En una encuesta de Ya. 
 Opinan varios abogados sobre el último indulto     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EN UNA ENCUESTA DE «YA»

OPINAN VARIOS ABOGADOS SOBRE EL ULTIMO INDULTO

MADRID, 28. (INFORMACIONES.)—«El decreto de indulto es absolutamente coherente y consecuente

con las disposiciones penales anteriores. En especial coincide con el decreto-ley antiterrorismo al que

expresamente se refiere. Partiendo de dicho decreto-ley, nos encontramos con que el indulto no alcanza a

la mayoría de quienes sufren penas privativas de libertad por su adscripción a los sectores de la oposición.

Creo que ana medida real de amnistía o indulto no hubiera sido coherente ´sin una previa derogación del

decreto-ley sobre el terrorismo, ley* de Orden Público y determinados artículos del Código de Justicia

Militar y Código Penal.» Esto dice en torno al decreto de indulto don Enrique Castro, abogado

especializado en temas administrativos, en una encuesta sobre el tema que publica hoy el diario ya

Para con Antonio Garrigues y Díaz Cañábate, «el decreto dado por don Juan Carlos es mucho más

generoso que el anterior Indulto de 1971, con ocasión del treinta y cinco aniversario del Régimen de

Franco, En cambio, hay que hacer notar qué hace cuatro años se comprendieron en el indulto los delitos

monetarios; en el actual son excluidos, juntamente con el terrorismo».

A juicio del profesor Mosquete Marín (Derecho Penal de la Universidad de Madrid): «Como abogado

criminalista, a mi el decreto de indulto me parece bien. Es un indulto amplio, que ha superado todos los

anteriores.» Opina que debería haber comprendido los delitos monetarios y «las penas restrictivas de

libertad». «Yo espero —dice también— que se realice una mayor precisión sobre delitos políticos.»

Para don Eduardo García de Enterria, catedrático de Derecho Administrativo, el indulto decretado «ha

constituido una decepción. Creo que estamos en condiciones muy semejantes a las anteriores a la

aparición del indulto. Es decir, los presos políticos van a ver benencianos en una medida mínima, lo cual

no está justificado en las actuales circunstancias». Alude también a la falta de mención a las sanciones de

tipo administrativo y recuerda, por ejemplo, «el caso de revistas que se encuentran suspendidas.

El señor Pedreí Rius, decano del Colegio de Abogados y presidente del Consejo General de la Abogacía,

afirma que está haciendo gestiones para que por parte oficial se dé una aclaración del contenido del

decreto, porque «varios artículos son imprecisos», y añade: «Pensamos que la interpretación que se dé al

indulto debe ser lo más generosa posible. Un punto fundamental a explicar es qué se entiende por

terrorismo a tos efectos del indulto.»

En opinión del abogado don Eduardo del Campo, «las reducciones que se hacen de las penas son muy

¡imitadas» y «las restricciones de los beneficiados son, en cambio, muy amplias. En este contexto

añade—, el decreto no responde a la proclamación de principios que se hace en preámbulo»;

 

< Volver