Lo mejor de Janio     
 
 Pueblo.    28/03/1962.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Y HABLANDO DE TODO

LO MEJOR DE JANIO

LO mejor del desconcertante Janio Quadros es su célebre frase: "La segunda mitad de este siglo será el horno crematorio de la política de partidos."

Es curioso que esto lo haya dicho un político del caliente Brasil, inserta por geografía y por derecho en la caliente y pasional Iberoamérica, que ha caminado desde las primeras horas de su independencia por las trochas de la animosidad partidista y de las luchas de facción. Entre los europeos de vuelta de todos ios caminos —a excepción de nosotros—sólo se ha oído algo semejante a Bertrand Russell, pero envuelto en la imprecisión y el desapasionamiento de su humor inglés.

De todos modos, es absolutamente cierto que ya no le va al tiempo nuestro la política de partidos. Ya no se puede gobernar en nombre de unas ideas cuyo principal mérito reside no en su utilidad general, sino en su capacidad de oposición y animosidad frente a las ideas del contrario. La política de partidos necesita siempre un enemigo que le sirve de apoyo pasional para mover y conmover a las masas. El enemigo puede ser interno—partido de la oposición—, externo—nación o naciones que se suponen opuestas al desarrollo de la que se intenta gobernar—o abstracto t—capitalismo, imperialismo y otros ismos—. De todo esto tenemos ejemplos vigentes que se hallan en franco anacronismo con la cada vez más urgente necesidad de cpopera-ción y organización a escala planetaria. No se puede mantener como fundamento de un programa de gobierno un principio negativamente emocional de oposición y lucha, mientras en la práctica se entregan las riendas del Estado al pragmatismo rabioso de una tecnocracia deshumanizada, que no sabe hacerse popular por su excesiva especialización. No sé si Janio habrá querido decir tantas cosas, pero parece estar de acuerdo su intensa humanidad con la Idea de un gobierno de hombres para hombres. Para hombres no reducidos a masas, con sus reacciones instintivas, con sus emociones primarias.

 

< Volver