Treinta y siete millones de pesetas habían sido destinados para la acción terrorista de España  :   
 Completa desarticulación de los grupos subversivos que, dirigidos por elementos extranjeros, actuaron en Madrid. 
 ABC.     Páginas: 2. Párrafos: 13. 

TREINTA Y SIETE MILLONES DE PESETAS HABÍAN SIDO DESTINADOS PARA LA ACCIÓN

TERRORISTA EN ESPAÑA

Completa desarticulación de los grupos subversivos que dirigidos por elementos extranjeros, actuaron en

Madrid

En relación con las actividades subversivas, promovidas y dirigidas por elementos extranjeros. >que

dieron lugar :i los hechos de terrorismo registrados la semana (jasada en Madrid, se conoce de dientes

bien informadas que las eficaces ;•»´ iones realizadas por los servicios de Policía permitieron comprobar

la presencia en nuestra capital de un grupo, compuesto de individuos a sueldo de nacional [cubana el jefe,

llegado de Francia, para un plan de actuación .subversiva, en el que los otros tres serian los ejecutores

materiales, dado el adiestramiento que habían adquirido en determinadas organizaciones radicadas en

Toulouse, lo que prueba que para su plan no habían encontrado ambiente interior alguno, viéndose

precisados a acudir a elementos desarraigados de la vida española sometidos a las consignas del

comunismo terrorista internacional.

El cubano Santiago Martínez Donoso entró en España con pasaporte francés, pretendiendo camuflar su

propósito en una supuesta profesionalidad periodística, que trataba de demostrar intentando llevar a cabo

entrevistas con algunos artistas españoles y que decía serian recogidas y publicadas por el periódico la

Calle, de La Habana.

El material acumulado para sus actividades estaba constituido por ciento cincuenta cartuchos de

explosivo, plástico y de los fulminantes especiales utilizados para las cargas, todo ello de procedencia

francesa.

El grupo le integraban principalmente el dicho Santiago Martínez, como jefe; José Ramón Pérez Jurado,

uno de los que había estado más recientemente en Toulouse; Antonio Abad Donoso, primo del cubano, y

Justiniano Álvarez Montero.

La preparación de las bombas se hacía-en una casa de la calle de Eduardo Marquina y era el propio

Santiago Martínez Donoso quien llevaba a cabo su montaje. El cable y los relojes necesarios fueron

comprados en Madrid por Martínez, en compañía de Antonio Abad.

Una vez preparados los dos primeros artefactos, y en reunión celebrada con todo el grupo, el cubano los

entregó a Pérez Jurado y a Abad "Donoso, con la orden de que los colocaran en el Ayuntamiento y en la

plaza de Neptuno. El primero hizo explosión, sin que. afortunadamente, hubiera víctimas, y e! otro, fue

retirado antes de explotar.

Un tercer artefacto fue destinado a ser puesto por. Pérez [tirado en la estatua de Velázquez, que figura en

el edificio del Museo del Prado, porque "siendo de bronce daría una gran cantidad de metralla", lo que

acredita los instintos que les animaban, LA eficaz intervención de la Policía impidió su explosión. Para

colocar un cuarto artefacto, Pérez Jurado y Abad Alonso buscaron lugar apropiado en la calle de Toledo,

el día 17. y al tratar de hacerlo en un montón d« adoquines al final de dicha calle y retirar alguna de las

piedras para instalarle en el hueco, la precipitación con que actuó fue causa de que uno de dichos

adoquines rompiera la caja en que estaba contenido el explosivo, originándose el estallido en que perdió

la vida Pérez Jurado.

Ante esta situación, Antonio Abad acudió a Justiniano Álvarez, que ya sabía que Santiago Martínez había

huido con dirección a Francia, contándole lo ocurrido y manifestándole su propósito de pedir refugio en

una Embajada extranjera, siguiendo las indicaciones del cubano. Justiniano le disuadió, en la seguridad de

que, por no ser conocidos, pasarían inadvertidos anta la? autoridades.

Santiago Martínez consiguió alcanzar la frontera et día 19, a las quince horas, con una "moto" marca

´"´vespa", matricula francesa I37-C-31.. La moto" llegó facturada a Puigcerda, procedente >de Barcelona,

pasando con ella la frontera y pensando, al parecer, facturarla nuevamente desde Tour-a Carol a

Toulouse.

En relación con el muerto, José Ramón Pérez Jurado, obra en poder de la Policía u n contrato de trabajo a

MI nombre, expedido en Toulouse, con fecha 7 de octubre de 1954, por la Casa "Etahliessements Sar fati

& C."r. situada en ,-IQ,- rué Bleue, París (9) En dicho contrato se hace constar que Pérez Jurado vivía en;

el hotel Saint-Cyr,´Toje Sainí-Cyr, ce Toulouse.

´La policía ha recogido la maleta con el material explosivo que iba a ser utilizado en sucesivas

operaciones. Los detenidos han pasado a. 3a jurisdicción competente.

Entre los efectos incautados y pruebas reunidas figura documentación suficientemente demostrativa ae

que la cantidad presupuestada para í>este plan de terrorismo ascendía a medio millón de dólares, cantidad

destinada a cubrir un seguro de vida de los ejecutores materiales, como se ha comprobado en el case del

fallecido Pérez Jurado y a una crecida recompensa por cada -,•£-• tarc´o EJCS se coleteara.. Esta

necocLpcnsa estaba ciíraña en doscientas cincuenta r.ii" j,-e-´ setas, y A estas operaciones de terrorismo

se destinaban los treinta y siete millones y medio de pesetas.

Todas las circunstancias concurrentes ponen de manifiesto cual es la finalidad a >.\\\e. se. aplica las

recaudaciones consagrada.^ cu el extranjero, y fue las que vite se han jactado. entre oíros, Bayo y sus

coaocírtas secuaces, y éste es el destino que pensaban dar a las otras cantidades solicitadas entre grupos

c> jjumistas en el exilio.

E! artefacto encontrado en las inmediaciones de) Museo del} Prado, Idéntico a[ descubierto anteriormente

en la plaza de Neptuno.

A la derecha y abajo, fotografías de una página del pasaporte cíe José Ramón Pérez Jurad» y de la maleta

con el material explosivo que iba a ser utilizado en operaciones sucesivas: cartuchos, plástico y

fulminantes especiales para las cargas, todo ello ti e precedencia francesa.

 

< Volver