Orden público. 
 El personal de Estarta y Ecenarro repudia el secuestro  :   
 El Jurado de empresa solicita su pronta liberación. 
 ABC.    23/03/1976.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL PERSONAL DE ESTARTA Y ECENARRO REPUDIA EL SECUESTRO

El Jurado de empresa solicita su pronta liberación

San Sebastián, 22. (Cifra.)

Reprobar el secuestro de don Ángel Berazadi y rogar a sus autores que lo dejen libre cuanto antes ha

acordado el Jurado de empresa de Es-tarta y Ecenarro, de la que el señor Berazadi es director gerente.

El lunes era el primer día que trabajaban los obreros de esta empresa desde que fue llevado a cabo el

secuestro. La actividad laboral se desarrolló en la jornada con absoluta normalidad, salvo los trastorno*

ocasionados a nivel directivo.

Durante la mañana, la dirección se reunió con Jurado de empresa para comunicar, formalmente, la

desaparición del director gerente. Al final de la reunión, el Jurado, en una nota, acordó, por unanimidad,

condenar una acción de este tipo, solidarizarse con la familia y pedir a los secuestradores le liberen cuanto

antes.

Posteriormente a la reunión entre el Jurado y los directivos de la empresa, el subdirector general de

Estarta y Ecenarro. don Pedro M. Atristain, manifestó a Cifra que el director de la fábrica ha trabajado

siempre Intensamente con una dedicación total a la empresa, que en ocasiones llegó a perjudicar su vida

familiar, que es un hombre vinculado al país vasco —que es su alma— con hechos concretos. Ha sido

pionero en la creación de puestos de trabajo en la región. La atención informativa 60 ha centrado sobre

algunos signos externos, pero no se ha hablado de la dimensión de su trabajo y del esfuerzo diario.

A mediodía llegaron a la dirección de 1» empresa numerosas cartas y telegramas da repulsa, entre ellas

las de diecisiete sucursales de la empresa en distintos puntos de España.

Junto con los testimonios mencionados!, se han producido numerosas llamadas telefónicas, hasta el punto

de estar bloqueados durante toda la mañana los teléfonos de la fábrica.

La familia continúa reunida en «Villa Yeyette», en el barrio Inchaurrondo de la capital donostiarra, y

guarda silencio hacia los medios Informativos, ya que decidió, desde el primer día del secuestro, que toda

posible novedad sobre la desaparición del señor Berazadi fuera facilitada a través de la Policía.

 

< Volver