudad Real), casado y

con un hijo; guardia conductor Juan García Lorente, nacido el 29 de abríl de 1948 en Marchal (Granada),

soltero.

Los guardias fallecidos fueron trasladados al puesto de Mondragón, al cual pertenecian. mientras que los

dos heridos fueron llegados a la Residencia Sanitaria dé Las Cruces, en Bilbao.

RELATO DE UN TESTIGO.-

En el lugar del suceso hay una pared rocosa de tres metros de altura, y a medio metro del suelo un hueco

natural de un metro de ancho y medio de alto, donde fue colocado el mortero, que explotó en el lado

derecho del Land-Rover y lo desplazó unos 20 metros. El vehículo llevaba a la patrulla de la Guardia

Civil que regresaba del santuario de Aranzazu. tras tener conocimiento de que en dicho lugar había sido

colocada una bandera separatista.

El corresponsal de Europa Press en San Sebastián se dirigía, en coche en esos momentos al santuario de

Nuestra Señora de Aránzazu Patrona de Guipúzcoa- donde había unas 3.000 personas y llegó al lugar del

suceso a los diez minutos. Ha narrado así lo visto.

TREMENDO ESPECTACULO—

Al llegar a la cantera de Aránzazu el espectáculo era dantesco. El Land-Rover se encontraba totalmente

quemado; parece que habia dado dos vueltas de campana y se encontraba en dirección opuesta a la de

marcha, hacía San Sebastián, de vuelta del santuario. La parte derecha del vehículo. que había sido

alcanzada de lleno, aparecía totalmente -calcinada. Por los alrededores se observaba un zapato. un gorro

de guardia civil, una cartuchera trozos de ropa chamuscada...

Dos guardias civiles muertos en el neto estaban tendidos en la carretera y cubiertos por sus capotes

verdes; a lo largo de la ligera pendiente de la carretera se veían hilillos de sangre salidos de sus restos

mortales. El otro guardia civil muerto yacía en la. cuneta de la carretera, cubierto por dos capotes, y. al

parecer, su cuerpo estaba seccionado. Toda la carretera estaba llena de cascotes, y tanto a, un lado como a

otro se había formado una larga caravana de vehículos que subían o regresaban de! santuario.

La explosión había afectado, asimismo.

ABC. MARTES 7 DE OCTCBRE DE 1975 PAG. 6.

a unos hilos de conducción eléctrica que pasaban por encima del lugar, a unos cuatro o cinco metros de

altura: algunos de ellos se habían roto.

SE ESTABLECEN LOS CONTROLES.—

Pronto llegó un afrente de paisano y procedió a recoger las metralletas y municiones que habían quedado

Intactas dentro del coche aunque se veía algún casquillo y alguna bala intacta por la carretera. A los

heridos se les había bajado en dos Land-Rover privados que llegaron en esos momentos. las ambulancias,

en número de cuatro, llegaron más tarde, y se llevaron los guardias civiles asesinados. El suceso había

ocurrido a la una y cuarto, y a partir de las dos y media comenzaron a. llegar compañeros de los

fallecidos, que a lee cuatro de la tarde alcanzaban un número Importante, junto con policías armadas.

A esas horas ya se habían establecido una serie de controles, de modo que hasta llegar a San Sebastián

este testigo presencial pasó por seis controles.

El Land-Rover Quemado tenía la matrícula del Parque de la Guardia Civil. G. C. - 0551 - F, y unos

metros antes del hueco se apreciaban señales de neumáticos, como si hubiera sido frenado unos instantes

antes de ser provocada la explosión. Asimismo, en ese momento, según Impresiones recogidas entre las

personas congregadas allí minutos después, no pasaba por el lugar ningún otro automóvil, mientras que

hasta esa hora y transcurridas otras dos, en que quedó cortada 3a carretera, la circulación había sido casi

continua.

FUNERAL EN MONDRAGÓN

La capilla ardiente de los guardias civiles fue instalada en el Cuartel de la Guardia Civil de Mondragón. A

primera lora de la mañana se encontraban allí los familiares de las víctimas, en medio de un ambiente de

profundo dolor en tolos los presentes.

A mediodía, fueron llegando las autoridades militares y civiles de la provincia, junto con los

gobernadores civiles de Vizcaya y Navarra. Asimismo acudieron a los funerales el director general de la

Guardia Civil, teniente general Vega Rodríguez, y otras autoridades y representaciones.

A la una se inició el traslado de los féretros desde el cuartel a la Iglesa parroquial, a lo largo del cantón de

San Juan. Las víctimas iban acompañadas de un cortejo integrado por cientos de personas que se unieron

al dolor de sus familiares

CONDECORACIONES A LAS VICTIMAS

Poco más tarde, a la una y cuarto, el párroco de la Iglesia de San Juan Bautista inició el oficio religioso,

una misa funeral concelebrada por cuatro sacerdotes. En un momento de la ceremonia dijo: «Estamos

tristes, desconcertados por las muertes violentas de estos tres hermanos nuestros.» Mas adelante recordó

que como cristianos rechazamos toda violencia, porque es contraria al espíritu del Evangelio.

Al concluir la misa, uno de los sacerdotes oficiantes procedió a leer un telegrama enviado por el obispo de

la diócesis, monseñor Argaya, quien en estos momentos se encuentra en Gijón. En el telegrama, el

prelado manifestaba su tristeza al haberse enterado de las Inesperadas muertes, y rogaba se expresase su

reprobación de los actos de violencia y su sentido pésame a los familiares de las victimas,

Finalizado el acto religioso, los tres féretros fueron instalados a la entrada del templo y allí fue cantado el

«Cara al Sol» por el público asistente. A continuación, el director general de la Guardia Civil y el

gobernador civil de la provincia impusieron a las victimas la Medalla al Mérito Militar y la Cruz al

Mérito Policial con distintivo rojo que les habían sido concedidas

PALABRAS DEL DIRECTOR GENERAL DE LA GUARDIA CIVIL

Una vez impuestas las condecoraciones. tomó la palabra el director general de la Guardia Civil, teniente

general José Vega Rodríguez, que pidió a los asistentes mantuvieran silencio: «Quisiera que la serenidad

resplandeciera en actos como éste, y el mejor homenaje que podemos ofrecer es el silencio y el

recogimientos Asimismo afirmó que las familias de las victimas pueden sentirse orgullosas y que

comprendía su profundo dolor en este acto donde «nos hemos reunido para, tributar el último homenaje

de admiración y de cariño a estos, héroes:´´.

Seguidamente el público,_ después de lanzar gritos de «Viva España- «Viva la Guardia Civil y -Viva la

Policía Armada», acompañó a los féretros hasta e! cuartel de la, Guardia- Civil de Mondragón, desde

donde fueron trasladados a los lugares de residencia de sus familias.

Por otra parte, fuerzas de la Guardia Civil realizan activas gestiones a fin de localizar al autor o autores de

este criminal atentado. Desde el momento en que se tuvo noticia de él. han quedado controladas todas las

carreteras y caminos de acceso hacia las zonas de Oñate y Mondragón. Las pesquisas se hacen por todas

las localidades vecinas ypor los montes más Próximos.

DIFICULTADES TELEFONICAS CON EL NORTE DE ESPAÑA

Durante buena, parte -de la tarde de ayer fue imposible comunicar telefónicamente con Bilbao o San

Sebastián, La atenencia de llamadas hizo que casi todo el Norte estuvieran Incomunicado

telefónicamente, señala Pyresa.

La Compañía Telefónica instaló un contestador automático que indicaba la sobrecarga en las líneas y la

necesidad de volver a repetir la llamada diez minutos más tarde.

LOS RESTOS MORTALES DEL GUARDIA CIVIL PASCUAL MARTIN, EN SU

PUEBLO NATAL

Segovia. 8. (Pyresa.) Pasadas las nueve y media de la noche ha llegado al pueblo segoviano de Villaverde

de Iscar el féretro que contiene los restos mortales del guardia civil Jesús Pascual Martín Lozano. En

Aranda de Duero se había separado el cortijo fúnebre en el que viajaban Igualmente los otros dos

compañeros de armas fallecidos. .V precisamente en esa localidad burgalesa esperaban los restos,

mortales de Jesús Pascual Martín importantes autoridades segovianas. así como una gran representación

de la provincia y numerosos amigos del "guardia civil asesinado.

Posteriormente llegaron a Villaverde de Iscar, en cuyo Ayuntamiento se ha instalado la capilla ardiente, a

la que dan vela, diferentes turnos de fuerzas del Orden Público. El entierro se efectuará mañana, a las

doce.

En Villaverde de Iscar se producen continuas muestras de dolor por la pérdida de este guardia civil,.

primer segoviano que muere en. los últimos años por culpa del terrorismo.

 

< Volver