Autor: González Álvarez, Valentín. 
   No a los manejos     
 
 Pueblo.    23/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Momento SINDICAL

NO A LOS MANEJOS

Hace unos días se ha reunido en Cervera la Unió de Pagesos para, en principio, tratar de temas

relacionados con el campo, más concretamente con el campo catalán. Esta asociación, que pretende

agrupar a los campesinos catalanes, se vio sorprendida por algunos oradores durante su última reunión, al

comprobar, por una parte, la falta de información de los mismos, y por otra, el hecho de quienes más

ataques dirigían contra la actual Administración eran las personas que menos vinculación tenían con la

vida del campo.

Estos hechos motivaron que los participantes se pusieran en guardia y sintieran que algunas personas, en

cierta medida, estaban intentando manipularles y cambiar la orientación de su organización, puesto que

esas personas han convocado reuniones a lo largo de la geografía catalana empleando como bandera el

nombre de la Unió de Pagesos.

La repulsa hacia este hecho ha sido general, y los jóvenes empresarios agrícolas de la región han sido los

más radicales a la hora de poner en claro todos estos manejos, ya que las reuniones habían sido

convocadas por motivos netamente profesionales y como embrionarias de futuras asociaciones de

campesinos, que se han tratado de politizar con miras a la obtención por parte de algunos grupos del voto

mayoritario del campo.

UN PRESUPUESTO INSUFICIENTE

Por su parte, Luis Mombiedro de la Torre, que actualmente, como él mismo ha dicho, está haciendo un

curso de camarista, como representante de las cámaras agrarias (ya sin el apodo de sindical), en sus

últimos contactos con la Prensa ha resaltado de forma considerable la deficiencia actual del presupuesto

que anualmente dedica el Gobierno al campo, cuarenta y cuatro mil millones de pesetas, apenas un 6 por

100 del total. Según Luis Mombiedro, el dinero que se debería emplear tendría que ser un 16 por 100, en

la misma proporción que aporta el campo al producto nacional. De ser así. el campo debería recibir ciento

sesenta mil millones de pesetas.

En las actuales circunstancias, es muy probable que el campo no estuviese preparado para aglutinar todo

ese dinero de una vez; pero opina el señor Mombiedro que para que no se repita lo sucedido hace unos

años con el Ministerio de Educación, cuando su presupuesto superó por primera vez los cien mil millones,

la elevación del presupuesto dedicado al campo debería ser paulatina para conseguir, en cuatro o cinco

años, los ciento sesenta mil millones «que en justicia le corresponden».

AGITACIÓN ENTRE LOS FOTOGRAFOS

Ha terminado en la sede de la Organización Sindical de Madrid la Asamblea de los profesionales de la

fotografía. Las reuniones han sido sumamente agitadas, y, aunque al final de las mismas ha dimitido la

Junta de gobierno, lo cierto es que la mayoría opina que la solución a su problema no está en la dimisión

de unos señores, sino en algo más profundo, como son las exclusivas y las concesiones a determinados

sectores.

En general, se pide una mayor libertad de acción para todos y una regulación de los actuales sistemas de

exclusividad, sobre todo en iglesias y salas de banquetes.

CINCUENTA DÍAS DE PARO

La flota pesquera del Norte de España, concretamente de las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa, van a

cumplir los cincuenta días de paro. Sigue sin llegarse a un acuerdo entre empresarios y trabajadores.

Por lo que respecta, a las relaciones de los armadores con los patronos, maquinistas y marineros, el

problema se ha centrado ahora en los porcentajes a percibir por capturas. Actualmente estas personas

cobraban un sueldo y un porcentaje: pero los armadores han presentado la idea de que cobren únicamente

por porcentajes Algunos de ellos se han manifestado de acuerdo; pero las autoridades laborales no están

dispuestas a aceptar tal propuesta.

Pero mientras las cosas se solucionan, las pérdidas en cada puerto se elevan a unos diez millones de

pesetas, perdidas estas que se notan, naturalmente, en el resto de la vida ciudadana, ya que las compras

han descendido a todos los niveles.

Por otra parte, también se ha agravado el problema en las fábricas de conservas al negarse los empresarios

a subir los sueldos base de 1976 a más de un 10 por 100. considerando esta cifra como la real de la subida

del coste de la vida en el pasado año.

Esta actitud de tos empresarios ha obligado a la U. T T del Sindicato de la Pesca a realizar una consulta

oficial al Instituto Nacional de Estadística, de donde han respondido que. efectivamente, la subida había

sido superior al 19 por 100 (en la contestación figuran cifras y porcentajes exactos). Como los

empresarios no están dispuestos a subir esa cantidad los obreros han decidido no acudir a la huelga, pero

trabajan a rendimiento mínimo y se han negado a prestar servicios especiales, como eran las horas

extraordinarias Actualmente se trabaja intensamente en el tema para conseguir de inmediato la solución

que todos desean: pero que no parece sencilla.

Valentín GONZÁLEZ ÁLVAREZ PUEBLO 23 de febrero de 1977

 

< Volver