Autor: R. V.. 
   La policia, mediadora     
 
 ABC.    22/02/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LA POLICÍA, MEDIADORA

La Policía, que tradicionalmente se limitaba a vigilar e¡ orden público y a actuar como fuerza disuasoria

en los conflictos, ha modificado ahora sus fórmulas de acción. En Vitoria, un alto funcionarlo del Cuerpo

General de Policía ha ofrecido su mediación entre trabajadores y empresarios para intentar un acuerdo

satisfactorio entre ambas partes.

Aunque los trabajadores no han aceptado esta mediación. no par ello pierde su valor el hecho mismo del

ofrecimiento por cuanto supone un cambio en la actitud y procedimientos de actuación de las fuerzas del

Orden. Esta circunstancia. junto con las restantes acciones y reacciones que se producen en el conflicto,

hace pensar a los alaveses que su ciudad está siendo utilizada como campo de pruebas».

MILITARIZACIÓN.- Y continúan las militarizaciones. Primero fueron Correos de Madrid y RENFE y

ahora le ha tocado el turno a los bomberos y Policía Municipal de Barcelona. Las irregularidades en que

se había traducido el malestar de estos funcionarios y del resto de sus compañeros del Ayuntamiento de

Barcelona han sido atajadas. Pero la cuestión de fondo, las causas reales de intranquilidad y malestar

persistirán hasta que las autoridades aborden frontal-mente el tema en busca de soluciones. Esto es. tal

vez. lo que pretende la Ponencia de concejales creada para el estudio de los problemas de los

funcionarios.

LIQUIDACIÓN DE CONFLICTOS. — Aunque parezca mentira aún continúan latentes restos del

conflicto del mes de diciembre en Madrid. La situación ha ido arreglándose paulatinamente, y esta

semana dos nuevas empresas —Wafios y Vers— aceptaban la readmisión de todos sus despedidos.

Sin embargo, otras empresas, entre ellas Segasa, Plata Meneses y algunos pequeños talleres de la zona de

Getafe, se muestran intransigente? e intentan mantener a tocia costa las sanciones. Ni el encierro de once

empleados de Se-gasa, ni la huelga de hambre de Plata Meneses han servido, por el momento, para

propiciar posturas más flexibles y conciliadoras por parte de las empresas.

COFARES. — Un conflicto que inicialmente, según el Colegio de Farmacéuticos parecía amenazar al

suministro de medicamentos a las farmacias de Madrid y atentar contra la salud pública ha vuelto con el

tiempo a sus justas dimensiones: un problema salarial entre setecientos trabajadores y su empresa,

Cofares.

- R.V.

 

< Volver