Respuesta española a Echevarría  :   
 Las alusiones del presidente de Méjico son una especulación gratuita y tendenciosa. 
 Informaciones.    09/10/1975.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

RESPUESTA ESPAÑOLA A ECHEVERRÍA

LAS ALUSIONES DEL PRESIDENTE DE MÉJICO

«SON UNA ESPECULACIÓN GRATUITA Y TENDENCIOSA»

NACIONES UNIDAS, 9. (EFE.)

Ha sido divulgado como documento de la Asamblea General de las Naciones Unidas el texto de una carta

de don Jaime de Piniés, embajador de España, en dicho organismo, al secretario general de la O.N.U.,

respondiendo a las alusiones que en su discurso hizo anteayer el Presidente de Méjico, don Luis

Echeverría Álvarez.

El texto dice: «En el día de hoy, y en respuesta a un punto de orden suscitado por mí €11 el curso de la

2.377 sesión plenaria de la Asamblea General, el señor presidente ha emitido una opinión que esperaba

sería compartida por la Asamblea y por mi mismo, en el sentido de que la cortesía diplomática aconsejaba

que no se produjeran debates, ni por consiguiente réplicas en relación con ]os mensajes que dirigen a la

Asamblea personas investidas de la dignidad de Jefes de Estado Según este criterio, dichos mensajes

pueden ser comentados solamente por escrito

Ya en días pasados tuve oportunidad de responder, mediante el documento del Consejo de Seguridad

11.835 a los conceptos ofensivos que el señor Presidente de Méjico había dirigido contra mi país en un

mensaje a vuestra excelencia, que implicaba una clara injerencia en asuntos Internos, prohibida

expresamente por la Carta de las Naciones Unidas en su artículo 2.°, párrafo 7

USO PECULIAR DE LA CORTESÍA DIPLOMÁTICA

Cuando el órgano competente de las Naciones Unidas se ha pronunciado rechazando las pretensiones

intervencionistas del señor Echeverría, éste último haciendo un uso peculiar de esa cortesía diplomática

que entiendo obliga por Igual a todos, se ha permitido insistir en su errado intento, acusando

públicamente al Gobierno de España de ser el causante de una pretendida situación de peligro para la paz

y la seguridad en una zona estratégica del continente europeo.

EI Gobierno de España rechaza de una manera categórica esta imputación política Injustificable, y técnica

y legalmente contraria a la Carta constitutiva y a la doctrina consagrada por las resoluciones de las

Naciones Unidas.

El Intento mejicano de intervencionismo en los asuntos de España es flagrante. Al término de la contienda

civil española en 1939, el Gobierno de Méjico, considerando sin duda que las instituciones republicanas

habían dejado de existir, cortó sus relaciones oficiales de carácter diplomático con los republicanos

españoles y cerró la Embajada de España en Méjico. Sin embargo, seis años después, en 1945, el

Gobierno mejicano estimó conveniente participar en la administración de los bienes españoles propiedad

de particulares y que, producto de un expolio, habían llegado a. Méjico en el yate "Vita" Posiblemente a

fin de cubrir la discutida administración de esos bienes, el Gobierno de Méjico decidió reconocer como

Gobierno a un grupo exiliado, iniciando de este modo su injustificable Intromisión en los asuntos de mi

país

INTERVENCION EN ASUNTOS AJENOS

Además del artículo de la. Carta antes citado, quisiera recordar también a este respecto la declaración

sobre los principios de Derecho Internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperación

entre los Estados, aprobada por resolución 2.625 (XXV), que consagra solemnemente el principio relativo

» la obligación de DO Intervenir en los asuntos que son de la jurisdicción Interna de los Estados.

Las alusiones del Presidente de Méjico a supuestas controversias o fricciones internacionales imputables a

España, que justificarían el derecho de cualquier país miembro de las Naciones Unidas a llevarlas a la

atención de los órganos competentes de esta Organización, constituyen una especulación gratuita y

tendenciosa, que el Consejo de Seguridad ha rechazado ya como inaceptable (documento S-11.843).

No puedo, por consiguiente, dejar pasar en silencio el nuevo intento del Presidente de Méjico de

intervenir en los asuntos internos de España en el curso de su alocución ayer a, la Asamblea General, y lo

denuncio como contrario a los principios y a. las resoluciones de las Naciones Unidas.»

 

< Volver