El señor Fraga anuncia:. 
 Reforma del código penal y amnistía     
 
 Informaciones.    02/01/1976.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL SEÑOR FRAGA ANUNCIA: REFORMA DEL CÓDIGO PENAL Y AMNISTÍA

EN EL MINISTERIO DE JUSTICIA SE ESTUDIAN LOS PROBLEMAS «SUBYACENTES»

(ASOCIACIÓN ILÍCITA Y PROPAGANDA ILEGAL)

DON Manuel Praga Iribarne, vicepresidente del Interior, anuncia, en declaraciones al «New York

Times», una amnistía en España, «pero sólo después de introducir cambios en el Código Penal y en la ley

Antiterrorista». El señor Praga subraya que esto «lo vamos a hacer, pero con cuidado: necesitamos una

ley, no podemos improvisar».

Estas importantes declaraciones del señor Fraga, en las que desvela en parte el programa del Gobierno del

Rey, programa que será presentado a las Cortes por el presidente Arias este mismo mes, concuerdan con

las revelaciones del ministro de Justicia, don Antonio Garrigues, en Galicia. El Gobierno —ha

puntualizado el señor Garrigues, saliendo al paso de la Interpretación de sus primeras declaraciones hace

unos días— no ha entrado hasta el momento en el estudio y consideración de la amnistía» pero —indica

el ministro— «en el Ministerio de Justicia están siendo estudiados a fondo los problemas subyacentes,

relativas a ciertos delitos de convicción política».

Es decir, el Gobierno tiene el propósito de decretar una amnistía, pero previamente tiene que preparar las

reformas necesarias y es en lo que está embarcado. Esta parece la interpretación obvia. A este propósito,

el señor Fraga revela que «en los próximos uno o dos meses» el Gobierno introducirá cambios

constitucionales en lo que se refiere a las elecciones legislativas. También es propósito del Gobierno

concreta el vicepresidente— revisar dos o tres artículos del Código Penal, para hacer desaparecer

determinados delitos. Entre estos delitos menciona los de asociación ilícita y propaganda ilegal Pueden

muy bien ser éstos, entre otros, los temas «subyacentes» que se estudian a fondo en el Ministerio de

Justicia.

El señor Fraga se muestra implacable con los extremismos de derecha y de izquierda, y cree que la

democracia es posible en España «sin romper ni destruir nada». Don Antonio Garrigues, por su parte,

hace notar en sus declaraciones que el estudio sobre los delitos de convicción política se está preparando

en el Ministerio de Justicia «con la debida prudencia política y sin dejarse afectar por coacciones de

ninguna especie»

Otro ministro español que ha expresado sus opiniones públicamente es el señor Solís, titular de Trabajo.

A su juicio —las declaraciones son a la revista alemana «Quick»—, las fuerzas políticas dominantes en

España se configuran en el centroizquierda, «donde está la mayoría de los hombres del Movimiento

Nacional. E] señor Solís se muestra partidario de la «huelga legal, no revolucionaria» y de la

nacionalización de algunos sectores, aunque precisa que él no es socialista. En el aspecto político, cree

que Europa debe abrir los ojos, porque «una España comunista o anarquista no serviría a Occidente».

 

< Volver