Las fuerzas armadas tienen la misión de cumplir serenamente y con firmeza su deber  :   
 Palabras del Ministro de Marina, almirante Pita de Veiga, en la toma de posesión del nuevo jefe del estado Mayor de la Armada. 
 ABC.    11/10/1975.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

«LAS FUERZAS ARMADAS TIENEN LA MISIÓN DE CUMPLIR SERENAMENTE Y CON

FIRMEZA SU DEBER»

Palabras del ministro de Marina, almirante Pita da Veiga, en la toma de posesión del nuevo jefe del

Estado Mayor de la Armada

El ministro de Marina, almirante Pita da Veiga, ha dado posesión de su cargo al nuevo almirante jefe del

Estado Mayor de la Armada, don Carlos Buhigas García, en un acto celebrado en el salón de honor de su

Departamento, al que han asistido el jefe del Alto Estado Mayor, teniente general Fernández Vallespín; el

del Estado Mayor Central, teniente general Villaescusa Quilis, y el director del Cesedén. teniente general

Santiago y Díaz de MendívIll, así como otros altos mandos.

Tras unas breves palabras de despedida del almirante saliente, José Ramón González López, quien reiteró

su adhesión al Caudillo y al Príncipe de España, el nuevo jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante

Buhigas, pronunció un discurso. Agradeció al ministro de Marina y al Consejo de Ministros la confianza

que habían depositado en él y expresó su lealtad al Jefe del Estado y al Príncipe de España. Hizo unas

consideraciones respecto a la misión que le incumbe al asumir las responsabilidades del cargo y recordó

una frase del ministro Pita da Veiga en la última pascua militar: «Sin un respaldo de fuerza proporcionado

no hay un interés defendido, ni objetivo alcanzable ni, en suma, política posible.»

MOMENTOS EXCEPCIONALES.—

Hizo alusión a loe momentos excepcionales Que vivimos, que nos exigen actuar con serenidad y

responsabilidad para que el pueblo sano —la inmensa mayoría del pueblo español— siga unido a las

Fuerzas Armadas y depositando en ellas su confianza, identificándose con ellas, que son la mejor garantía

de un futuro, regido por el Príncipe de España, de paz, de seguridad, de concordia, de progreso y

desarrollo equilibrados y de justicia social para todos los españoles.

Terminó su discurso dirigiéndose al ministro de Marina con estas frases: «Señor ministro, ante tales

hechos sólo me cabe decir, escuetamente, seguro de interpretar fielmente los sentimientos de todo el

personal de la Armada, que todos, y yo el primero, nos apiñamos estrecha y firmemente alrededor de

V.E., para que pueda como portavoz de la Armada, renovar a Su Excelencia el Jefe del Estado y al

Príncipe de España nuestra unión, nuestra fe, nuestra incondicional adhesión y nuestra lealtad.»

Habló a continuación el ministro, almirante Pita da Veiga. quien después de dedicar frases de afectuosa

despedida al almirante González López, amigo entrañable desde la niñez, elogió al almirante Buhigas,

que le sucedía y se refirió a las actuales momentos, de trascendental importancia para el futuro, para

reafirmar, que las Fuerzas Armadas tienen la misión de -cumplir serenamente y con firmeza su deber,

convencidas de que son el soporte del estado de Derecho, con la conciencia plena de conservar y defender

el depósito sagrado que tiene en sus manos y que han de preservar Intacto para el futuro de la Patria, con

el entusiasmo que el pueblo español ha evidenciado recientemente en la magna demostración de la plaza

de Oriente.

«Hemos de esforzarnos por demostrar siempre que somos dignos de ese pueblo — recalcó el ministro —,

hemos de contar con los medios necesarios para servir con dignidad a nuestra Patria, manteniendo esta

unidad Indestructible, este bloque granítico que constituimos hoy las Fuerzas Armadas. Hemos de velar

siempre por la seguridad de la Patria y porque no se a.1-taran que como de las que somos, revisadas

estuvieron concluyo recordando una frase de José Antonio Primo de Rivera y dando un ¡Viva España!,

que fue clamorosamente contestado por los concurrentes.

 

< Volver