Autor: A. A. G. . 
 Orden público. 
 Siguieron los desordenes     
 
 ABC.    14/03/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ORDEN PUBLICO

SIGUIERON LOS DESORDENES

El eco del terrible miércoles de ceniza de Vitoria se extendió el lunes a todo el País Vasco en forma de

convocatoria de «huelga genera!» patrocinada por grupos ilegales.

La motivación solidaria respecto a los trabajadores alaveses al aire de tropas reivindicaciones

sociolaborales propiciaron un paro que afecto a dos tercios de la población laboral vasca.

PROLIFERACIÓN DE MANIFESTACIONES. —

En aquellas jornadas proliferaron las manifestaciones, aun encentra de la voluntad explícita de la

autoridad competente de no consentir alteraciones del orden público, como fue el caso del Gobierno Civil

de Oviedo.

Y la chispa, el hecho desgraciado, surgió, en Basauri. Una manifestación de unas ocho mil personas que

fue disuelta por efectivos de la Guardia Civil tras una escaramuza durante la cual fueron apedreados.

Cuando la confusión producida por el sonido de varios disparos cesó, un joven de dieciocho años, Vicente

Antón Perrero, estaba en el suelo herido de bala en la cabeza. Moriría horas después en el hospital de

Basurto.

Un acuerdo de la Corporación municipal de Basauri condenaría días más tarde toda clase de violencia.

Un joven, uno más, fresco en el recuerdo, la muerte de otro joven en Tarragona mientras Intentaba huir de

la acción policial tras otros incidentes, había muerto.

Todos, lo dijo Praga en Vitoria, somos responsables de que hechos como éste se produzcan.

—A. A. G.

 

< Volver